Disturbios

Un grupo cercano a la CUP amenaza con más disturbios: "Que tiemblen"

Arran, uno de los organizadores de las protestas en el barrio de Gracia, justifica la violencia como "legítima" y anuncia que seguirán "en pie de guerra" este fin de semana. 

Uno de los locales afectados por los disturbios de esta semana en Barcelona

Uno de los locales afectados por los disturbios de esta semana en Barcelona Efe

  1. Disturbios
  2. Barcelona
  3. CUP
  4. Okupas

El conflicto en las calles de Barcelona puede estar lejos de apagarse. A la absolución de los mossos que dejaron tuerta a Ester Quintana en la huelga general de 2012 se suma el comunicado de uno de los grupos que han organizado los disturbios que esta semana se han sucedido casi cada noche en las calles del barrio de Gracia. 

Arran, una organización juvenil de izquierda independentista, ha defendido la violencia como una forma forma "plenamente legítima de lucha" para atacar las institituciones de los estados que les "oprimen". Bajo el título, 'Que tiemblen', el comunicado reivindica también los disturbios de Can Vies en 2014 y llama a "detener los presupuestos de miseria y obediencia que presenta la Generalitat". 

"Piedras, pintadas, martillos y contenedores ardiendo. La dignidad, recuperada a la fuerza y sin pedir permiso, se abre camino estas noches en las calles de la Vila de Gràcia con la resistencia organizada en torno al desalojo del Banco Expropiado", proclama este grupo. 

Este grupo guarda estrechas relaciones con la CUP. La formación anticapitalista que ya ha manifestado su apoyo a los desalojados y no ha condenado los disturbios. En la página web de este grupo figuran el propio logotipo de la CUP y un enlace a su web.

El movimiento okupa es muy heterogéneo en Barcelona y que cuenta con numerosos grupúsculos, pero precisan que los responsables del 'Banc Expropiat' eran de carácter independentista radical, siendo Arran uno de los grupos más activos.

"NO HEMOS ELEGIDO ESTO"

En su comunicado, fechado el 25 de mayo pero difundido de nuevo este viernes en las redes sociales, ataca a los medios de comunicación por relatar "esta batalla por la dignidad" como una "anécdota vandálica" y anuncian que este fin de semana seguirán "en pie de guerra". 

Acusan al "sistema capitalista y patriarcal" de intentar mantenerse "intacto": "no permite la existencia pacífica de alternativas que busquen destruirlo". "No es la práctica de esta autodefensa, materializada a través de múltiples formas de lucha plenamente legítimos, desde la desobediencia al uso de la violencia, el método que nosotros hayamos escogido sino el camino que nos obligan a tomar para hacer de las vidas de todas las personas unas vidas dignas", sentencian.

La web de Arran también alberga enlaces a otros colectivos vinculados al independentismo radical como Endavant, corriente de la que parte la diputada de la CUP Anna Gabriel y que se definen como Organización Socialista de Liberación Nacional. 

El grupo advierte que segurá "atacando las instituciones de los estados" que les "oprimen como las elecciones al Congreso de España" destruyendo el machismo desde el empoderamiento de la autodefensa feminista, y así hasta la victoria final".

Efecto llamada

También se apoyan en los altercados de Gamonal en los que el Ayuntamiento de Burgos también tuvo que dar marcha atrás en un proyecto urbanístico en la ciudad o las "ejemplares luchas cotidianas de la PAH". "Ahora no nos queda otra que seguir luchando en esta vía hacia la realización de nuestros sueños y la materialización de nuestras utopías", alegan.

Fuentes de las fuerzas y cuerpos de seguridad consultadas por la agencia Europa Press indican que si bien la okupación originariamente era de corte eminentemente independentista radical, los disturbios generados esta semana pueden haber ejercido un efecto llamada sobre otros movimientos radicales en Barcelona de corte anarquista.