EDUCACIÓN

La Complutense pretende pasar de 26 a 17 facultades

El rector del campus más grande de España quiere agrupar centros para "mejorar la calidad" y asegura que "en ningún caso" supondrá la reducción del número de profesores ni de la oferta docente.

Con el nuevo plan, la emblemática Facultad de Filosofía compartiría espacio con Filosofía

Con el nuevo plan, la emblemática Facultad de Filosofía compartiría espacio con Filosofía EFE

  1. UCM
  2. Educación
  3. Carreras universitarias

El campus universitario presencial más grande de España quiere encoger. Los más de 80.000 alumnos y 5.000 profesores que forman la Universidad Complutense de Madrid verán, según los planes del Rectorado, cómo las actuales 26 facultades se agrupan en sólo 17. Es uno de los planes estrella del actual rector, Carlos Andradas, quien busca reorganizar la Universidad que dirige para dotarla "de más agilidad". 

"El objetivo es mejorar la calidad de la actividad docente e investigadora, atendiendo, en particular,  a las nuevas demandas que la ordenación de los grados y másteres requiere", explica el centro a través de una nota de prensa.

Medicina y Ciencias de la Salud agruparía, según el plan que se pretende llevar a cabo, los actuales campus de Medicina, Enfermería, Odontología y Óptica. Otras agrupaciones serían Ciencias Económicas, Empresariales, Comercio y Turismo; Ciencias de la Información y Documentación; Matemáticas y Estudios Estadísticos y la emblemática Facultad de Filosofía, que se agruparía junto a Filología.

Ciencias Biológicas se juntaría con Geológicas; Políticas, Sociología y Trabajo social serían una misma facultad, al igual que Geografía e Historia. Las demás, hasta llegar a las futuras 17: Psicología, Derecho, Informática, Educación, Bellas Artes, Veterinaria, Farmacia, Ciencias Químicas y Ciencias Físicas.

En definitiva, se crean siete nuevas facultades a partir de dieciséis facultades previamente existentes, mientras que diez facultades permanecen en la situación actual.

Según informan, el resultado final de este proceso "no implicará en ningún caso una merma en las magnitudes que tiene la Complutense": "No se reducirá el número de Profesores o Personal de Administración y Servicios". Asimismo, aseguran desde el centro, que se mantendrá en su integridad toda la oferta docente de esta Universidad.

"Las titulaciones UCM, que es su principal activo, se verán reforzadas por una mejora en el apoyo a su gestión desde el punto de vista académico y administrativo", reza el comunicado. 

ALIGERAR LA BUROCRACIA

El objetivo fundamental de la reforma de centros que se propone es el de "reforzar las tareas de carácter más académico de las facultades y aligerarlas de las tareas con mayor carácter administrativo o burocrático". Por ello, Andradas propone un modelo de facultad que posea "una base suficiente en profesorado, estudiantes, titulaciones e investigación y que, por tanto, sean más equilibradas en docencia e investigación".

El Plan conlleva una reorganización de los servicios administrativos en grandes áreas de gestión que permita, según estiman, una mayor concentración de los responsables académicos en actividades específicamente académicas con el soporte administrativo adecuado.

Además, explican, "se logrará mejorar la coordinación de la oferta de titulaciones en ámbitos de conocimiento afines y liberar recursos para atender nuevas necesidades de gestión en la atención al estudiante y ayudar a mejorar su oferta docente y sus resultados en investigación".

"La muerte de la Complutense"

Tras conocer la decisión del Rectorado, un grupo de profesores de la Complutense, en torno a la la Plataforma de los Departamentos para la Reestructuración en la UCM, han mostrado su malestar con respecto a la reoganización. Su portavoz, Eva Aladro, en declaraciones a EFE ha dicho que supone la "pérdida de influencia y de riqueza académica" de la Universidad y una "mala señal" porque lo que se anuncia -ha dicho- es "la muerte de la Universidad Complutense".

"Es un conjunto de síntomas que hacen vaticinar la desaparición de la Complutense", ha dicho Aladro, quien ha explicado la forma alarmante en que mengua la plantilla de profesores, debido a las jubilaciones, sin que se produzca "preparación ni renovación" de docentes. En opinión de la portavoz de la plataforma, parece que la UCM tuviese la idea de "convertir primero la Complutense en una universidad temática, con tres o cuatro grandes titulaciones masivas, para privatizarla luego, cuando no tenga ningún valor desde el punto de vista de la enseñanza pública".

"Se trata de una carga de profundidad contra la Complutense, contra su diversidad académica", ha añadido Aladro.