CATALUÑA

La absolución de los mossos acusados de quitarle un ojo a Ester Quintana amenaza con calentar las protestas okupas

La sentencia llega en un momento de tensión por las actuaciones de la Policía catalana en los disturbios en el barrio de Gràcia

Ester Quintana a su llegada al Palacio de Justicia

Ester Quintana a su llegada al Palacio de Justicia Efe

  1. Mossos d´Esquadra
  2. Barcelona
  3. Cataluña
  4. Manifestaciones
  5. Violencia policial

La Audiencia de Barcelona considera que no hay pruebas suficientes para condenar a los dos Mossos d’Esquadra acusados de quitarle el ojo a una activista durante una manifestación. La absolución llega en un momento de máxima tensión por la manera de actuar de la Policía catalana, acusada por algunos grupos parlamentarios de fomentar con su actuación los disturbios registrados en Gràcia durante la pasada semana.

A pesar de que incluso la Consellería de Interior reconoció que la activista Ester Quintana fue herida con un proyectil lanzado por los Mossos, la Audiencia cree que no se puede determinar qué fue lo que impactó a la víctima ni quién lo disparó. “Nos resulta imposible determinar si el proyectil que impactó a Ester Quintana era una bola de goma o un proyectil de 40 mm de foam”, afirma la sentencia. Es por esto que, ante las dudas, la Audiencia ha decidido absolver al subinspector y al escopetero de los antidisturbios que estaban acusados en el caso.

Está por ver cómo sentará la sentencia a los movimientos sociales de la ciudad, que esta semana han protagonizado duros enfrentamientos con los Mossos d’Esquadra. El caso de Ester Quintana se había convertido en uno de los caballos de batalla de estos grupos y la absolución de los dos Mossos probablemente echará más leña a un fuego ya bastante caliente. Los activistas se han citado este sábado en Gràcia para volver a protestar por el desalojo del llamado Banc Expropiat y se espera otra noche de altercados en este barrio de Barcelona.

Desde que Quintana perdió el ojo en la manifestación de la huelga general de 2012, las explicaciones ofrecidas por Interior han estado llenas de incongruencias. Se han llegado a ofrecer más de 5 versiones de los hechos ocurridos hasta que el comisario jefe de los Mossos llegó a admitir en el juicio que “no había otra explicación” aparte de la policía para determinar de quién fue el proyectil que mutiló el ojo a Quintana.

A pesar de estas palabras,la defensa de los Mossos desplegó una estrategia para sembrar dudas sobre la posibilidad de identificar al policía que efectuó el disparo. La estrategia de la abogada de los Mossos pasaba por probar que se dispararon a la vez dos escopetas y que, por tanto, era imposible determinar qué policía causó la lesión.

Quintana ha lamentado la absolución y ha acusado a Interior de no aportar todas las pruebas en el juicio. "No sabemos si porque no quieren o porque no pueden", ha afirmado Quintana junto a su abogada, en unas declaraciones recogidas por Europa Press. "Falta de investigación, encubrimiento... llamarle como queráis", ha añadido. La activista no ha querido pronunciarse sobre si recurrirá la sentencia ya que todavía no la ha podido estudiar junto a su letrada.