Sucesos y Acontecimientos

Encuentran el pan, pero no el vino, tras el robo a una iglesia de Sevilla

Cálices, campanas y el dinero del cepillo: un ladrón se llevó un botín valorado en 6.000 euros de la parroquia del Corpus Christi.

  1. Sucesos y Acontecimientos
  2. Robos
  3. Sevilla (Ciudad)
  4. Iglesia Católica

El ladrón había esperado escondido durante más de una hora a que la parroquia del Santísimo Corpus Christi, en Sevilla, cerrara sus puertas. Cuando no escuchó ningún ruido, salió de su refugio y, ayudado de una linterna, comenzó con la operación. En un saco que portaba consigo vació el dinero que encontró en los cepillos de la iglesia. En el saqueo también se llevó multitud de objetos ornamentales y eucarísticos. Sin preocupación de ser descubierto, alcanzó la puerta del templo, la forzó y se marchó con el botín.

Los hechos tuvieron lugar este domingo, 24 de enero, y el sacerdote no se percató del robo hasta la mañana siguiente, cuando presentó una denuncia telefónica ante la Policía Nacional. Los dos agentes que acudieron al lugar comprobaron la cerradura forzada y fácilmente esclarecieron cómo se había producido el suceso. Las grabaciones de las cámaras de seguridad fueron clave para resolver el episodio: el autor del robo era un hombre con un largo historial de antecedentes, conocido por los cuerpos policiales de la zona.

El registro de la vivienda del ladrón, en el barrio de los Bermejales, sirvió para dar con el botín sustraído: cinco patenas, dos copones y cuatro campanas, todo ello de plata; un viril de oro -objeto en el que se custodian las formas- y dos bandejas doradas; un cáliz y otros artículos ornamentales. También el dinero robado de los cepillos. Todo ello sumaba un valor de más de 6.000 euros. Fuentes de la investigación han detallado que, además, apareció la hostia consagrada que se guardaba en el viril, pero no el vino que contenía un cáliz.

El autor del delito, no obstante, no estaba en su domicilio habitual. Ha sido una patrulla que circulaba por el barrio de las Tres Mil Viviendas la que ha dado con el hombre identificado como autor de los hechos, que ha sido detenido en ese momento. Se espera que su testimonio sirva para esclarecer otros robos similares perpetrados en Sevilla.

Los objetos han sido devueltos a un representante del Arzobispado de Sevilla en un acto que se ha celebrado en la Jefatura Superior de Policía, en la capital de la Comunidad Autónoma.