ENTREVISTA

Cifuentes: “Pediré en el PP primarias para elegir al candidato a presidente”

Cree que nadie es imprescindible, “aunque unos somos más necesarios que otros”. Sobre la posibilidad de que el PSOE imponga que ella sustituya a Rajoy para dejarles gobernar: “Espero que no”.

Reportaje fotográfico: Dani Pozo

Reportaje fotográfico: Dani Pozo

Es una de las políticas más cotizadas del Partido Popular a pesar de llevar 25 años dedicada a la vida pública. Cristina Cifuentes (Madrid, 1964) suena cada vez en más despachos como la candidata perfecta para sustituir a Mariano Rajoy en el caso de que PSOE y/o Ciudadanos exijan al PP la cabeza de su líder a cambio de la gobernabilidad que tanto ansían. ¿Podría convertirse ella en 'la Carles Puigdemont del PP'? “Yo espero que no, por muchos motivos. Por los obvios y por los que no son tan obvios”, responde la presidenta de la Comunidad de Madrid en un reciente café con EL ESPAÑOL.

La popular pide a los líderes nacionales consenso para formar gobierno y que todos cedan, “porque en una negociación siempre tiene que haber concesiones”. En el caso del PP, Cifuentes cree que nadie es imprescindible, ni siquiera el líder, “aunque unos somos más necesarios que otros”. Como dice ahora José María Aznar, “que no nombró sucesor mediante un congreso abierto”, cree que ha llegado la hora de que sean los militantes los que por fin elijan al nuevo líder que saldrá del próximo congreso que los conservadores celebrarán cuando se despeje el futuro Ejecutivo nacional. Y advierte a la cúpula de su partido si imponen de nuevo el 'dedazo': “Exigiré primarias para elegir al líder”.

¿Cómo de complicado es gobernar en minoría?

En la vida hay que hacer de la necesidad virtud. Y lo que a priori puede parecer una complicación es una ventaja, porque te obliga a llegar a acuerdos, a pactar. Y es positivo. Los proyectos del Gobierno están saliendo adelante: hemos conseguido el apoyo de Ciudadanos para la ley de Presupuesto y, hasta ahora, ninguno de los grandes proyectos que teníamos como Gobierno se ha paralizado.

¿Le ha pedido alguna vez consejos Mariano Rajoy sobre cómo se gobierna con el apoyo de Ciudadanos?

El presidente no tiene que pedirme consejos, pero sí hemos hablado en alguna ocasión de lo que supone tener que gobernar en minoría.

¿Es Albert Rivera el socio ideal o no es oro todo lo que reluce en Ciudadanos?

En ningún partido es oro todo lo que reluce. Todos los partidos tenemos nuestras luces y nuestras sombras, pero creo que Albert Rivera es un gran líder. Yo le tengo mucho cariño personal y respeto profesional. Me costaría mucho trabajo hablar mal de él.

¿Hasta qué punto el PP tiene que ceder para conseguir una gran coalición que tanto añora?

En una negociación siempre tiene que haber concesiones por todas las partes. Los límites los marca la propia negociación. Si solo es una parte la que cede, no es negociación.

Si el PSOE y/o Ciudadanos exigieran al PP un pacto como la CUP: cualquier cosa menos investir a Mariano Rajoy, ¿debería actuar su partido como Convergència?

No quiero hacer predicciones de futuro. Ahora tenemos por delante unos retos y unos plazos. El PP ha sido el partido más votado con mucha diferencia y eso nos legitima para intentar formar gobierno. Hay que quemar esa etapa antes de plantear otro escenario.

¿El líder del PP es insustituible?

Nadie es insustituible, pero unos somos más necesarios que otros. Mariano Rajoy ha sido un buen presidente, la persona que ha sacado a España de la crisis absoluta. España era un país desahuciado y ha conseguido que pasemos de estar en la cola de todo a estar en la cabeza de crecimiento de empleo en Europa.

Pedro Sánchez está anteponiendo sus propios intereses personales y su preferencia como líder político al interés de España

¿Qué imagen transmitirían los líderes nacionales al electorado si finalmente no se alcanza ningún acuerdo?

Más allá de la imagen, sería algo muy perjudicial para los intereses de España. Hay que anteponer los intereses de España a los particulares de las personas y de los líderes. Creo que Pedro Sánchez está anteponiendo sus propios intereses personales y su preferencia como líder político al interés de España. Está perdiendo la ocasión de demostrar que es un líder político que piensa en el interés de España.

¿Convocar nuevas elecciones sería un fracaso?

Sí, un fracaso de todos. Por no haber sido capaces de llegar a acuerdos.

La red Floridablanca, un think thank liberal, pedía este jueves que si se disolvían las Cortes el PP se presentara con otro candidato. ¿Le iría mejor al Partido Popular sin Rajoy?

Mariano Rajoy ha sido un gran presidente. Es el candidato que hemos elegido y creo que muchas de las críticas que se le hacen son muy injustas. Entiendo que cuando hay un resultado electoral es una responsabilidad colectiva de muchos, no solo del candidato que se presenta como número uno por Madrid. Mejorar los resultados electorales debe ser un trabajo compartido, no solamente una cuestión de quién es el candidato. Creo que es un gran candidato y no veo ahora mejor candidato en el PP.

