Congreso de los Diputados

¿Cuántas preguntas presentadas en esta legislatura ha contestado el Gobierno de Rajoy? Ninguna

Desde el Grupo Socialista consideran que "esto supone un desprecio al Parlamento".

El líder de Podemos, frente a Rajoy y Saénz de Santamaría.

El líder de Podemos, frente a Rajoy y Saénz de Santamaría. Getty Images

  1. Congreso de los Diputados
  2. Mariano Rajoy Brey
  3. Gobierno de España

El diputado socialista por Málaga Miguel Ángel Heredia no ha cesado en su empeño por plantear preguntas al Ejecutivo en funciones en el Congreso. Durante la pasada legislatura, Heredia fue el parlamentario más activo: 290 preguntas al Gobierno con respuesta escrita. Ninguna de ellas obtuvo contestación.

“Esto supone un desprecio al Parlamento”, dice el diputado malagueño a EL ESPAÑOL. La mayoría de sus preguntas han caducado en manos del Gobierno sin ser contestadas. Esto sucede porque el Ejecutivo tiene 20 días para emitir una respuesta, otros 20 si se llega a un acuerdo para prorrogar el plazo, y si no contesta, simplemente, las interpelaciones caducan.

El de Heredia no es un caso aislado.

El Gobierno en funciones que lidera Mariano Rajoy no ha contestado a ninguna de las preguntas con respuesta escrita planteadas por los diputados en la XI Legislatura, según la información disponible en la página web del Congreso de los Diputados. En este ejercicio político efímero, el más corto de la historia de la democracia española, los parlamentarios han presentado 2.459 interpelaciones de este tipo. La mayoría de ellas, en concreto el 90%, caducaron porque el ejecutivo dejó que pasara el tiempo de contestación o porque cuando se disuelven las Cámaras todas las preguntas pendientes pasan a estar caducas.

Durante toda la legislatura, el Gobierno ha justificado que al estar en funciones no podía ser sometido al control del Congreso. En estos cuatro meses, varios ministros han dado plantón a los parlamentarios al no aparecer cuando han sido convocados para responder a las preguntas de los diputados.

Desde La Moncloa argumentan que un Gobierno no puede someterse a un control “sistemático y generalizado” de un Parlamento que no le ha dado su confianza. El Ejecutivo se apoya en un informe jurídico de la Secretaría de Estado de las Cortes que avala su postura.

Además, añaden que esta es la primera legislatura en la que no se ha esperado a que se constituya un Gobierno para tramitar las iniciativas. En los diez ejercicios anteriores, los grupos podían presentar preguntas pero estas no comenzaban a atenderse hasta que se formaba el nuevo Gobierno.

Sin embargo, el informe de la Secretaría General del Congreso del 19 de enero admitió que este control podía existir. Si un “Gobierno en funciones conserva ciertas competencias, excepcionalmente y de forma singularizada, en cada caso, la Mesa podría admitir y ordenar la tramitación de iniciativas de control e información (preguntas, interpelaciones, comparecencias y solicitudes de informe) que pudieran plantearse, siempre referidas al ejercicio de las funciones que la Ley del Gobierno confiere a este cuando está en funciones”, reza el texto.

Este cruce de posturas y de informes propició que el 7 de abril el Congreso enviara un requerimiento al Gobierno por conflicto de jurisdicción de competencias. Esta decisión fue aprobada por dos tercios de la Cámara, que se corresponde con todos los grupos salvo el Popular. En ella se instaba al Ejecutivo para que se pronunciara por estas discrepancias con respecto al control legislativo.

El pasado viernes 6 de abril, el Gobierno contestó a este requerimiento de forma negativa: no considera que existiera dicho conflicto. Ahora, la pelota vuelve a estar en el tejado de la Cámara, que tiene de plazo un mes para presentar un conflicto por jurisdicción de competencias ante el Tribunal Constitucional.

Una de las preguntas que ha quedado en el tintero es la relativa al escándalo que protagonizó el ex Ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, por su aparición en los Papeles de Panamá. El líder de Izquierda Unida, Alberto Garzón, preguntó por la "Información aparecida en los medios de comunicación referida a que el Ministro don José Manuel Soria estaría vinculado a sociedades creadas en Panamá".

También hay varias que se refieren a la crisis de refugiados que está viviendo la Unión Europea. Una de ellas, presentada por Carles Campuzano, del Grupo Catalán, plantea cuáles son las "Previsiones acerca de activar el mecanismo de asistencia inmediata en el caso de afluencia masiva de personas previsto en la Directiva de Protección Temporal y en el Real Decreto 1325/2003, para hacer frente a la crisis de los refugiados".

Control presupuestario

La mayoría de las interpelaciones presentadas por Heredia han sido relacionadas con la ejecución de los Presupuestos Generales del Estado. “Queríamos saber en qué situación administrativa se encuentran los proyectos, si han comenzado, si han terminado, cuál es el grado de ejecución”, explica el parlamentario del Grupo Socialista.

Entre sus preguntas se encuentran, entre otras, el “Estado de tramitación del proyecto de la entidad Renfe ‘Plan de Accesibilidad en trenes’, en la provincia de Málaga” o el “Grado de ejecución en el primer trimestre de 2016 de la cantidad aprobada en los Presupuestos Generales del Estado para el año 2016 para el proyecto de la entidad Puertos del Estado, ‘Málaga. Actuaciones en materia de accesibilidad viaria’, en Málaga”.

“A pesar de que está en funciones, el Gobierno está haciendo cosas con los presupuestos”, explica el secretario general de Ciudadanos en el Congreso, Miguel Gutiérrez. Con la vista puesta en las nuevas elecciones, Gutiérrez apunta que este Gobierno va a estar en funciones al menos ocho meses.

Durante estos primeros cuatro, la actividad del Congreso ha estado paralizada debido a esta situación. Dos posturas confrontadas, la del Gobierno y la del resto de grupos parlamentarios, que tienen su efecto en el resto de iniciativas presentadas: el 46% de los diputados no presentó ninguna iniciativa durante esta legislatura. Entre ellos se encuentran todos los diputados del Grupo Popular, que no presentaron iniciativa alguna de forma individual.