PRIMERA REUNIÓN DESDE EL 23 DE DICIEMBRE

Sánchez canceló una entrevista con Rajoy en enero sin dar explicaciones

El líder del PSOE cita al presidente del Gobierno en funciones el miércoles, pero se niega a enviar al PP el programa que quiere negociar.

El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, durante la rueda de prensa.

El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, durante la rueda de prensa. Efe

Mariano Rajoy y Pedro Sánchez tenían previsto verse el 18 de enero, cuatro días antes de que el Rey Felipe VI propusiese al líder del PP intentar formar gobierno. Sin embargo, el secretario general del PSOE canceló la reunión "unas horas antes" sin dar explicación, según ha confirmado el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado.

Fuentes socialistas han aclarado a EL ESPAÑOL que la agenda del líder socialista impidió el encuentro. Sánchez tenía un acto en Murcia ese día, informa Daniel Basteiro.

Desde que las elecciones del 20D arrojaron un tablero político ingobernable, Rajoy y Sánchez sólo se han visto una vez, el 23 de diciembre en el Palacio de la Moncloa. Tras el 'no' de Rajoy al Rey y la nueva propuesta a Sánchez, ahora es el socialista el que ha propuesto al presidente del Gobierno en funciones verse este miércoles en un lugar aún por determinar.

El líder del PP ha aceptado la invitación de Sánchez aunque su círculo cercano insiste en que no sabe cuál es el contenido de la reunión. "Sánchez está ahora interesado en hablar con el PP cuando ha rechazado reiteradamente desde el 23 de diciembre una interlocución", ha criticado Casado en la rueda de prensa posterior al Comité de Dirección. Hasta en dos ocasiones más ha intentado Mariano Rajoy ponerse en contacto telefónicamente con Pedro Sánchez para cerrar una entrevista "y no ha sido posible", añadió el diputado por Ávila.

Sánchez ha propuesto al líder del PP verse en el Congreso de los Diputados, el lugar donde el secretario general del PSOE mantiene desde la semana pasada constantes reuniones con los grupos parlamentarios para intentar encontrar los apoyos que le faltan para formar Gobierno.

Desde el PP, sin embargo, siguen sin concretar el lugar donde se verán. Además, reprochan a los socialistas que no le hayan enviado la propuesta con la que quieren negociar. "Esa reunión se solicita al mismo tiempo que no envían el programático del PSOE ni al PP ni a los partidos independentistas". Los conservadores aceptan la cita, insiste Casado, única y exclusivamente "por respeto a los votantes del PSOE".