Corrupción catalana

El fiscal sitúa a Jordi Pujol al frente de la trama criminal

Anticorrupción sospecha que el ex presidente ordenó cómo gestionar los fondos del clan escondidos.

Jordi Pujol a su llegada a la Audiencia Nacional

Jordi Pujol a su llegada a la Audiencia Nacional

  1. Caso Pujol
  2. Jordi Pujol i Soley
  3. Jordi Pujol Ferrusola
  4. Cataluña
  5. Corrupción
  6. Delitos fiscales
  7. Blanqueo de capitales
  8. Familia
  9. Josep Pujol Ferrusola
  10. Andorra
  11. Justicia

La Fiscalía Anticorrupción cree que el 'clan Pujol' es una estructura "jerárquica" dirigida al fraude organizado continuado en el tiempo y sitúa al ex presidente de la Generalitat como jefe de la misma. Estas sospechas se basan en varias evidencias aparecidas en el curso de la investigación iniciada por el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata. Entre ellas está una agenda encontrada en el domicilio de uno de sus hijos, Josep Pujol, en la que se relatan detalles sobre el papel de su padre en la organización.

En un escrito, al que ha tenido acceso EL ESPAÑOL, el fiscal Fernando Bermejo explica que la investigación a la familia Pujol "pone de manifiesto la existencia de una unidad de propósito y dirección que crea y controla una estructura organizada en la que se diferencian varios individuos con funciones diferenciadas".

Para la Fiscalía, cada uno de los denunciados, es decir tanto el ex presidente catalán como su mujer, Marta Ferrusola, y sus hijos, "juegan un papel específico dentro de una operativa compleja -entramado societario- cuyo objetivo final es el fraude organizado y el blanqueo de unos beneficios obtenidos que no tienen correlación con las ganancias que reciben, tratándose de una organización perfectamente estructurada, de carácter jerárquico y gran facilidad para la movilidad internacional del dinero”.

Trama organizada de gran estabilidad

Además, recoge en el escrito que esta "trama organizada" lleva operando "con gran estabilidad y permanencia en el tiempo", por lo menos desde 2001, "actuando coordinadamente frente a la acción inspectora de la Administración". Estas afirmaciones aparecen en un documento en el que el fiscal pide que la causa se prorrogue 18 meses más dada su complejidad y pide el aplazo hasta junio de 2017 para seguir investigando, dando que la nueva Ley de Enjuiciamiento Criminal establece plazos para la fase de instrucción.

Este escrito, fechado el pasado 16 de febrero, está elaborado después de haber interrogado al matrimonio Pujol-Ferrusola, así como a sus hijos Jordi, Josep y Pere. Teniendo en cuenta el contenido de sus declaraciones, así como del análisis de diversa documentación incautada, los investigadores colocan al ex presidente catalán en la cúspide de esta organización jerárquica.

El padre daba las órdenes

Hasta ahora, se señalaba a su hijo Jordi Pujol Ferrusola como el gestor de los fondos de la familia, pero fuentes del caso apuntan ya al padre como la persona que daba las órdenes, organizaba y decía cómo se tenía que gestionar el dinero que la familia tenía oculto fuera de España.

Josep Pujol apuntó en su agenda, tal y como detalló este diario, como uno de los objetivos una vez comenzaron los rumores de la ocultación de patrimonio en Andorra: "Salvar el nombre del padre". Los investigadores sitúan al Jordi Pujol i Soley en las reuniones familiares donde se establecieron las directrices para la coartada del dinero familiar y la procedencia de una herencia de su padre, Florenci Pujol.

"Misterioso legado"

La Fiscalía califica esos fondos como un "misterioso legado" del cual no existe constancia documental "a pesar de haberse requerido a los investigados en numerosas ocasiones, así como de otros documentos".

Uno de los objetivos de la investigación es fijar cual era la procedencia real del dinero que se ocultó en Andorra hasta julio de 2014 que se decidió regularizar ante la Hacienda española. Durante el interrogatorio al ex presidente catalán, el fiscal ya apuntó como posible origen Banca Catalana. Las sospechas de la investigación es que Pujol no se desentendió el dinero escondido en Andorra como tanto él como sus hijos sostienen, sino que él sería quien dio las órdenes de cómo debía gestionarse.

Pujol mantuvo ante el juez De la Mata que él siempre estuvo al margen del dinero oculto en Andorra por su dedicación a la política. Sin embargo, fuentes del caso apuntan a que tuvo que ser él quien habría encomendado a su primo Joaquim Pujol, en caso de ser así, que se encargara de gestionar esos fondos.

En una de las anotaciones que hizo Josep Pujol en su cuaderno, ponía: "No decir nombre de las personas que gestionaron la herencia porque no tenemos permiso de la viuda". El magistrado sospecha que este hijo del ex presidente fue apuntando la historia que crearon para dar una explicación razonable sobre el origen de su fortuna.

Contactos políticos "muy importantes"

Ante este apunte, Josep explicó a De la Mata que era una "inquietud muy grande" de su padre porque no quería vincular a su primo Joaquim Pujol. "Yo le digo, pero papá, las cosas no pueden salir como de la nada, hay que decir la verdad. Entonces me apunto las cosas que me acuerdo y luego él hace lo que le da la gana", señaló.

En el escrito de la Fiscalía, resalta los contactos en el mundo de la política del clan gracias a la posición del patriarca. "La mayoría de los investigados ostentan un alto nivel de vida y serían propietarios, a través de personas interpuestas y sociedades, de bienes muebles e inmuebles de gran valor económico, y a su vez tienen contactos importantes en el mundo político y empresarial por la relevancia del cargo que tuvo Jordi Pujol Soley durante casi 23 años en Cataluña", destaca.