Ayuntamiento de Madrid

Barbero declara que no llamó "fascistas" a los policías, sino que "describió una situación"

El concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Madrid fue increpado por agentes de la Policía Municipal durante una protesta. Éste se quejó diciendo que le recordaban a grupos de fascistas, por lo que un sindicato policial interpuso una denuncia.

Javier Barbero  trar prestar declaración en los juzgados de Plaza de Castilla

Javier Barbero trar prestar declaración en los juzgados de Plaza de Castilla Efe

  1. Ayuntamiento de Madrid
  2. Javier Barbero
  3. Ahora Madrid
  4. Escrache
  5. Policía municipal

El delegado de Salud, Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid, Javier Barbero,  ha declarado ante el juez por la denuncia presentada por el Colectivo Profesional de la Policía Municipal (CPPM) y ha asegurado que "nunca dijo que había actitudes fascistas, sino que describió una situación con un autoritarismo desproporcionado". Barbero está imputado por decir que los policías que le acosaron le recordaban a grupos de fascistas, unas palabras que no sabe si son las "más ajustadas" y con las que no pretendía "faltar" a nadie.

"Tengo mucha tranquilidad porque no había ninguna intencionalidad de faltar a nadie. Yo únicamente lo que hacía era describir una situación, no sé si de la manera más ajustada", dijo en una entrevista con Efe.

El 16 de febrero, Barbero aseguró que le recordaban a "grupos de fascistas" algunos policías que -en protesta por la desaparición de los 'antidisturbios' municipales- le persiguieron por la calle, le insultaron y golpearon su coche. Barbero, que tiene la "conciencia" de ser inocente y de no haber hecho "nada" que "pueda ser calificado como un delito", confía en que el caso sea sobreseído y prefiere no pronunciarse sobre si dimitiría si resultase condenado, un "futurible" que le parece "muy improbable".

El concejal se siente "orgulloso" del cuerpo policial, asegura que ha visto "muchos profesionales con ganas de cambios" en su manera de atender al ciudadano, y sobre el incidente se queda con los mensajes "de apoyo, cariño y estímulo" de gente cercana, desconocidos y "docenas de policías".