Barcelona

Colau aparta a una teniente de alcalde de ICV de puestos clave

La alcaldesa releva a Janet Sanz de dos cargos en medio de un conflicto soterrado con los ecosocialistas

Colau junto a Laia Ortiz (centro) y Janet Sanz, días después de ganar las elecciones

Colau junto a Laia Ortiz (centro) y Janet Sanz, días después de ganar las elecciones Afp

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha apartado durante las últimas semanas de cargos de responsabilidad a uno de los miembros más destacados de ICV en el Ayuntamiento. La ecosocialista Janet Sanz, cuarta teniente de alcalde y responsable de Urbanismo, Ecología y Movilidad, ha visto como la alcaldesa la ha alejado de dos iniciativas del consistorio que anteriormente lideraba la concejal.

Fuentes de ICV consultadas describen un órdago de Colau y su partido para quedarse con su espacio electoral. Estas fuentes creen que, más allá del nuevo partido que prepara la alcaldesa, la antigua activista intenta que los ecosocialistas no capitalicen ningún éxito en la gestión del Ayuntamiento. “Lo venimos viendo desde hace tiempo”, explica un cargo intermedio. “Ahora que ya no nos necesita, se nos quiere quitar de encima”.

En el pleno que se celebrará este viernes se aprobará el cese de Janet Sanz al frente de Foment de Ciutat, S.A, una empresa pública dedicada a la transformación de los barrios que pondrá en marcha un ambicioso plan de mejoras. Será la propia Colau quien relevará a Sanz y presidirá a partir de ahora esta entidad. El que fuera antiguo asesor de Sanz en la área de Urbanismo, Antoni Font, también será cesado y lo sustituirá Jordi Martí, gerente del Ayuntamiento y una de las personas más próximas a Colau desde que se incorporó al equipo de Gobierno.

En el Ayuntamiento niegan que se haya apartado a nadie y afirman que es un cambio "puramente organizativo". Un portavoz explica que a partir de ahora será Colau quien dirija esta entidad porque el mencionado plan de mejoras depende directamente de la alcaldía.

Batalla de egos

Fuentes de ICV describen una fuerte riña entre Sanz y Colau a raíz de esta destitución. Las mismas fuentes enmarcan estos movimientos de Colau en una “batalla de egos” entre la alcaldesa y su teniente, que se extiende también a Laia Ortiz, la otra miembro de ICV que tiene un cargo de peso en el Ayuntamiento de Barcelona. “Colau intenta apagar el mensaje de ICV en el Consistorio”, explica la misma fuente. “Tanto Sanz como Ortiz son personas muy importantes en el futuro del partido y ella intenta quitarlas de la primera línea”.

Cuando se diseñó el organigrama del Ayuntamiento entre Barcelona en Comú e ICV, los ecosocialistas consiguieron que dos de las cuatro áreas principales recayeran en miembros del partido. Janet Sanz quedó al frente de una área clave (Urbanismo y Movilidad), mientras que Laia Ortiz recaló en Derechos Sociales. Las otras dos áreas -Economía y Participación- quedaron en manos de dos personas íntimas de Colau desde hace años: Gerardo Pisarello y Jaume Asens. En ICV consideraron entonces muy positivo el reparto de cargos, aunque vieron que el hecho de que los ecosocialistas controlaran dos áreas tan importantes “traería problemas”.

El consorcio del Besòs

El segundo desplante de Colau a Sanz se dio hace dos semanas. La alcaldesa presentó junto a cuatro alcaldes del área metropolitana el Eje Besòs. Este organismo tiene como objetivo coordinar las acciones del Ayuntamiento de Barcelona y del resto de consistorios de la zona para impulsar políticas comunes en una de las áreas más desfavorecidas de la ciudad.

El nuevo Eje, que ahora liderará de facto Colau, implica modificar el funcionamiento del Consorcio del Besòs para ampliar sus competencias. El Consorcio del Besòs está presidido por Janet Sanz y Laia Ortiz (ICV) y Josep Maria Montaner. A pesar de que Sanz ha sido una de las impulsoras de la colaboración entre los Ayuntamientos de la zona y preside la entidad, nadie la avisó del encuentro. Fuentes del Consorcio del Besòs explican que Sanz acudió al acto porque se enteró a través de trabajadores de la entidad que Colau había organizado una reunión con los otros alcaldes y había convocado a la prensa.

En el Ayuntamiento niegan que se haya apartado a Sanz de esta iniciativa y explican que ella ha sido una de las líderes de su implementación. El nombre de la concejal, sin embargo, no aparece en ningún artículo de prensa sobre el acto ni tampoco en la nota oficial del Ayuntamiento, que explica que Colau se reunió con los alcaldes de Santa Coloma, Badalona, Sant Adrià y Montcada y Reixac. Sanz tampoco aparece en la foto del acuerdo, aunque en el Consistorio aseguran que esto no es ningún hecho excepcional.

Janet Sanz (Lleida, 1984), es una de las personas más jóvenes del Ayuntamiento pero una de las que tiene más experiencia. A diferencia de la mayoría de cargos del equipo de Colau, Sanz fue concejal en la anterior legislatura con ICV, donde aprendió los pormenores de la gestión municipal de la mano de Ricard Gomà, uno de los ideólogos de BComú al que después se le negó cualquier cargo.