ELECCIONES GENERALES

Podemos consultará a sus bases el pacto con IU el 10 y 11 de mayo

Iglesias y Garzón perfilan su alianza a contrarreloj. La confección de las listas es ahora el principal escollo. 

Echenique y Barrena tras una de sus reuniones en Zaragoza.

Echenique y Barrena tras una de sus reuniones en Zaragoza.

  1. Podemos
  2. Unidad Popular
  3. Pablo Iglesias
  4. Alberto Garzón
  5. 26-J
  6. Elecciones
  7. IU
  8. Pactos electorales

Podemos tiene previsto consultar a sus bases sobre su incipiente alianza electoral con Izquierda Unida los días 10 y 11 de mayo. Esta fecha no es casualidad, dado que el 12 de mayo expira el plazo para que se presenten coaliciones a las elecciones generales. Por ahora, las formaciones que dirigen Pablo Iglesias y Alberto Garzón perfilan su alianza a contrarreloj. La confección de las listas es ahora el principal escollo.

Las negociaciones que están llevando a cabo los secretarios de Organización de Podemos e IU, Pablo Echenique y Adolfo Barrena, "van por buen camino pero no son nada sencillas", según relatan fuentes conocedoras de las mismas. Los plazos son tan cortos que apenas hay margen para el error. Si bien este jueves la gran mayoría de los militantes de IU aprobaban esta negociación, este sábado el Consejo Político de IU -es decir, la dirección- debe refrendar estos resultados.

¿Un acuerdo de mínimos? 

El problema estriba en que resulta más que complicado, por no decir imposible, que haya un acuerdo cerrado este mismo viernes, antes de que el Consejo Político de IU tome la palabra. De ahí que, según las fuentes consultadas, los negociadores estén trabajando "a toda velocidad" para alumbrar un "acuerdo de mínimos" que puedan debatir el sábado Garzón y los suyos. 

Tanto si este acuerdo previo se cierra el viernes como si finalmente no es así, el horizonte temporal sigue siendo corto. Podemos anunciaba este jueves que consultará a sus inscritos los días 10 y 11 de mayo. Es decir, martes y miércoles de la próxima semana. Así, el lunes 9, como tarde, debería haber un acuerdo cerrado entre los negociadores escogidos por Iglesias y Garzón. 

Las listas, principal obstáculo

Las fuentes consultadas insisten en que las conversaciones mantenidas van por buen camino. Eso sí, sigue habiendo escollos difíciles de sortear para los negociadores. Una vez que los errejonistas de Podemos, que no deseaban la confluencia con tanto fervor como los pablistas, se han resignado y después de que la vieja guardia de IU, contraria a la alianza, haya quedado en minoría, queda el principal obstáculo: la elaboración de unas listas electorales conjuntas.

Este asunto no está resuelto, ni mucho menos, en la mesa de negociación. Y, si no hay acuerdo al respecto, no habrá alianza electoral para el 26 de junio. Teniendo en cuenta la representatividad de ambas formaciones (Podemos obtuvo 5,2 millones de votos el 20-D e IU logró 900.000), parece evidente que los cabezas de lista de IU tendrán que integrarse en las listas de Podemos. ¿Cómo pueden articularse dichas candidaturas comunes?

Uno de los principales ejemplos de esta problemática es, sin ir más lejos, en qué puesto de la lista por Madrid tendría que ir Garzón. Y ello teniendo en cuenta que tanto Podemos como IU abogan por las listas cremallera; es decir, intercalar a hombres y mujeres en las planchas. En este caso concreto, se hace necesario comparar con el 20-D. En esa cita electoral, Iglesias fue el número uno de la lista de Podemos en Madrid, Bescansa concurrió en el número tres y Errejón fue el tercero. Por ahora, el secretario general de Podemos ya ha apuntado que Errejón irá como número tres. ¿Dónde cabe en ese esquema Garzón? ¿Iría hasta el quinto puesto? ¿O se optará, como parece, por colocar al líder de IU como número uno en otra provincia? 

Además del problema de las candidaturas, existen otros escollos, aunque menores, por resolver. Uno es el de los programas electorales autónomos. ¿Cómo trabajarán en coalición dos organizaciones que mantienen sus programas diferenciados? ¿Acordarán solo el citado acuerdo de mínimos para poder coaligarse? Unas dudas que tienen que resolverse antes del próximo lunes.  

Silencio casi sepulcral

Durante estos días de negociaciones, los portavoces de Podemos e IU están manteniendo un silencio casi sepulcral. Apenas hablan públicamente del acuerdo. Y tratan de evitar cualquier filtración. Este jueves, los dos negociadores han hablado, sí, pero con muchas cautelas. "Lo fundamental tiene que estar cerrado antes del día diez, para que así la gente esté lo más informada posible a la hora de dar su respuesta", ha afirmado Pablo Echenique tras otra de sus reuniones con su homólogo de IU.

En cuanto a los detalles de la negociación, ha insistido en sus mensajes de los últimos días. "Somos conscientes de que, en muchas ocasiones, se ejerce una presión al interlocutor que se basa en generar una cierta opinión pública respecto de lo que cada uno pide", ha explicado. "Como esto no es una negociación entre adversarios, sino entre compañeros, y como queremos de verdad llegar a un acuerdo, desde el principio hemos renunciado voluntariamente a actuar de este modo", ha apostillado. Por su parte, el secretario de Organización de IU ha dicho que su lectura era "muy positiva" sobre la consulta a la militancia sobre una coalición con Podemos. Todo son palabras positivas, pero el acuerdo no llega y el tiempo se agota.