ELECCIONES GENERALES

Aguirre no declarará por corrupción en campaña

El PP consigue que C´s y PSOE voten a favor de retrasar la comparecencia de la expresidenta.

La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre.

La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre. Efe

Esperanza Aguirre iba a declarar en la comisión de investigación sobre corrupción abierta en el Parlamento madrileño el día 18 de diciembre, dos días antes de la cita con las urnas. Sin embargo, el PP ha conseguido, gracias al inesperado apoyo de PSOE y Ciudadanos, retrasar la comparecencia de la expresidenta de la Comunidad de Madrid hasta después del 20-D. En la próxima cita se pedirán explicaciones sobre la gestión y la política de contratación de la Agencia Informática y Comunicaciones de la Comunidad de Madrid (ICM) con la trama Púnica.

Retrasar la comparecencia de la presidenta del PP de Madrid hasta 2016 se ha conseguido gracias a un retraso en la sesión que se celebró el 9 de diciembre. El empresario Alejandro de Pedro, presunto cabecilla de la trama Púnica, tenía que haber comparecido. Pero las declaraciones de los anteriores ponentes fue tan larga que se pospuso la intervención del empresario vinculado a la trama para la siguiente cita, la del 18 de diciembre, en la que estaba convocada Aguirre.

Según cuentan fuentes internas de la comisión a EL ESPAÑOL, el reglamento de la comisión indica que no se interrogará a más de cuatro comparecientes por sesión. Con la comparecencia obligatoria de De Pedro, los miembros de la comisión tenían que acordar a cuál de los cuatro comparecientes citaban después de las elecciones. En un primer momento estaban llamados a declarar Aguirre; quien fuera su 'número dos', Salvador Victoria; la directora de Comunicación de la Comunidad de Madrid, Isabel Gallego y Cándido Cerón, director de ICM, un organismo público dependiente del Ejecutivo madrileño sobre la que está puesta el foco de todas las miradas en esta trama de corrupción que tiene a su principal cabecilla, Francisco Granados, entre rejas.

Los miembros de la mesa y los portavoces de la comisión han consensuado, sin el apoyo de Podemos, que sea la expresidenta de la Comunidad la excluida en la próxima sesión. Según fuentes internas de la comisión, se ha decidido retrasar la comparecencia de la máxima representante de la Comunidad de Madrid cuando supuestamente se produjeron estos desmanes de dinero público porque prefieren que primero declaren subordinados de Aguirre y se intenten aclarar temas mucho más complejos de cómo funcionaba ICM y cómo se repartían los contratos de publicidad.

Fuentes internas de Podemos reconocen a este diario que su formación ha sido la única que pedía la comparecencia de la expresidenta antes del 20-D. Sin embargo, “Ciudadanos y PSOE han apoyado al PP” en su intento de evitar la foto de Aguirre declarando en una comisión de investigación sobre corrupción dos días antes de votar. Ante la falta de apoyos, Podemos no tuvo más remedio que sumarse al acuerdo de los demás grupos y respaldó la nueva tanda de declaraciones que incluye a De Pedro y excluye a Esperanza Aguirre.

"Implicaciones con continuidad en el tiempo"

Su portavoz, Miguel Ongil, ha reconocido que los demás grupos se han opuesto a su petición de que compareciera la ex presidenta de la Comunidad Esperanza Aguirre porque entiende su grupo que ella es la “máxima responsable” de las presuntas irregularidades investigadas. “El caso ICM tiene varias implicaciones con continuidad en el tiempo, desde cuando Aguirre era presidenta del Gobierno regional y del PP de Madrid”, ha dicho Ongil, y ha agregado que su grupo seguirá trabajando “para que (Aguirre) venga un día y dé las explicaciones que debe”.

Según Ongil, a día de hoy, en el marco del trabajo de la comisión, “hay diferentes cosas”, como “contrataciones más que dudosas”, presunto tráfico de influencias y una rama del caso Púnica a través de De Pedro y todo lo relacionado con el trabajo hecho en pro del buen posicionamiento en Internet de dirigentes del Partido Popular.

Por Ciudadanos, su portavoz, César Zafra, aseguraba acerca de lo conocido a lo largo de la investigación que, “sin duda alguna, había falta de rigor al adjudicar y definir necesidades del ICM y de los ciudadanos” de Madrid. Zafra ha recordado que en las sesiones anteriores de la comisión de corrupción los comparecientes han dicho que ellos “sólo hacían lo que les mandaban los cargos políticos”. El portavoz del PP en la comisión, Alfonso Serrano, ha expresado el deseo de su grupo de que, “dado que estamos en campaña electoral”, los grupos sean “rigurosos y cuidadosos a la hora de tratar los temas y las comparecencias”.

La socialista Encarnación Moya destacó la importancia de la comparecencia de Cerón “para que explique su gestión durante los dos años que estuvo al frente del ICM”, y también la “comparecencia colgada” de De Pedro y la de Victoria y Gallego por la relación que supuestamente han tenido con los dos primeros.