Cataluña

El Parlament aprueba poner en marcha la separación de Cataluña

Junts pel Sí y la CUP piden y ganan la votación con su mayoría de 72 escaños en la cámara. 

Junqueras, Puigdemont, Romeva y Forcadell, en una imagen de archivo.

Junqueras, Puigdemont, Romeva y Forcadell, en una imagen de archivo. Efe

  1. Cataluña
  2. Tribunal Constitucional

El Parlament ha decidido este miércoles iniciar el proceso de "desconexión" de Cataluña de España. Junts pel Sí y la CUP han hecho valer la mayoría absoluta de 72 escaños de la que disponen en la cámara para incluir en el orden del día la votación sobre las conclusiones de la comisión sobre el proceso constituyente. Con los mismos apoyos, los independentistas han respaldado el documento, que incluye el diseño de un "mecanismo unilateral de ejercicio democrático". 

En el momento de la votación, Ciudadanos y el PP han abandonado el hemiciclo. El PSC se ha quedado, aunque no participaron. Los 11 de Catalunya si que es pot, marca de Podemos e ICV en la cámara, fueron los únicos votos en contra. 

El debate y la votación han sido metidos con calzador en el pleno que se celebra desde este martes. Además, son un desafío en toda regla al Tribunal Constitucional, que anuló tanto la resolución independentista del año pasado en virtud de la cual se creó la comisión del proceso constituyente como la posibilidad de que sus conclusiones fueran objeto de una votación en el pleno.

Marta Rovira, número dos de ERC y portavoz de Junts pel Sí en el Parlament, fue la encargada de defender que el llamado proceso constituyente es un "ejercicio democrático para desconectar". "Queremos un país construido por todos y para todos", pidió. "No nos amenacen, no pierdan el tiempo. Ya habrían de saber que nosotros no tenemos miedo. Por la independencia de la República Catalana. Sin miedo lo conseguiremos", dijo por su parte Gabriela Serra, portavoz de la CUP. 

C's: "golpe a la democracia"

Según la portavoz de Ciudadanos, el desafío al TC es un "auténtico golpe a la democracia" porque es una "flagrante vulneración" a la legalidad. Los independentistas están "desconectados de la realidad", según ella. “Estas conclusiones son un desarrollo claro del 9-N. Votar esto significa pasarse la justicia por el Arco de Triunfo", según ella. 

Para el líder del PSC, Miquel Iceta, la votación supone un "enfrentamiento directo" entre el Parlament y el Estado y que el Estatut de Cataluña ha sido derogado de facto. "No les va a salir gratis. El Estado de Derecho actuará. Tardará más o menos. Tengo la intuición de que en este caso tardará menos", ha dicho el líder del PP catalán, Xavier García Albiol.

Reacción inmediata del Gobierno

La reacción no se ha hecho esperar. El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha dado instrucciones a la Abogacía del Estado para que actúe a través de un incidente de ejecución que será elevado al Consejo de Ministros este viernes 29. 

Además, se ha puesto en contacto con los principales líderes políticos para informarles de los pasos que va a dar el Ejecutivo en funciones, informa Europa Press. 

"Nadie tiene derecho a situar al parlamento de Cataluña fuera de la ley", ha dicho por su parte Pedro Sánchez en una rueda de prensa en Ferraz.