Caso Gürtel

La contradicción de Correa: exonera a Cascos pero implica a Fomento

El cabecilla de la trama Gürtel desmiente a la UDEF, que siempre sospechó del ex ministro y ex secretario general del PP.

Francisco Correa durante su declaración en el juicio

Francisco Correa durante su declaración en el juicio

El empresario Francisco Correa ha insistido durante los dos días que lleva declarando ante el tribunal que juzga el caso Gürtel en que Francisco Álvarez-Cascos, secretario general del PP entre 1989 y 1999, vicepresidente del Gobierno durante cuatro años (1996-2000) y ministro de Fomento otros cuatro (2000-2004), no tiene nada que ver con la trama de corrupción.

"PAC no es Paco Cascos", dijo el jueves Correa cuando la fiscal Concepción Sabadell le mostró las hojas intervenidas al contable de la trama, en las que aparecen de forma recurrente repartos de dinero entre "PAC" (otras veces "Pac", "P.A.C" o "PC"), LB, S (o "JS"), "GG" o "JM".

Uno de los manuscritos del contable de Correa, incorporado a un informe de la AET

Uno de los manuscritos del contable de Correa, incorporado a un informe de la AET

Correa no ha tenido reparo alguno en desvelar que detrás de estas últimas siglas están Luis Bárcenas, Jesús Sepúlveda, Gerardo Galeote o Jesús Merino, pero ha dejado fuera a Cascos. "PAC no es Paco Cascos", ha dicho el cabecilla de la trama el viernes, cuando la fiscal ha vuelto a la carga sobre la mismo asunto.

En 2014, la UDEF entregó al juez que entonces instruía la causa, Pablo Ruz, un informe en el que afirmaba que "Pac" o "PC" es Correa, por su nombre Paco. Sin embargo, la Policía mantiene que "P.A.C." o "PAC" es Álvarez Cascos, sospecha que ya surgió cuando estalló el caso Gürtel en 2009.

Para la UDEF, la persona cuya identidad se oculta bajo las siglas P.A.C. estaría  "vinculada al reparto de beneficios generados con motivo de la ejecución de acciones de las campañas electorales de los años 2003 y 2004".

Las cantidades se ingresaron en base a un contrato de prestación de servicios publicitarios para el PP firmado por parte de la sociedad Rialgreen S.L. "Existen varios elementos que, una vez integrados de forma conjunta, permiten inferir de forma indiciaria que la persona que está detrás del acrónico P.A.C. se estaría refiriendo a Francisco (Paco) Álvarez Cascos", recogía la Policía.

La tesis policial nunca se ha confirmado y Correa la ha desmentido por activa y por pasiva durante la vista oral. El jueves se escuchó en la sala una conversación grabada subrepticiamente por José Luis Peñas, el ex concejal de Majadahonda que denunció el caso, en la que se oye a Correa afirmar que "sabe dónde guarda el dinero Paco Cascos". "Lo diría con una copa de vino", ha zanjado el acusado durante el juicio.

Amigos

La persistente exoneración de Álvarez-Cascos se interpreta en la sala en clave personal: Correa y el ex ministro han sido muy amigos, hasta el punto de haber realizado juntos viajes de placer. El empresario empezó a trabajar en el PP justo en la época en la que Cascos era el poderoso secretario general del partido, cargo que desempeñó durante 10 años.

Correa ha admitido en el juicio que intermedió entre grandes empresas que aspiraban a la adjudicación de contratos públicos y el ex tesorero del PP Luis Bárcenas, "que hacía las gestiones con el oportuno Ministerio. Si se conseguía la obra, yo le llevaba el 2 o 3% de la obra a Génova".

"¿Qué Ministerios?", ha preguntado la fiscal. Según Correa, eran "diversos" pero, en concreto, ha citado Medio Ambiente y Fomento. Los amaños de las adjudicaciones se prolongaron de 1996-97 a 2003-2004, precisamente en la época en la que Álvarez-Cascos estuvo al frente de Fomento, sucediendo a Rafael Arias Salgado.

Carreteras, autopistas o contratos relacionados con el AVE estaban entre las inversiones millonarias en cuya adjudicación intervino la trama sin que, según Correa, el máximo responsable del Ministerio se enterara.