Elecciones gallegas

Malestar de En Marea al copar Podemos los puestos de salida en Galicia

En Pontevedra y A Coruña, la formación morada obtiene siete de los 10 primeros puestos de las listas.

Villares y Beiras, en un acto del partido.

Villares y Beiras, en un acto del partido. Agencia EFE

  1. Elecciones Galicia
  2. En Marea
  3. Pablo Iglesias
  4. Podemos

Durante la última semana, la posterior al golpe sobre la mesa de Pablo Iglesias para introducir a los tripulantes de Podemos en la confluencia del barco gallego, existía un temor dentro de Podemos. Había dudas sobre si la representación sería suficiente, tras el anuncio de que acudirían a las elecciones gallegas en el mismo pack, diluidos con el resto de los socios. La suerte ahora ya está echada, las bases han hablado y las primarias se cerraron este viernes con un total de 13.415 votos, más de lo esperado por muchos. Y también entre los primeros espadas hay más nombres afines a Podemos de lo que se intuía en un principio. De alguna forma, y aunque han entrado en las listas también críticos del propio partido, Podemos se lleva el gato al agua en las primarias de las listas para las elecciones gallegas.

En la cabeza no había duda. De antemano se sabía que Luis Villares iba a convertirse en el nuevo aspirante a la Xunta de Galicia, y así ha sido. El magistrado del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia se alzó con el 86% de los votos. El baile de los secundarios era donde se iba a cortar el bacalao. Carmen Santos, secretaria general de Podemos Galicia, ha salido elegida como cabeza de lista de Pontevedra. La cabeza visible del partido en la comunidad ha sido fuertemente cuestionada esta semana dentro del partido por su decisión de agachar la cabeza ante Madrid y ante Pablo Iglesias.

Las provincias de Podemos

Los alcaldes de las mareas, pesos importantes en la negociación

Los alcaldes de las mareas, pesos importantes en la negociación

Santos, antes defensora de la coalición (una fórmula que colocaba a Podemos por encima de los otros tres socios), no tuvo problema en echarse a un lado y ceder al líder nacional del partido. Sin embargo, ahora ha salido ganando. Pontevedra se convierte en una de las grandes victorias de Podemos en Galicia. De los cinco primeros espadas de las listas, cuatro de ellos son de Podemos: Marcos Cal en segundo puesto, Juan Merlo de cuarto, y Paula Quinteiro, una de las críticas con la dirección, en la quinta posición.

El otro lugar donde Podemos se hará fuerte de cara a situar nombres en el Parlamento Gallego es A Coruña. Allí, la dirección ha logrado colocar tres puestos entre los cuatro primeros a las elecciones a la Xunta. Por detrás del nacionalista Antón Sánchez (AGE), se sitúan dos críticos con la dirección de Podemos Galicia y una afín. Estas dos comunidades son las que Podemos manejaba como baza para hacerse fuerte de cara a las elecciones gallegas, cosa que al final ha sucedido.

Las provincias de Lugo y de Ourense han obtenido un elenco de candidatos más variado, y Podemos no ha tenido representación entre los primeros puestos en estas dos comunidades.

La pugna interna se abrió durante toda la semana mientras el sector oficial del partido hacía campaña para movilizar a las bases a votar a sus primarias. Durante varios días, los problemas se le acumulaban en la mesa a Carmen Santos, entre ellos dos denuncias a Pablo Iglesias por la forma en que lo solucionó todo la semana pasada. Tan solo con un tuit el líder de Podemos conseguía juntar las aguas de la discordia.

Malestar interno en la formación

Los principales cabecillas de las mareas, en un acto.

Los principales cabecillas de las mareas, en un acto.

El malestar se ha generalizado tras las votaciones a las primarias. Mientras que las bases de En Marea tenían que tener escaneado el carné de identidad para votar en las primarias, a los de Podemos, al hacerlo desde su propia plataforma, no se les exigió esa formalidad.

Por otra parte, cierto desorden ha caracterizado la semana entre la confluencia. Podemos llevaba ya sus listas confeccionadas ya de antes, agrupadas en distintas candidaturas. Entre la formación existía cierto miedo de que al final muchos de sus miembros se quedasen fuera. De los 184 que iban a participar en las primarias si Podemos iba por su cuenta, al final han sido solo 84 los que han entrado en las primarias de la confluencia En Marea.

Ahora, algunas fuentes dentro de En Marea piensan que ha favorecido a Podemos que fuesen los únicos con listas monocolor. Muchos de los miembros de la marea acudieron en los pequeños grupos que la conforman. Esa disgregación puede haber afectado al resultado final.

Ya conformadas las listas, los nombres y el candidato, queda solo esperar a que se inicie la campaña electoral el próximo nueve de septiembre. Beiras, apadrinando la formación, asegura que se dejará la piel por Luis Villares, un candidato que cada semana que pasa alcanza más apoyos dentro del partido.