Elisa Pinto

Villarejo aclara que vio a López Madrid "en escasas ocasiones"

Asegura que lo hizo "a requerimiento de un conocido de ambos, que me pidió consejo ante la situación de acoso que decía sufrir".

Villarejo, con gorra y gafas, rodeado de guardaespaldas, este lunes en los Juzgados de Madrid.

Villarejo, con gorra y gafas, rodeado de guardaespaldas, este lunes en los Juzgados de Madrid.

  1. Elisa Pinto
  2. Javier López Madrid
  3. José Manuel Villarejo

El comisario José Manuel Villarejo ha puntualizado la información publicada este martes por EL ESPAÑOL asegurando que no ha declarado en el Juzgado de Instrucción número 26, donde tuvo que comparecer el pasado lunes, que no conociera al empresario Javier López Madrid sino que "le vi en escasas ocasiones y a requerimiento de un conocido de ambos, que me pidió consejo ante la situación de acoso que decía sufrir" por parte de la dermatóloga Elisa Pinto.

Villarejo, que fue investigado en el Juzgado de Instrucción número 39 después de que Elisa Pinto le señalara como la persona que la apuñaló (las diligencias fueron sobreseídas provisionalmente el pasado 26 de febrero), ha expresado en un escrito remitido a este periódico su desacuerdo con la expresión de que "logró eludir" la citación del Juzgado a una rueda de reconocimiento. "Sólo he sido citado en una ocasión en la que justifiqué un viaje en el extranjero", ha señalado, admitiendo que no compareció a esa citación ni llegó a someterse a la rueda de identificación.

El policía sostiene que no tuvo una relación fluida con López Madrid y cree que en el procedimiento judicial no existen listados donde figuran numerosas llamadas entre ambos. "De existir se me habría preguntado por ello", afirma. También ha precisado que no puso a Javier López Madrid en contacto con el comisario Conde, jefe de la Brigada de Policía Judicial, al que figuran varias llamadas del empresario según esos mismos listados.

El policía explica el hecho de que acudiese a la sede judicial protegido por varias personas a las que este periódico denominó guardaespaldas. "No necesito ayuda para protegerme y menos en sede judicial. Asistí acompañado de unos amigos, cuyo único fin era evitar una filmación por la que se me pudiera identificar con mi aspecto actual".

"Y esta preocupación no es una cuestión baladí", añade, "ya que de que no sea reconocido, ni menos aún que se cuelgue en internet mi aspecto actual, depende la seguridad de muchas personas que actualmente colaboran en ambientes muy hostiles del crimen organizado y /o el terrorismo. Y mi identificación pública puede suponer graves consecuencias para ellos, ya que serían descubiertos como colaboradores policiales".