Negociaciones electorales

Albert Rivera insta a Mariano Rajoy a examinar lo que el PP necesita para lograr apoyos

El líder de Ciudadanos reclama en el País Vasco el “voto útil” para moderar al nacionalismo.

Albert Rivera saluda a Nicolás de Miguel, candidato de C's en el País Vasco.

Albert Rivera saluda a Nicolás de Miguel, candidato de C's en el País Vasco. EFE

  1. Albert Rivera
  2. Vitoria
  3. País Vasco
  4. Acuerdo PP-Ciudadanos
  5. Pactos electorales

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, no ha querido insistir este sábado en Vitoria de forma tan explícita en el mensaje enviado al PP ayer en el hemiciclo sobre la necesidad de buscar una alternativa “viable” a la candidatura de Mariano Rajoy a la presidencia del Gobierno. Lo ha hecho de forma más sutil, llamando al propio presidente en funciones y a su partido a reflexionar sobre las causas que le impiden sumar los apoyos suficientes para la investidura y poniendo el interés de los españoles por encima de “cualquier sillón”.

Durante su participación en un acto de precampaña de las elecciones vasca al aire libre en el centro de la ciudad, Rivera ha insistido en dos ocasiones en que Rajoy y el PP debe “ceder, negociar y preguntarse por qué no tiene apoyos y qué necesita para conseguir, después de ganar las elecciones, gobernar con una mayoría estable”.

Su llamamiento se ha dirigido con la misma insistencia al líder socialista, Pedro Sánchez, quien debe “salir del ‘no es no´” y “ponerse a trabajar” para empezar a deshacer el bloqueo de la política institucional española que aboca a una nueva convocatoria a urnas.

“No hay sillón que esté por encima”

Rivera considera que el PP y el PSOE están “obligados” a entenderse y les ha instado a que dejen atrás los “personalismos” y “trabajen en las próximas semanas” para lograrlo y evitar unas terceras elecciones, que “no es una opción creíble y respetable para el conjunto de los españoles”.

“Ya basta de bloquear este país señor Sánchez, señor Rajoy. No hay sillón que esté por encima del conjunto de los españoles”, ha asegurado el presidente de la formación naranja, en la que en sintonía con su discurso en el Congreso podría entenderse como una apelación a que el presidente del PP renuncie a su candidatura.

Ciudadanos quiere seguir jugando un papel central en la política española y se muestra como ejemplo de la flexibilidad que demanda a los dos grandes partidos, por su capacidad demostrada de pactar con uno y otro, mostrándoles el camino del acuerdo. “Existe un espacio común, que es el centro”, ha señalado su presidente al recordar que de las 150 medidas suscritas entre C´s y PP cien estaban incluidas también en el pacto alcanzado con el PSOE. Rivera ha sugerido que esas reformas se utilicen como punto de encuentro entre ambas formaciones, comprometiendo la adhesión de su partido si así sucede.

Críticas a Soria

En su discurso ha tenido también cabida la crítica acerada a la designación del exministro de Industria, José Manuel Soria, como representante de España en el Banco Mundial. “No había otro español que proponer(…) De verdad que no hay ningún español que pague sus impuestos, no hay ninguno que cumpla sus obligaciones tributarias”, ha ironizado sobre la decisión de elegir a quien tuvo que dimitir del Gobierno por su aparición en los papeles de Panamá.

Ciudadanos pedirá explicaciones a Rajoy en el Congreso por este nombramiento, considerado por Rivera como “una prueba” de que ni el PP ni el PSOE “se regenerarán” por sí mismos y una evidencia que justifica la propia existencia de un “partido independiente” como el que preside que lucha por el cambio y contra la corrupción.

“No hay que escoger entre España y el País Vasco”

Rivera ha utilizado las referencias a la política española y la “decisiva” labor que realiza la formación naranja, su capacidad de bisagra, para reivindicar el espacio de “moderación y centro” alejado de “las dos Españas” también en el País Vasco.

Ante un escenario improvisado junto al Monumento de la Batalla de Vitoria, que conmemora la victoria frente a las tropas napoleónicas en 1813, y un menguado auditorio que no llegaba a las 150 personas, fiel reflejo de las dificultades de implantación de C´s en la comunidad autónoma donde gobierna el PNV, el líder de la formación naranja ha obviado su oposición al Concierto Económico, columna vertebral del autogobierno vasco, para reclamar el “voto útil” que ejerza de contención al nacionalismo radical.

El reto de C´s, que obtuvo más de 40.000 votos el 26-J, es ocupar el espacio electoral de UPyD y lograr que al menos su cabeza de lista en Álava, Nicolás de Miguel, acceda al Parlamento vasco, cuya composición mayoritariamente partidaria del derecho a decidir augura una legislatura compleja con el encaje territorial del País Vasco en España de nuevo encima de la mesa.

A ese escenario se ha referido Rivera, incidiendo en “la tentación” que puede tener el PNV de “seguir los pasos” de Bildu e iniciar un proceso soberanista como el emprendido en Cataluña por Convergencia. Por ello ha pedido al partido de Ortuzar que clarifique su posición ante el electorado y que diga “si va a defender” un referéndum de independencia, “según anuncian en su programa electoral”, o va a optar por formar parte de “la gobernabilidad y la estabilidad” de Euskadi y España.

Ciudadanos se presenta como una formación “decisiva” para moderar la política en el País Vasco y reivindica su presencia en el Parlamento para que las mayorías que se constituyan no sean independentistas sino “moderadas, de centro”, que hagan políticas “sensatas” para la clase media y trabajadora y que pretendan “reformar, pero no romper España”.

“No hay que escoger entre el País Vasco y España. Esa es la falsedad, el error, que han inventado los nacionalistas”, ha expuesto Rivera, que ha abogado por una comunidad autónoma “donde nadie se sienta excluido, nadie pida perdón por hablar una lengua u otra y nadie tenga que dar explicaciones sobre cómo qué es y cómo se siente”.

Ha advertido, finalmente, de que si en las elecciones vascas triunfan “los extremos” la situación de bloqueo de la política española podría trasladarse al País Vasco y se ha comprometido a ser una “pieza útil” para su desbloqueo.

En su despedida ha aludido al lema con el que C´s concurre a estas elecciones, “Europeos del sur, españoles del norte, vascos del centro”, como el mejor resumen de las posiciones de su partido. El traslado a su cartelería de campaña es la imagen de un corazón en el que comparten espacio las banderas europea, española y vasca.