Portugal

Puigdemont: "La relación entre España y Portugal es un modelo para una Cataluña independiente"

Desde Oporto, Puigdemont dice sentirse aludido por los elogios de Rajoy a las excelentes relaciones hispano-lusas.

Saludo "cordial" entre Rajoy y Puigdemont en Oporto

Saludo "cordial" entre Rajoy y Puigdemont en Oporto

  1. Portugal
  2. Mariano Rajoy Brey
  3. Carles Puigdemont
  4. Oporto
  5. Cataluña
  6. Joan Miró

La cultura tiende puentes, pero era inevitable que un evento que contara con la presencia del presidente en funciones del Gobierno, Mariano Rajoy, y del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, tuviera lugar sin que surgiera alguna polémica. Ambos acudieron a la ciudad portuguesa de Oporto la tarde del viernes para asistir a la inauguración de 'Joan Miró: Materialidad y Metamorfosis', exhibición de la Fundación Serralves en la que se muestran 77 obras del genio catalán al público general por primera vez.

Rajoy fue el invitado de honor al evento, al que acudió invitado por el primer ministro luso, el socialista António Costa, y el presidente de la República Portuguesa, Marcelo Rebelo de Sousa. Puigdemont, por su parte, fue invitado como representante político de la Cataluña natal de Miró.

Durante su intervención como invitado de honor, Rajoy habló de las excelentes relaciones entre Portugal y España, dos países que comparten no sólo la península ibérica, sino también un destino común dentro de la Unión Europea.

"Nuestra convivencia ibérica es un ejemplo poderoso"

"Nunca nuestras economías, nuestras sociedades, nuestras culturas y nuestros ciudadanos han estado más conectados", afirmó Rajoy. "Nuestra convivencia ibérica es un ejemplo poderoso y un gran mensaje que enviamos al resto de las naciones y nuestro deber como gobernantes, pero, ante todo, como ciudadanos, es dar continuidad a esa gran labor y a esa relación tan fecunda".

Sin embargo, Rajoy contrarrestó la imagen de la felicidad ibérica al hablar de los peligros del separatismo, comentarios que muchos vieron como una referencia indirecta a Puigdemont.

"La integración, la interconexión, la unión, son los signos de la historia en nuestro tiempo pero,sobre todo, del interés de nuestros ciudadanos. Como tuve oportunidad de decir hace pocos días en la Cumbre de Bratislava, en el mundo globalizado de hoy la disgregación sólo conduce a la irrelevancia, cuando no a la impotencia".

PORTUGAL, UN EJEMPLO A SEGUIR

En declaraciones a la prensa tras la conclusión del acto Puigdemont aseguró que no se había sentido aludido por las palabras de Rajoy, insistiendo en que era "evidente que el presidente en funciones se refería a Portugal, un Estado independiente".

Muy al contrario, el presidente de la Generalitat confesó que se había sentido aludido por los elogios de Rajoy a la relación hispano-lusa, "un claro ejemplo de la colaboración, incluso de la conexión, entre dos Estados en los ámbitos de la energía, la cultura, lo social, lo económico".

"Rajoy ha hecho un reconocimiento explícito de cómo dos Estados independientes pueden colaborar al máximo", afirmó Puigdemont. "Para mí, puso en relieve como pueden ser las relaciones entre una futura Cataluña independiente y el Estado español".

Puigdemont dijo que no había tenido la oportunidad de intercambiar más que saludos cordiales con Rajoy durante la inauguración, pero dio por hecho que el presidente en funciones estaba al tanto de sus planes para convocar un referéndum el año que viene. "No lo comentamos, pero asumo que lo sabe. Pudo escuchar mis planes perfectamente: los formulé desde el Parlament".

"Tampoco es que esté en condiciones para hablar", añadió, refiriéndose a la incertidumbre política a nivel nacional.

En clave autonómica, Puigdemont dijo sentirse "feliz" al haber superado la moción de censura presentada en su contra esta semana.

"Siento orgullo por la manera en la que se llevó a cabo, e incluso los partidos que votaron contra mi persona se mantuvieron a la altura del debate. Es la primera vez que celebramos una moción de este estilo en Cataluña, y me alegra que se haya desarrollado de manera tan correcta".

La política española genera "desconcierto" en el extranjero

Tras su paso por la exposición, Puigdemont asegurado en su visita a la nueva Delegación del Govern en Portugal, que "la confianza internacional en Cataluña contrasta con el desconcierto que genera la política española".

El presidente catalán ha relacionado la incapacidad para formar Gobierno central con el proceso independentista catalán: "Seguro que tiene que ver con el no reconocimiento de la situación que hay en Cataluña".

"Mientras no lo aborden de cara, que es lo que les invitamos a hacer, tendrán muchas dificultades de salir reforzados de esta situación", ha añadido el presidente catalán.