Barcelona

Una consejera de distrito denuncia al partido de Colau tras ser destituida

Jamshed fue cesada “por no cumplir con su trabajo” y ella acusó a BComú de racismo. Ahora denuncia errores de forma en su cese.

Jamshed (a la derecha de la imagen, con el puño en alto) junto a Colau y su 'número 2', Gerardo Pisarello

Jamshed (a la derecha de la imagen, con el puño en alto) junto a Colau y su 'número 2', Gerardo Pisarello

Huma Jamshed fue cesada de su cargo como consejera portavoz del distrito de Ciutat Vella el pasado 9 de enero. Cuando EL ESPAÑOL publicó su destitución, aseguró entonces que se la había cesado por “racismo” y anunció que emprendería acciones legales. Este viernes la exconsejera ha presentado una demanda contra Barcelona en Comú (BComú), la coalición que gobierna el Ayuntamiento de Barcelona desde el pasado junio. En la demanda presentada por Jamshed ya no acusa a BComú de racismo, pero considera que en su destitución se vulneraron aspectos procedimentales básicos.

En conversación con este periódico, Jamshed se reafirma en sus acusaciones de racismo, pero explica que por ahora carece de las pruebas suficientes para presentar una demanda con esa acusación. La exconsejera explica que ha requerido al Ayuntamiento que le dejen recuperar todos sus correos electrónicos ya que, según ella, ahí están las pruebas suficientes para apuntalar esa demanda. "Presentaré dos demandas más, una por racismo y la otra por motivos laborales", explica por teléfono.

Errores de forma

La demanda considera que su destitución es nula de pleno derecho ya que se vulneraron ciertos requerimientos a la hora de convocar las juntas que ratificaron su destitución. Según afirma la demanda, se destituyó a Jamshed en una Asamblea Extraordinaria en cuyo orden del día no figuraba su destitución. En el orden del día de esa asamblea se hacía referencia a cuestiones accesorias y de poca importancia, siempre según la defensa. De esta manera, sólo acudieron 18 personas a la reunión.

Según la defensa de Jamshed, BComú carece de de un Reglamento interno que regule la formación y realización de sus asambleas, con lo que se aplica la Ley de Partidos Políticos y los principios y derechos constitucionales. Según la demanda, esto implica que la destitución de Jamshed debía haber figurado en el orden del día de la junta en la que se votó su cese.

La demanda añade que BComú, en un intento de subsanar esa irregularidad, convocó una asamblea posterior al cabo de cuatro días en la que sí figuraba la destitución de Jamshed en el orden del día. La defensa afirma que esta nueva convocatoria se hizo con sólo 7 horas de antelación y que eso se tradujo en que sólo acudieron 32 personas a votar la destitución de la ya exconsejera. La defensa considera que BComú intentó que ambas asambleas pasaran desapercibidas ya que Jamshed cuenta con amplios apoyos entre los vecinos del barrio, especialmente la comunidad paquistaní, que habrían acudido a la asamblea para defenderla.

Una líder vecinal en Ciutat Vella

Jamshed era la única consejera de Ciutat Vella elegida por sus vecinos. De todos los consejeros de distrito que hay en cada barrio, BComú permitió que uno de ellos se eligiera a través de unas primarias que se celebraron el pasado marzo. La ya exconsejera accedió a su cargo gracias a estas primarias. En su barrio obtuvo 504 votos que representaron el 58’20% de los sufragios emitidos. Jamshed obtuvo muchos más votos que cualquier otro consejero de distrito elegido por esta vía

Jamshed, que regenta una agencia de viajes en la calle Hospital del Raval, es un referente en el movimiento vecinal de ese barrio barcelonés. Durante la última década se ha erigido como una de las principales luchadoras contra las limitaciones a las que se enfrentan las mujeres paquistaníes en Barcelona. En diversas ocasiones ha denunciado la diferencia entre la libertad de movimiento de la que gozan los hombres paquistaníes y el miedo a estar en espacios públicos que tienen las mujeres de la misma nacionalidad.

La exconsejera fundó en mayo de 2005 la Asociación Cultural Educativa y Social de Mujeres Paquistaníes (ACESOP), una ONG que trabaja para mejorar la integración y la calidad de vida de las mujeres paquistaníes que viven en Barcelona. Al frente de esta asociación ha promovido todo tipo de actividades para mujeres paquistaníes que hasta la fecha parecían tabú para este colectivo: desde ir al gimnasio hasta la piscina, pasando por cursos de cocina y costura, clases de catalán o asesorías en temas fiscales y legales. Su trabajo a favor de la integración le ha valido la medalla de bronce de los Mossos d’Esquadra, entre otros reconocimientos, así como la participación en numerosas conferencias y seminarios.

La denunciante también fue vicepresidenta y miembro del Consejo Municipal de Inmigración de Barcelona y secretaria de la Plataforma para la igualdad entre hombres y mujeres musulmanas. Según su relato, llegó a Madrid hace 19 años, se doctoró en Ciencias Químicas en la Universidad Complutense y al cabo de 5 años se mudó a Barcelona, donde ha vivido durante los últimos 14 años.