Pedro Sánchez, a su llegada al congreso del PSOE.

Pedro Sánchez, a su llegada al congreso del PSOE. EFE

España CONGRESO DEL PSOE

Aclamado y sin oposición interna: el paseo de Sánchez en el congreso del PSOE

Zapatero, Rubalcaba y Almunia acompañan al nuevo líder. Díaz promete apoyarle pero le recuerda que no hay "mayoría alternativa" a Rajoy. 

Daniel Basteiro

El congreso del PSOE es un paseo para Pedro Sánchez. Este sábado y domingo, el principal partido de la oposición celebra un cónclave en el que casi 1.000 delegados votarán los nuevos órganos y documentos estratégicos del partido. Pero lo que habitualmente es un rifirrafe hasta la madrugada que desemboca en un pacto sobre los miembros de la Ejecutiva entre los secretario general y los barones carece de todo suspense.

El equipo de Sánchez ha ido filtrando los principales nombres a lo largo de la semana. Son todas personas de su confianza y, a falta de algún nuevo nombre, la integración de rivales se reduce al presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, y Patxi López, ambos para responsabilidades relacionadas con el diseño territorial del Estado.

A la entrada al congreso, que se celebra en el Palacio Municipal de Congresos de Madrid, los principales detractores de Sánchez dejaron claro que venían en son de paz. Él entraba siendo ovacionado y asegurando estar "muy ilusionado". Junto a él, la nueva presidenta del PSOE, Cristina Narbona, su número dos, Adriana Lastra, y el nuevo secretario de Organización, José Luis Ábalos.

Al primer día del congreso acuden también José Luis Rodríguez Zapatero y Alfredo Pérez Rubalcaba, predecesores de Sánchez en el cargo, aunque no estarán este domingo, en el gran mitin abierto a los militantes en el que se espera la asistencia de 8.000 personas. 

Díaz, en son de paz

Su rival en las primarias, Susana Díaz, avanzó que estará de acuerdo con el equipo de Sánchez. "Me va a parecer bien", ha dicho, y el partido saldrá "fortalecido" porque "ha habido una participación enorme de compañeros y eso significa que el PSOE está vivo y da un ejemplo de democracia interna al resto de partidos". "Ahora toca que el PSOE salga con ganas y fuerza para volver a ganar", ha añadido. Eso sí, también ha advertido a Sánchez de que no hay una "mayoría alternativa" en el Congreso de los Diputados para echar a Mariano Rajoy. 

"Me he propuesto que este Congreso sea donde no nos enzarcemos a la primera de cambio ni haya mal rollo", ha dicho Emiliano García-Page, presidente de Castilla-La Mancha. 

Sánchez, con Ábalos, Lastra y Narbona, saludan al congreso antes de su comienzo.

Sánchez, con Ábalos, Lastra y Narbona, saludan al congreso antes de su comienzo. Jorge Barreno

El congreso del PSOE lo preside Luis Tudanca, líder de los socialistas de Castilla y León, y en la mañana han intervenido miembros de ONG e invitados internacionales. A partir del mediodía y durante toda la tarde, los delegados debaten sobre los contenidos programáticos, aunque tampoco ahí hay mucho suspense. Se espera un debate acalorado sobre la gestación subrogada y la plurinacionalidad del Estado defendida por Sánchez, pero los aspectos más polémicos sobre la organización del partido quedarán para una conferencia posterior.