Crimen en Guadalajara

El descuartizador de Pioz será juzgado por un jurado popular

El asesino de la familia brasileña continúa en la prisión de Alcalá Meco a la espera de la fecha del juicio.

Patrick Nogueira, el asesino de Pioz, a su salida de la comandancia de la Guardia Civil de Barajas.

Patrick Nogueira, el asesino de Pioz, a su salida de la comandancia de la Guardia Civil de Barajas.

  1. Pioz
  2. Guadalajara (Provincia)
  3. Asesinatos

Nueve personas y dos suplentes conformarán el jurado popular que determinará un veredicto en el juicio de Patrick Nogueira Gouveia, el descuartizador de Pioz, quien asesinó a su tío Marcos, su tía Janaína y a sus sobrinos de 1 y 4 años el pasado 17 de agosto. Fuentes del caso han confirmado a EL ESPAÑOL que, aunque se trataba de algo esperado por las partes, no se ha notificado hasta este viernes al mediodía. 

Fue el fiscal superior de Castilla-La Mancha, José Martínez, quien anunció que iba a solicitar este procedimiento a cierre de la instrucción del caso. Debido al tipo de delito, Martínez aseguró ante los medios que no cabía ninguna otra opción por la naturaleza "trágica" del mismo. 

Sin embargo, en el caso quedan todavía flecos por resolver: sin ir más lejos las autopsias de los cuerpos. Por otro lado, a la espera del juicio, Patrick y su abogado proseguirá con una estrategia de defensa que ya dejó entrever el propio detenido cuando declaró ante la Guardia Civil nada más ser detenido en Barajas a su llegada de Brasil.

La amnesia, ese supuesto olvido de detalles e instantes trascendentales en la investigación son la prueba, según fuentes del caso, de que el descuartizador trata de que en el juicio se justifiquen sus actuaciones partiendo de la base de un problema mental. De hecho, la defensa del acusado está en proceso de solicitar un informe pericial del estado mental de Patrick. El propio detenido y confeso asesino de la familia reconoció en sus declaraciones ante las autoridades que ya acudió al psicólogo en anteriores ocasiones, todas ellas en Brasil cuando era menor de edad. 

Patrick en la cárcel

A las diez de la mañana del pasado miércoles, Patrick Nogueira volvió a la escena del crimen, esa que abandonó a las seis de la madrugada de un 18 de agosto tras descuartizar a sus tíos e introducirlos junto a sus sobrinos muertos en seis bolsas de plástico dejándolas en el salón del chalet 594 de la urbanización la Arboleda. Su declaración en la escena del crimen no distó demasiado de lo que le contó a la Guardia Civil y al juez tras su detención.

Hasta allí fue también Walfran Campos, hermano del fallecido Marcos y tío del propio asesino confeso. Vestido de negro y con gafas de sol, Walfran no pudo sino reconocer la cantidad de preguntas que tenía para con Patrick. "¿Por qué has hecho eso?". 

Los jurados populares

En los últimos años los juradores populares han jugado un papel trascendental en distintos casos que se han vuelto mediáticos en España. Sin ir más lejos, fueron sendos jurados populares los que condenaron tanto a los padres de Asunta Basterra como responsables del asesinato de su hija como a José Bretón por el asesinato de sus hijos, Ruth y José. 

Entretanto, Patrick espera su hora en la prisión de Alcalá Meco. Allí se encuentra recluido bien vigilado, incluso con un "preso sombra" o interno de apoyo que le vigila constantemente desde la celda contigua a través de una ventana enorme de cristal.