Pedro Sánchez saluda a Mariano Rajoy en el Congreso.

Pedro Sánchez saluda a Mariano Rajoy en el Congreso. Dani Pozo

España PACTOS ELECTORALES

Sánchez reta a Rajoy a llamarle: “Mañana mismo estoy en Moncloa, pero no le va a gustar”

El líder del PSOE responde a González que no se puede apoyar “por activa o por pasiva” al partido de la corrupción.

Daniel Basteiro

Ante las presiones del PP para que el PSOE le apoye y los augurios de gran coalición contra los que cada día se rebela Podemos, Pedro Sánchez ha dado un golpe en la mesa. En tan sólo tres minutos y medio y por sorpresa, Sánchez se presentó en el Senado argumentando que acudía a un acto en memoria del Holocausto. Desde allí arremetió, con gran dureza y sin pregunta previa, contra Mariano Rajoy.

“He escuchado hoy una oferta del señor Rajoy”, comenzó. “Su oferta es apoyarle en su investidura a cambio de una supuesta estabilidad en los gobiernos autonómicos. El señor Rajoy se equivoca. Vuelve a hablar de sillones y no de soluciones a los españoles” y “vuelve a pensar que la única solución para España es mantenerse él en el sillón de la Moncloa”. Sánchez se refería así a la indirecta manifestada por el presidente en funciones en El programa de Ana Rosa, en Telecinco.

“Y yo le digo que no”, porque “con los gobiernos autonómicos y municipales no se juega”, ha dicho.

Acto seguido, ha emplazado a Rajoy a llamarle si tanto busca su apoyo: “Le insto públicamente a que me llame. Y mañana mismo estoy en Moncloa hablando y dialogando”, anunció. Pero “dialogar es también escuchar cosas que no le van a gustar”, avanzó. “Lo que le voy a decir mañana si él me llama a Moncloa no le va a gustar”. Según él, se trataría de dos mensajes: “que tendría que haber dimitido hace dos años”, cuando mandó mensajes de complicidad a Luis Bárcenas, y “que tiene que dar un paso al frente y presentar su candidatura”.

Sánchez sólo admitió una pregunta de los periodistas, que aprovecharon para conocer su parecer sobre la coalición de PP y Ciudadanos que Felipe González asegura querer, según Informativos Telecinco, con la abstención del PSOE.

“No creo que haya ningún argumento para que el PSOE lo apoye por activa o por pasiva”, aseguró. El PP es “el partido de la Gürtel, de la corrupción de Valencia, en Castilla-La Mancha, de los recortes, de la reforma laboral, de Bárcenas”. Según él, “el hedor comienza a ser insoportable” y por eso Rajoy debe marcharse.