Jorge Fernández Díaz

Jorge Fernández, el ministro de las canonizaciones

Es el que más veces ha ostentado la representación del Gobierno en actos religiosos en el Vaticano, donde ha viajado ya siete veces, la última el pasado domingo.

Jorge Fernández, en la canonización de los Papas Juan XXIII y Juan Pablo II

Jorge Fernández, en la canonización de los Papas Juan XXIII y Juan Pablo II

  1. Jorge Fernández Díaz
  2. Gobierno de España
  3. Ciudad del Vaticano
  4. Iglesia Católica
  5. Papa Francisco

El ministro del Interior, Jorge Fernández, se desplazó el pasado domingo al Vaticano como presidente de la delegación oficial que asistió a la ceremonia de canonización del beato sevillano Manuel González García (1877-1940), obispo de Málaga y Palencia, al que se atribuye el milagro de la curación de una mujer afectada por un linfoma agresivo.

Miembro del Opus Dei, aficionado a conceder medallas policiales a la Virgen y protagonista del documental El colibrí, en el que narró su "conversión" a la fe católica, Fernández Díaz es el miembro del Gobierno que más veces ha ostentado la representación del Ejecutivo en actos en el Vaticano, donde ha viajado siete veces.

En febrero de 2012, sólo dos meses después de ser nombrado responsable de Interior, Fernández Díaz asistió al consistorio en el que Benedicto XVI proclamó cardenal a Santos Abril Castelló.

"España será cristiana o no será"

En octubre de ese año regresó a Roma para participar en la ceremonia de canonización de la beata Carmen Sallés. Durante un discurso que pronunció en la cena de gala ofrecida por el embajador en el Palacio de España, el ministro manifestó, según dijeron a la agencia Efe fuentes diplomáticas, que "citando la frase del que fue obispo de Vic, Josep Torras i Bagés, en la que afirmó que 'Cataluña será cristiana o no será', yo añadiría que España será cristiana o no será, y también quisiera decir que Cataluña sin España no sería Cataluña y España sin Cataluña no sería España".

El 19 de marzo de 2013 participó en la misa de inauguración del pontificado del Papa Francisco. El 27 de abril de 2014 presenció la canonización de los Papas Juan XXIII y Juan Pablo II, lo que calificó de "un momento único en la historia de la Iglesia, por tanto, de la humanidad". Regresó el 19 de octubre de 2014 con motivo de la beatificación de Pablo VI y el 16 de octubre de 2015 para la canonización de María de la Purísima de la Cruz (1926-1998), a la que se atribuye la curación milagrosa de un armado de la Centuria Macarena.

En España, el ministro ha asistido a la beatificación de 522 mártires de la guerra civil en Tarragona (13 de octubre de 2013), a la beatificación de Álvaro del Portillo, prelado del Opus Dei, en Madrid (27 de septiembre de 2014) y a la beatificación en Gerona de las religiosas Fidela Oller, Facunda Margenat y Josefa Monrabal, el 5 de septiembre de 2015.

En diciembre de ese año se estrenó un documental dirigido por Francisco Campos Barba en el que el titular de Interior es uno de los protagonistas. En él vuelve a referirse al episodio que el propio Fernández Díaz denomina como "conversión" a la fe católica, del que ya había hablado en una entrevista al semanario Alba en 2009.

La política, "campo para el apostolado" 

En 1991 me encontraba de viaje oficial en Estados Unidos, invitado por el Departamento de Estado. Un fin de semana nos llevaron a Las Vegas. Allí, por medio de un gran amigo, que sin duda fue un instrumento de la providencia de Dios, Él salió manifiestamente a mi encuentro. Lo recuerdo y pienso en san Pablo: 'Donde abundó el pecado, sobreabundó la Gracia'", relató Fernández Díaz.

Cuando el entrevistador del semanario le pregunta "cómo vive la política", Jorge Fernández responde: "Como un magnífico campo para el apostolado, la santificación y el servicio a los demás, como mi vocación personal y específica, el lugar donde Dios quiere que esté. Para un católico, dedicarse a la política, aquí y ahora, es un reto apasionante".