Inés Arrimadas

Arrimadas se ofrece para buscar mejoras en la financiación

La líder de la oposición traslada a Puigdemont su apoyo si abandona el “camino ilegal” de la independencia.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemontse se reúne con Inés Arrimadas.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemontse se reúne con Inés Arrimadas. Efe

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha iniciado este miércoles con la líder de la oposición, Inés Arrimadas, su ronda de consultas con distintos actores políticos y sociales de Cataluña. Ambos dirigentes se han reunido por la mañana en el palacio de la Generalitat durante poco más de una hora en un clima “cordial y constructivo”.

Arrimadas ha ofrecido al president su apoyo para conseguir mejoras sociales, económicas y contra la corrupción en Cataluña, pero ha advertido de que no tendrá “ni su comprensión ni su complicidad” si continúa por el “camino ilegal de la independencia”. La líder de la oposición ha trasladado a Puigdemont que su partido buscará una mejor financiación para Cataluña desde el Congreso como alternativa a la independencia, algo a lo que Puigdemont ha replicado que no está entre sus prioridades. Arrimadas, además, ha planteado al president una hoja de ruta con cinco ejes diferenciados.

Disposición al diálogo

Las prioridades que ha planteado Arrimadas son las políticas sociales, la reactivación mejora de las relaciones con el Gobierno central. Puigdemont también le ha planteado una serie de asuntos en los que ambos partidos pueden trabajar juntos, como por ejemplo la defensa de mejoras en las infraestructuras y en los trenes de cercanías o bien la reclamación del corredor mediterráneo y de un mejor acceso al puerto de Barcelona. Ambos dirigentes también han visto margen de acuerdo en asuntos como la lucha contra el terrorismo y el fraude fiscal así como la necesidad de abordar un plan de choque social.

“Existe un terreno y unos escenarios compartidos que nos hacen pensar que podremos trabajar juntos en muchos aspectos”, ha explicado la portavoz del Govern, Neus Munté, después de la reunión. “Más allá de las diferencias legítimas, hay recorrido y espacio para trabajar”, ha añadido.

La líder de la oposición se ha mostrado dispuesta a llegar a algunos acuerdos concretos con el Govern, y ha puesto como ejemplo las medidas contra el cambio climático o los programas de ocupación. A pesar de su ofrecimiento, Arrimadas ha reiterado que Puigdemont es “Más de lo mismo” ya que no ha alterado la línea continuista del anterior presidente Artur Mas. “El Govern está en una línea que no está pensada para tener diálogo normal con la oposición ni con el Gobierno de España”, ha afirmado en una rueda de prensa posterior a la reunión.

Arrimadas también ha explicado que su partido no apoyará los presupuestos del nuevo Govern. “Es la ley más importante que se hace cada año y refleja las prioridades de cada Gobierno”, ha explicado. “Si las prioridades de este Gobierno son trabajar para la independencia no podrá contar con nuestro apoyo”, ha zanjado Arrimadas, que ha añadido que tampoco cree que el Govern cuente con ellos para aprobar las cuentas del 2016.

Cambios en el Estatut

Arrimadas ha propuesto dos medidas que requieren una reforma del Estatuto catalán. La primera es la retirada del aforamiento a los diputados catalanes, mientras que la segunda es la aprobación de una nueva ley electoral, algo a lo que se comprometió Puigdemont en el debate de investidura.

Ante su defensa de la lucha contra la corrupción, Arrimadas ha tenido que responder sobre las conversaciones entre Ciudadanos y el PP para formar un Ejecutivo. “Si no podemos hablar con el PP por los casos de corrupción, no podríamos hablar con casi nadie”, ha replicado Arrimadas. La líder de Ciudadanos en Cataluña, sin embargo, ha insistido en que su partido no quiere investir ni a Mariano Rajoy ni a Pedro Sánchez.