Los que vieron el vídeo

La joven de Pozoblanco quiere que declare toda la 'manada' del Prenda

Pide identificar a la veintena de contactos a los que mandó las imágenes del presunto abuso sexual.

Los cinco sevillanos detenidos en San Fermín acusados de violación.

Los cinco sevillanos detenidos en San Fermín acusados de violación.

  1. Pozoblanco
  2. Abusos sexuales
  3. San Fermín

La 'manada' al completo ante la juez. Este es el deseo de la joven que denunció el presunto abuso sexual en Pozoblanco (Córdoba) por el que están siendo investigados cuatro de los cinco sevillanos acusados también de una violación múltiple en Pamplona. La 'manada' -como ellos mismos se denominan- eran más. La integraban más personas, como acreditan los chats en los que compartían, entre otros documentos, el vídeo que grabaron del abuso sexual dentro de un coche. Ahora esta chica pide a la juez que todos los que vieron en esas imágenes expliquen en el Juzgado su contenido.

Fuentes del entorno de los acusados explican que la 'manada' la integran un total de siete 'lobos'. Se trata de José Ángel Prenda Martínez, ‘El Prenda’ o ‘Kartman’; Alfonso Jesús Cabezuelo Entrena, ‘Arfon’ (militar); Antonio Manuel Guerrero Escudero (guardia civil) y su primo Jesús Escudero Domínguez, ‘Escu’, peluquero de profesión. Estos cuatro permanecen en la cárcel desde el pasado 7 de julio cuando fueron arrestados por la presunta violación múltiple de San Fermín. Los cuatro declararon el pasado viernes por videoconferencia desde prisión por los hechos de Pozoblanco.

Los siete 'lobos'

Para completar la 'manada' hay que sumar otros tres nombres: 'Jairo', 'Cali' y 'Luisda'. Todos ellos labraron su amistad al coincidir en los barrios Madre de Dios o el Cerro del Águila de Sevilla y también en el Colegio Juan Neponucemo Rojas. El quinto detenido en Pamplona, Ángel Boza, era un conocido, pero no se considera que forme parte del grupo.

'El Prenda' y sus 'lobos' tenían un chat llamado 'Manada' en el que a las 7.45 horas del pasado 1 de mayo (la noche que salieron de fiesta en Córdoba) el guardia civil compartió el vídeo en el que se aprecia a cuatro miembros del grupo en el interior de un vehículo hacer varios tocamientos en el pecho de una joven que permanece inconsciente en el centro del asiento de atrás. "Vino de follarse a la bella durmiente. Perdimos el salto de hacer algo histórico tío", escribió 'El Prenda' a continuación.

Ese vídeo es la prueba principal por la cual están siendo investigados en el Juzgado de Instrucción número 1 de Pozoblanco por un presunto caso de abuso sexual por el que podrían ser condenados de uno a tres años. Según informan a este periódico fuentes jurídicas, la petición de que declaren todos los que vieron las imágenes tiene por objeto contrarrestar la estrategia de los acusados, que han pedido la nulidad del vídeo y de los whatsApp intervenidos. En caso de que esa prueba no pueda ser tenida en cuenta, la presunta víctima quiere al menos contar con los testimonios de quienes vieron el vídeo. Por ello ha pedido identificar a todos los integrantes de los chats.

Se compartió en dos chats

La petición de nulidad está motivada en que tanto las imágenes como los whatsApp  fueron aportados a la causa de forma ilícita por la Policía Foral de Navarra en el marco de su investigación por la presunta violación de San Fermín. Alegan los acusados que ese cuerpo autonómico no tiene competencias en Córdoba y que debería haber sido el Juzgado de Instrucción número 1 de Pozoblanco, que investiga los hechos, quien debiera haber encargado a un cuerpo policial en esa jurisdicción que realizase las pesquisas.

En caso de que la jueza de Pozoblanco acepte la petición de la joven, serían cerca de una veintena de personas las que tendrían que acudir a dar su versión del contenido del vídeo ya que la 'manada' lo compartió también en un segundo grupo llamado 'Peligro' en el que había un total de 21 personas, incluyendo los cinco que viajaron a San Fermín. En este caso fue 'El Prenda' quien compartió el vídeo en este segundo grupo más numeroso a las 7.52 minutos del 1 de mayo. Los comentarios de los integrantes del chat fueron en tono de mofa y en ellos se llegó a comparar a la joven con Marta Castillo, la chica sevillana asesinada en 2009 en Sevilla.