José Ignacio Llorens

El número uno del PP por Lleida, denunciado por acoso sexual

Quiso tener relaciones con una militante a cambio de trabajo. "Me dijo que Rajoy le haría ministro", cuenta ella, que se queja de que la llamaba 60 veces al día.

El número 1 del PP por Lleida con el ministro del Interior, Jorge Fernández.

El número 1 del PP por Lleida con el ministro del Interior, Jorge Fernández. Europa Press

José Ignacio Llorens, de 72 años y cabeza de lista del Partido Popular por la provincia de Lleida, fue denunciado por "intentar mantener relaciones íntimas" con una militante del partido en Madrid a cambio de encontrarle trabajo, según consta en el acta de conciliación que se resolvió en el Juzgado de Primera Instancia número 96 de Madrid. Los hechos denunciados se remontan a febrero de 2011, meses antes de que Mariano Rajoy consiguiera la victoria electoral.

Según el documento, Llorens, en su condición de diputado del Congreso, se jactaba ante la denunciante de que tenía muchos contactos para colocarla y que "sería ministro de Agricultura en el próximo Gobierno de Rajoy". El supuesto acosador niega a este diario los hechos de los que se le acusan.

Extracto del acto de conciliación celebrado en marzo de 2013.

Extracto del acto de conciliación celebrado en marzo de 2013.

La demandante, S. R. B., conoció al histórico popular catalán, socio de Luis Bárcenas en una promoción de chalés de lujo en Baqueira, en una cena a la que fue invitada por una amiga común. Días después, el diputado concertó una cita con ella. "Yo no tenía trabajo y él se ofreció a ayudarme", narra a EL ESPAÑOL la afectada, que cerró el capítulo "más desagradable" de su vida en marzo de 2013, en un acto de conciliación en el que no se avinieron las partes. El acoso se alargó durante tres agónicos meses, según la versión de la afectada. Según Llorens, sólo se cruzaron una vez, "en un acto de partido y nunca más" volvió a "saber de ella". Minutos después, el candidato confiesa que han cenado alguna vez "en grupo", aunque niega categóricamente ningún encuentro privado.

La mujer relata que en la primera cita a solas con el denunciado, Llorens la invitó a comer en el hotel Hacienda Los Robles, en el madrileño municipio de Navacerrada. La excusa era encontrarle un trabajo acorde a su formación. "Me dijo que le enviase mi currículum y me dio su tarjeta". El cabeza de lista del PP por Lleida -según explica la afectada- reservó a escondidas una habitación, donde subieron después de comer y tomar una copa. "Intentó mantener relaciones sexuales conmigo, pero no accedí, y le pedí que me llevase a mi casa", relata la mujer. El político se defiende en el capítulo más espinoso de la historia: "Nunca estuve allí con ella".

"Te estoy llamando, cógeme"

Tras no conseguir su objetivo, al día siguiente la llamó y le "pidió perdón", según la versión de S. R. B. Entonces le prometió que la colocaría como secretaria en el Congreso de los Diputados. "¿Cómo voy a prometer yo que la iba a colocar si no puedo prometer eso?", se defiende Llorens.

En ese momento comenzó, según la denunciante, el acoso contra una militante del partido que ha ocultado a todo el mundo su agonía por miedo a las represalias de un hombre que "presumía constantemente de ser amigo íntimo de Mariano Rajoy y de Soraya Sáenz de Santamaría". La supuesta obsesión de Llorens por esta militante provocó que la "llamara sesenta veces al día". "Como no le cogía el teléfono me mandaba mensajes amenazantes diciéndome: 'te estoy llamando, cógeme'", asegura ella. Llorens se escuda en "el derecho a la intimidad" para dejar sin justificar el acoso telefónico que denuncia la militante a este diario.

El diputado hizo todo lo posible por volver a verse a solas con su compañera de partido, según el testimonio de la afectada. Ante la negativa de S. R. B., Llorens organizó una cena con unos amigos, "incluido un ex alto cargo muy importante en el Partido Popular, el nexo entre los dos, ya jubilado" y cuya identidad la demandante ha preferido no desvelar. En aquel encuentro en grupo, Llorens y la militante protagonizaron una "fuerte discusión" y, con la ayuda de una amiga a la que confió su secreto, S. R. B. se armó de valor y le amenazó con que al día siguiente presentaría una denuncia a la Policía.

"Desde ese momento no me molestó más y preferí no continuar por la vía penal, porque no estaba preparada para recibir amenazas", explica la mujer. El acto de conciliación al que sólo acudieron los abogados no sirvió para acercar posturas. "Él no se presentó. Envió a su abogado, que no llegó a ningún acuerdo con mi abogada. El siguiente paso era presentar una querella, pero como conseguí que dejara de perseguirme preferí olvidarme del tema".

La vida de S. R. B. cambió radicalmente desde que vivió este episodio con el aspirante a ministro de Agricultura, que sólo consiguió que el Grupo Parlamentario Popular le brindase la Presidencia de la Comisión de Agricultura y Medio Ambiente en la legislatura que acaba de agotarse. La denunciante, afiliada y militante al PP de Madrid, se alejó de los actos públicos que el partido organizaba a nivel nacional para evitar encontrarse con el popular de Lleida. "Yo trabajaba para un distrito de Madrid y dejé de ir a actos por miedo a encontrármelo. Necesité ayuda psicológica para superarlo", asegura.

Sus negocios con Bárcenas

Si el pronóstico de Kiko Llaneras en este diario se confirma, el escaño que históricamente el PP ha conseguido en la circunscripción de Lleida pasa a manos de Ciudadanos y Llorens se quedaría sin escaño durante la próxima legislatura.

Además de diputado, José Ignacio Llorens también quería ser promotor. Junto con Luis Bárcenas, el extesorero del PP que acusa a la cúpula de su partido de repartirse dinero negro en sobresueldos, invirtió 150.000 euros para construir 38 chalets de lujo con un estudio de arquitectura en el Valle de Arán, según reveló EL ESPAÑOL antes de que Mariano Rajoy le revalidara como número uno del PP por Lleida para las elecciones del 20 de diciembre.

Los fondos fueron ingresados por ambos en una cuenta a nombre de la sociedad Fuencarral Seis, S.L., que a su vez participaba con un 33% en la promotora Baqueira Cota 1600, S.L., encargada de la elaboración final del proyecto. Llorens, cuyo nombre figura en los denominados papeles de Bárcenas por partida doble -como gestor de una supuesta donación de 30.000 euros de una constructora y como receptor de 6.000 euros-, participó junto a su cuñado y su hermana, que también depositaron una cantidad similar. Todos ellos invirtieron sus fondos junto al extesorero en 2004. A partir de ese momento, la sociedad Baqueira Cota 1600, S.L. encargó un proyecto urbanístico en el que las viviendas de lujo se extendían sobre una superficie de 11.900 metros cuadrados.

Según el plan, su diseño iba a adaptarse al entorno y los chalets iban a ser vendidos por un millón de euros. Sin embargo, el proyecto inmobiliario se vio frustrado por problemas financieros y licencias urbanísticas. La promotora entró en concurso de acreedores, y Bárcenas y Llorens perdieron el dinero invertido que ahora reclaman judicialmente.