Policía municipal

Javier Barbero: "No me he sentido protegido por la policía nacional"

El concejal de Seguridad de Madrid a la salida de las dependencias municipales

El concejal de Seguridad de Madrid a la salida de las dependencias municipales Efe

El responsable de Seguridad del Ayuntamiento de Madrid, Javier Barbero, ha asegurado no haberse sentido protegido por la policía nacional esta mañana, cuando ha sido acosado por dos centenares de policías municipales que se manifestaban en contra de sus medidas.
Barbero cree que hubiera sido "lógica" una llamada de la delegada del Gobierno, Concepción Dancausa, una vez hubiera conocido los hechos. Ésta ha asegurado que si los efectivos de la policía nacional no han intervenido, habrá sido por no haber encontrado motivo.
El edil de Seguridad ha acusado a la delegación de Gobierno de "deslealtad institucional" y ha insinuado que podría deberse a un deseo de desviar la atención de otros asuntos.
Barbero ha calificado lo sucedido de "ataque político" y ha tachado de "fascistas" a quienes han zarandeado y pateado su coche. Preguntado por las similitudes entre los escraches anteriores a miembros del Gobierno y lo sucedido esta mañana, el concejal ha dicho: "No tiene nada que ver. Un escrache se produce cuando no hay interlocución con el político. Yo tengo espacios de diálogo con los sindicatos. De hecho, me reuní con ellos el viernes pasado".
El responsable de Seguridad del Ayuntamiento de Madrid ha informado de que investigará si los gritos proferidos suponen un delito de incitación al odio, aunque no ha desvelado si denunciará el acoso que ha sufrido esta mañana.

Las explicaciones del sindicato

El portavoz del sindicato que convocó la manifestación, Julián Leal, ha asegurado que si Barbero inicia la investigación mencionada estará dando pie a "una caza de brujas". Dicho esto, CPPM -sindicato mayoritario de la policía en Madrid- no justifica lo ocurrido, pero lo considera fruto del grave descontento laboral existente en la plantilla.
En cuanto al adejtivo 'fascista' con el que el concejal de Seguridad ha descrito a quienes zarandearon su coche, Leal ha acusado al Ayuntamiento de querer convertir lo sucedido en un conflicto político: "En el sindicato somos profesionales y cada uno tiene su ideología".
Por último, el portavoz de CPPM ha llamado nuevamente al Consistorio a la negociación: "Queremos un diálogo real, no que se sienten en la mesa y nos cuenten las decisiones que han tomado, que es lo que vienen haciendo".