Aragón

Si Franco levantara la cabeza: su nieto preferido será juzgado por atentar contra la Guardia Civil

Francis Franco está imputado por delitos contra la seguridad vial y atentado contra la autoridad.

Francis Franco, a la salida del juzgado en Teruel en marzo de 2016.

Francis Franco, a la salida del juzgado en Teruel en marzo de 2016. Efe

  1. Zaragoza
  2. Aragón
  3. Francisco Franco
  4. Guardia Civil

Francis Franco, primer nieto varón del dictador, Francisco Franco, se sentará en un juzgado por una doble imputación tras los hechos ocurridos una madrugada de hace cuatro años.

Se le imputa un delito contra la seguridad vial y otro de atentado contra la autoridad al embestir contra un vehículo de la Guardia Civil con un todoterreno, según el atestado. Los hechos, en los montes de Calamocha (Teruel).

El “nietísimo” de Franco fue localizado por la benemérita, que estaba al acecho de cazadores furtivos. Los agentes trataron de darle el alto, pero al no conseguirlo salieron en busca del vehículo. Tras una alocada huida, el todoterreno de Francis Franco embistió al coche patrulla de la Guardia Civil.

Según el atestado, sucedió el 30 de abril de 2012 entre las 7:00 y las 7:30 de la madrugada. Los agentes de la Guardia Civil relatan que patrullaban su vehículo en la carretera N-234 cuando avistaron un coche con las luces apagadas, que trataron de detener.

"Francis Franco hizo caso omiso a los agentes"

“Francis Franco hizo caso omiso de las respectivas indicaciones de los agentes y comenzó una huida a gran velocidad, sin respetar las distintas señales de tráfico con evidente riesgo para la seguridad vial”, según el relato del juez de Calamocha en su auto basado en el atestado de la Guardia Civil.

Posteriormente, los agentes fueron capaces de observar a dos individuos dentro del vehículo mencionado, Francisco Franco Martínez Bordiu, como conductor, y Nicolae Silviu, como copiloto. Tras advertir que deponían su actitud, el conductor maniobró bruscamente colisionando contra el vehículo oficial.

Según el mismo auto del juez, el todoterreno de Francis Franco fue localizado, abandonado, cerrado y sin llaves de contacto en el interior por una patrulla de la Guardia Civil en la localidad de Bea (Teruel). El parte de reparación del vehículo de la Benemérita que sufrió la colisión arrojó un presupuesto de más de 2.500 euros.

Un agente de la Guardia Civil, herido

También sufrió daños un agente de la Guardia Civil por la colisión sufrida, que le provocaron cervicalgia y una leve contractura paracervical, algo que le requirió asistencia facultativa y un periodo de curación de 30 días no impeditivos.

El nieto del dictador ha negado sistemáticamente su implicación en el suceso, pero las pruebas en posesión de la Guardia Civil durante la instrucción otorgan probados indicios de su implicación.

La Audiencia de Teruel detalla “el reconocimiento efectuado sobre la persona del señor Franco por uno de los agentes de la Guardia Civil que intervinieron en los hechos”. E incluso subraya la Audiencia como indicio “la ubicación del teléfono móvil del señor Franco”, tras analizar el posicionamiento de los teléfonos móviles, pese a insistir el “nietísimo” en haber estado en Madrid por esas fechas.

Francis Franco intentó convencer al juzgado de Calamocha del sobreseimiento de la causa por “ausencia de indicios” para imputarle los delitos. Sin embargo, la Audiencia Provincial de Teruel considera, al igual que el juzgado número 1 de Calamocha, que las alegaciones de Francis Franco no son motivo para archivar la causa sino posturas judiciales que se resolverán en el juicio.