Haga una quiniela sobre quién gobernará y cómo

La realidad se confunde con los deseos. A mí me gustaría que gobierne el PP, apoyado por Ciudadanos, el partido con el que creo que tenemos muchas cosas en común. También me gustaría que en la situación actual el PSOE tuviera la responsabilidad y la grandeza de ver que la situación en España no es tan diferente a lo que está ocurriendo en otros países de Europa como Alemania, donde los grandes partidos han llegado a un acuerdo de gobernabilidad. Pero claro, eso no deja de ser un deseo. La aritmética parlamentaria complica todo. Además, Pedro Sánchez ya ha dicho que no quiere acuerdo con el PP.

Creo que los partidos políticos tenemos que dar un paso más en abrir las estructuras del partido a la participación de los militantes, tanto en la elección de nuestros líderes políticos en los órganos internos

¿La elección del próximo líder deberá hacerse a través de un congreso abierto, como pide Aznar?

José María Aznar lo pide ahora, pero él no nombró sucesor mediante un congreso abierto. Creo que los partidos políticos tenemos que dar un paso más en abrir las estructuras del partido a la participación de los militantes, tanto en la elección de nuestros líderes políticos en los órganos internos. Tenemos que ir a ese sistema y espero que la dirección nacional incluya la elección abierta para el próximo congreso. Si no, un grupo de personas y yo presentaremos una enmienda a los estatutos pidiendo primarias para elegir al candidato.

¿La presidenta de la Comunidad de Madrid debe ser la presidenta del partido en la región?

En todas las comunidades autónomas coincide. Así se hizo cuando Esperanza Aguirre fue elegida presidenta de la Comunidad de Madrid. Se entendía que era bueno para dar estabilidad al Gobierno y también para procurar un mejor funcionamiento del propio partido. En todo caso, deben ser los militantes los que decidan quién quiere que sea presidente o presidenta del partido en Madrid.

¿Usted se va a presentar?

Todavía no lo he decidido.

Este miércoles asistió a la tribuna del Congreso de los Diputados para la sesión de constitución de las Cortes Generales. ¿Qué fue lo que más le sorprendió de la jornada?

Me sorprendieron muchas cosas: el intento que hicieron de desviar la atención y de poner el foco en cuestiones que realmente no eran las importantes.

¿Qué le parece el gesto de Carolina Bescansa de amamantar a su hijo en el hemiciclo?

Fue un gesto de postureo absoluto. Los padres tenemos que ser responsables para saber dónde debemos y dónde no debemos llevar a los niños. Los bebés tienen que estar en sus cunas, jugando con otros niños, socializándose. En el congreso hay una guardería, y ella tiene una cuidadora. Me parece que no es responsable. Yo a mis hijos siempre procuré que estuvieran en el mejor sitio posible. La conciliación es que tú puedas ir al entorno de tu hijo. El objetivo que querían lo consiguieron: que solo se hablar de la foto de Pablo Iglesias con el niño de Carolina Bescansa.

Fue un gesto de postureo absoluto. El objetivo que querían lo consiguieron: que solo se hablar de la foto de Pablo Iglesias con el niño de Carolina Bescansa

Hablemos de Madrid. Hace siete meses que es presidenta de la Comunidad de Madrid, ¿qué balance hace?

Estoy razonablemente satisfecha porque creo que se han hecho muchas cosas y hemos conseguido imponer un determinado ritmo de trabajo de toda la administración en su conjunto donde se percibe que queremos hacer las cosas de manera diferente en el sentido de mejorar las cosas que se venían haciendo. Recibí una buena herencia y recibí una comunidad en una situación mucho mejor que el resto, pero creo que mi obligación es mejorar las cosas, por eso el objetivo de hacer las cosas de manera diferente.

Para mí, el objetivo por encima de cualquier otro es conseguir que todas las personas paradas consigan un empleo.

¿Le ha traído muchos problemas con sus antecesores eliminar el Consejo Consultivo?

Ninguno. A algunos les habrá gustado, a otros no. Era algo que estaba en el acuerdo de investidura con Ciudadanos. Como creo que los acuerdos hay que cumplirlos, como los programas electorales, esto no era cuestionable.

¿Cómo es en las distancias cortas la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena?

Es una mujer muy educada y muy agradable. Le tengo cariño. Otra cosa es que tenga una ideología distinta a la mía. Además, tiene un equipo de gobierno que a mí me parece algo espantoso, muy perjudicial para Madrid. Creo que van como pollo sin cabeza. Pero eso no quita para creer que la alcaldesa es una mujer entrañable.

¿Cuál es el mayor elogio que le han dicho desde que es presidenta?

Lo que más me ha emocionado es cuando se me ha acercado alguien para decirme que alguna medida mía le facilita la vida. Como una persona cuando me dijo que la nueva tarifa de abono de transporte joven de 20 euros que se aplica a sus tres hijos le permitía poder comer en su casa la última semana del mes. Me lo dijo llorando y me impresionó.

También me acuerdo cuando dimos una vivienda de protección oficial a una chica joven que tiene una hija con parálisis cerebral. Se me tiraron al cuello, la niña y la madre, que me dijo que no me imaginaba cómo le cambiaba la vida esa casa. Que te digan esas cosas, ¡te da un subidón!