Cataluña

Estupor y frustración en JxS; CDC descarta apoyar a otro candidato alternativo

La dirección de la CUP ha vetado a Mas y ha pedido a JxS -grupo donde se enmarca entre otros CDC- que proponga otro candidato.

La CUP sugiere a JxSí que plantee otro presidente

La CUP sugiere a JxSí que plantee otro presidente

Dirigentes de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) han confirmado este domingo que "no hay candidato alternativo" a Artur Mas para ser investido presidente de la Generalitat.

Después de que la CUP haya votado 'no' a Artur Mas, Cataluña parece abocada sin remedio a unas nuevas elecciones que, previsiblemente, tendrán lugar en marzo. La dirección de la CUP ha vetado a Mas como president, por lo que los cuperos han pedido públicamente a Junts pel Sí (JxS) -grupo que aglutina a CDC, ERC y diversos independientes- que "mueva ficha", es decir, que proponga otro candidato.

El nuevo escenario que esta decisión abre para la política catalana ha motivado un torrente de reacciones, desde las que apuntan a esta negativa como un ejemplo claro de las dudas acerca del proceso soberanista a las que optan por seguir intentando encontrar una salida al atolladero.

La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, ha mostrado sorpresa y disgusto con lo sucedido en la asamblea de la CUP pero, a diferencia de Junqueras, sí que lamentó de manera explícita el resultado de la misma: "Me equivoqué y mucho", señaló. "Siempre he pensado que al final la CUP ayudaría a hacer realidad el mandato democrático del 27S. No ha sido así", ha añadido en un mensaje colgado en su cuenta de Twitter.

Tampoco se mostraba demasiado feliz el presidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Jordi Sánchez, quien ha llegado incluso a pedir perdón por pedir el voto desde la entidad soberanista a cualquier opción independentista en las elecciones del 27S: "A todos los que confiaron en la ANC cuando pedimos el voto a cualquier opción independentista el #27S y hoy os sentís engañados, os pido perdón".

En un mensaje posterior en la misma red social, Sànchez ha afirmado que ahora se debe "rehacer" la voluntad de los catalanes, y ha confiado en que todo lo que se ha hecho desde la entidad desde los últimos años no se pierda, y en que se construya un nuevo proyecto de unidad.

Especialmente significativo fue el mensaje de Pilar Rahola, miembro del Consejo Asesor para la Transición Nacional, órgano de la Generalitat encargado de preparar una consulta por la independencia de Cataluña, que escribió en Twitter: "Atención, los agradecimientos por el NO de la CUP necesitan ser enviados al CNI [Centro Nacional Inteligencia]. No se equivoquen de dirección".

El líder de ERC, Oriol Junqueras, sí se mostraba un poco más optimista al afirmar a través de Twitter "Nunca nos cansaremos, nunca abandonaremos, nunca nos rendiremos", ha dicho este domingo a través de su cuenta de Twitter. Y ha añadido: "No lo hemos hecho nunca. Y nunca lo haremos. ¡Seguimos!".

El nuevo presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, también ha pedido "intentar agotar los plazos legales" para que haya pacto de investidura en Catalunya. En declaraciones al canal 3/24 recogidas por Europa Press, no ha mencionado a Mas ni ha aludido a la conveniencia de que JxSí plantee a otro candidato o mantenga el mismo, y ha añadido: "Lo que no se puede hacer es decepcionar la voluntad de miles de catalanes".

Cuixart ha insistido en pedir "que los políticos tenga sentido de Estado y unidad de acción" para que el mandato del 27S se vea plasmado en un Govern que avance hacia la independencia.

Sobre la posibilidad de que el proceso soberanista pueda acabar tras el rechazo de la CUP, ha advertido a quienes lo auguren: "Quien piense que el proceso esté muerto es que no entiende mucho de matemáticas".

Arrimadas: "Saldremos todos juntos"

La líder de C's en Catalunya, Inés Arrimadas, ha dicho que se debe superar el debate soberanista que divide a Catalunya: "Saldremos de esta todos juntos". "Ya hemos perdido suficiente tiempo, dinero y oportunidades en Catalunya con este debate que nos divide", ha dicho a través de su cuenta de Twitter.

Por su parte, el líder del grupo municipal del PP en Barcelona, Alberto Fernández, ha pedido un "baño de sensatez" en las urnas si hay nuevas elecciones catalanas, tras la decisión de la CUP.

La entidad Societat Civil Catalana también se felicitaba al valor "positivamente" la negativa "definitiva" de la CUP a investir a Artur Mas como presidente de la Generalitat al entender que ahora se "acelera el fracaso de la hoja de ruta separatista de Junts pel Sí".

En un comunicado, precisan, sin embargo, que se trata de "una satisfacción resignada por cuanto ir a unas elecciones autonómicas por cuarta vez en menos de seis años es intolerable para la estabilidad política y el buen gobierno".

La entidad contraria a la independencia de Cataluña espera que en la próxima campaña electoral, si finalmente se convocan comicios en marzo, el debate debería "centrarse en cómo afrontar de verdad los problemas sociales y económicos de los catalanes en lugar de volver a discutir sobre consultas o referéndums de secesión". Asimismo, SCC sostienen que Cataluña "necesita con urgencia pasar página de esta etapa estéril políticamente y dañina para la convivencia de los ciudadanos de Cataluña". 

En un mensaje en Facebook, ha afirmado que el hecho de que Mas no sea investido, sino "embestido" por la CUP, describe el nivel al que se ha llegado en Cataluña, con un cóctel de independentismo venidos a menos y unos antisistemas venidos a más, según él: "Ahora unas nuevas elecciones catalanas, las cuartas en cinco años. Espero que no haya quinta mala... y haya un baño de sensatez en las urnas", ha dicho.