ALIANZAS POSTELECTORALES

Sánchez habla finalmente con Iglesias y le reprende por sus formas

Para Iglesias, un Gobierno de PSOE y Podemos sería "uno de los Gobiernos con mayor base electoral en la historia de España".

Pablo Iglesias saluda a Pedro Sánchez en el arranque de legislatura.

Pablo Iglesias saluda a Pedro Sánchez en el arranque de legislatura. EL ESPAÑOL

Hablaron con el rey, ante las cámaras y se emplazaron a hablar entre ellos, pero no ocurrió hasta la tarde de este domingo y tras un intento fallido. Pedro Sánchez y Pablo Iglesias conversaron durante 20 minutos tras la rueda de prensa en la que Podemos se mostró favorable a entrar en un Gobierno socialista para ocupar varios ministerios y la vicepresidencia. 

Según un comunicado conjunto, Sánchez mostró "su desagrado por la forma en la que Podemos expresó su propuesta", mientras el socialista estaba con el rey y sin previo aviso. El líder del PSOE, al que el monarca podría encargar la investidura en tan solo unos días, sigue sosteniendo que hasta que ese momento no llegue, no negociará con Podemos. "Pedro insiste en la necesidad de respetar los tiempos y esperar al mandado", según el texto. 

Iglesias cree que ese momento ha llegado ya y así se lo ha hecho saber al secretario general del PSOE. Según el comunicado, el líder de Podemos cree que es importante "no dilatar más el tiempo y trabajar para un gobierno progresista de cambio plural y proporcional". 

La llamada se produce tras un fin de semana en el que Sánchez ha hablado con Albert Rivera, cuyos 40 votos sigue buscando. Fue Iglesias quien llamó a Sánchez tras un tuit del socialista en el que lamentaba que el líder de Podemos no le cogía el teléfono. 

Casi al mismo tiempo, el diario El País publicaba un artículo de Iglesias en el que escribía lo siguiente: "No podemos fallar a esos 11 millones de votantes (se refiere a los de PSOE, Podemos y sus confluencias y los de IU) ni a aquellos que, bajo ningún concepto, quieren que el PP siga gobernando".

Crítico con "el búnker"

"Este Gobierno del cambio sería, de hecho, uno de los Gobiernos con mayor base electoral en la historia de España, e incorporaría una tradición habitual en la cultura europea: la de los Gobiernos de coalición", afirma Iglesias.

Al mismo tiempo, el secretario general de Podemos se muestra muy crítico con la forma en que se están desarrollando los acontecimientos y denuncia que "existen enormes presiones de los grupos de poder, en España y en el extranjero, para que las viejas maquinarias sigan manteniendo el Estado en sus manos, en este caso con la connivencia de Ciudadanos, que, una vez desinflada su burbuja, se ha mostrado como el mejor aliado del proyecto gatopardiano de las élites para que todo siga igual mediante un pacto de búnker PP-PSOE-Ciudadanos".

Texto íntegro del comunicado

"Pablo Iglesias y Pedro Sánchez han hablado hace un momento. Ha llamado Pablo Iglesias y la conversación ha durado 20 minutos.

La conversación ha sido cordial, pese a que Pedro ha mostrado su desagrado por la forma en la que Podemos expresó su propuesta el pasado viernes. Pablo cree que por encima de todo lo importante es que haya un gobierno de progreso. Han quedado en seguir hablando esta semana.

Pedro insiste en la necesidad de respetar los tiempos, y esperar al mandato del Rey. Ha expresado su indignación por el uso partidista que de las instituciones ha hecho Mariano Rajoy. Se puede dar un paso o al frente o atrás, pero nunca al lado. Mantiene su voluntad de conversar con todas las fuerzas políticas que quieran un cambio progresista y reformista. Ha reiterado la necesidad de hablar antes de las políticas que de los puestos.

Pablo insiste en la importancia de no dilatar más el tiempo y trabajar para un gobierno progresista de cambio plural y proporcional que apueste por políticas económicas redistributivas, por la plurinacionalidad y por el diálogo con las fuerzas que no comparten hoja de ruta con el PP".