El gran saqueo

El juez acusa a los Pujol de "obstruir" a la Justicia pero no toma medidas

De la Mata atribuye al clan "una continua ocultación de bienes sustrayéndolos a los tribunales".

El expresidente Jordi Pujol, junto a su mujer Marta Ferrusola, tras declarar

El expresidente Jordi Pujol, junto a su mujer Marta Ferrusola, tras declarar AFP

El juez José de la Mata acusa a la familia Pujol de "obstruir" la investigación de la Audiencia Nacional mediante "una continua actividad de ocultación de recursos y bienes" encaminada a "sustraerlos a la acción de los tribunales". Pese a la contundencia de sus afirmaciones (asegura que han perpetrado "toda clase de operaciones" con este fin), el titular del Juzgado de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional mantiene a los miembros del clan sin medidas cautelares.

Tanto la Policía Judicial como la Fiscalía Anticorrupción consideran ya a la familia catalana como una "organización criminal" dedicada al cobro de comisiones y la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) ha solicitado sin éxito en innumerables ocasiones la detención de sus miembros.

El magistrado De la Mata ha respondido en un auto al que ha tenido acceso EL ESPAÑOL a la petición de Jordi Pujol Ferrusola de disponer de algunos de los vehículos de alta gama que conforman su colección y que fueron precintados hace varios meses por orden judicial.

Las "operaciones singulares en el ámbito familiar"

De la Mata no sólo deniega la solicitud del hijo mayor del ex presidente autonómico catalán con el respaldo de Anticorrupción sino que aprovecha para atribuir a la familia "toda clase de operaciones de descapitalización para situar sus activos fuera del alcance de los tribunales" que "deberán ser en su día convenientemente calificadas".

Entre ellas, el juez destaca que se han llevado a cabo en plenas pesquisas judiciales "donaciones" ficticias del hijo mayor de Pujol a "su propia hija". Pero también, "complejas operaciones" del clan que Jordi Jr. "llama en su recurso 'operaciones singulares en el ámbito familiar'"; así como la "dispersión de activos en paraísos fiscales para situarlos en lo posible fuera del alcance de los tribunales españoles".

En definitiva, el juez constata "una operativa sofisticada y profesional que emplea distintas metodologías para la ocultación y el blanqueo de capitales". La vertebran "numerosos contratos simulados, sin causa real, sin contenido aparente y sin entregables contrastables". Junto a ellos, "complejos entramados societarios en distintas jurisdicciones sin objeto social y actividad societaria aparente" en los que destaca la "intervención de un número importante de testaferros profesionales en varias jurisdicciones, que actúan afanosamente para ayudar a ocultar los bienes".

La lista de "obstrucciones"

De la Mata recalca, asimismo, "la utilización continua y profusa de cuentas corrientes y entidades bancarias de paraísos fiscales", la "utilización de instrumentos societarios en paraísos fiscales" y el "uso, ingreso y reintegro de grandes cantidades de dinero en metálico". A su vez, "la apertura de cuentas corrientes sin finalidades comerciales o societarias aparentes".

En esta misma línea el magistrado de la Audiencia Nacional atribuye a la familia Pujol una "actitud consistente en faltar a la verdad en sus declaraciones en sede judicial (negando contundentemente, por ejemplo, tener cuentas bancarias en el extranjero en general y en Andorra en particular, cuando ha quedado evidenciado exactamente lo contrario)" o "en obstruir la incorporación al proceso de elementos de prueba provenientes de otras jurisdicciones".

La próxima cita judicial para la familia será el próximo diez de febrero. Ese día están citados como imputados por un delito de blanqueo de capitales el ex presidente catalán Jordi Pujol y su esposa Marta Ferrusola. El juez considera a ambos como los máximos responsables de la organización criminal y tanto la Fiscalía como él deberán decidir, tras escuchar sus versiones, si actúan al fin contra ellos.