Audiencia Nacional

Los correos de los Pujol Ferrusola pueden revelar datos sobre su defensa

Piden al juez que se anulen los mails con sus abogados para no poner en riesgo su estrategia.

Jordi Pujol Ferrusola y su abogado, Cristobal Martell, salen del juzgado en 2014.

Jordi Pujol Ferrusola y su abogado, Cristobal Martell, salen del juzgado en 2014.

La Policía se llevó de los domicilios de Jordi, Josep y Pere Pujol Ferrusola toda la documentación, en papel y electrónica, que pudiera ser de utilidad para la investigación, durante los registros llevados a cabo el pasado 27 de octubre. Entre el material incautado, los agentes, por orden del juez de la Audiencia Nacional José de la Mata, también requisaron los discos duros de los ordenadores para, entre otras cosas, analizar los correos electrónicos enviados y recibidos por los imputados. Lo mismo ocurrió en el registro de la ex mujer del hijo mayor del ex presidente catalán y en los de varios empresarios imputados en la causa por pagar 'mordidas' a Jordi Jr, como por ejemplo el presidente de Isolux, Luis Delso, y el vicepresidente de Comsa-Emte, Carlos Sumarroca Claverol.

Los abogados de todos ellos se han puesto de acuerdo para solicitar al magistrado que se eliminen todos aquellos correos electrónicos incautados y que se hayan enviado entre alguno de los imputados y sus letrados porque de incorporarse en la investigación podría perjudicar el derecho de defensa. Precisamente, el juez que ocupó durante años el Juzgado Central de Instrucción número 5, Baltasar Garzón, fue condenado por el Tribunal Supremo por un delito de prevaricación por intervenir las comunicaciones entre los abogados y sus clientes en el 'caso Gürtel'.

Los registros se realizaron el pasado 27 de octubre en una segunda fase del caso, una vez que tanto Jordi Pujol Ferrusola como su ex mujer, Mercé Gironés, y los empresarios Delso y Sumarroca, ya estaban imputados desde hacía un año ante la sospecha de que estos últimos podrían haber pagado unos honorarios al primogénito del ex 'molt honorable' por trabajos que realmente no existieron y a cambio de su intermediación para conseguir obras púbicas en Cataluña. Sin embargo, todos ellos aseguran que Jordi Pujol Ferrusola hizo labores de intermediación como conseguidor de negocios, todo dentro de la legalidad y nada que ver con lo que se está investigando por parte de la Policía y la Fiscalía Anticorrupción.

Durante el año que ha transcurrido entre la imputación y los registros, los imputados han mantenido numerosos contactos con sus defensa para preparar su estrategia dentro del caso y que ahora podría quedar al descubierto si la Policía los analiza. Sin embargo, han solicitado al juez que los elimine porque, de hecho, de no hacerse la causa podría quedar anulada. En varios escritos a los que ha tenido acceso EL ESPAÑOL, las defensas solicitan que el juez fije unas palabras clave para la búsqueda en los correos electrónicos y sólo en los que aparezcan las palabras designadas podrán quedar incorporados en el sumario. Pero además, que todos los 'mails' que tengan como emisor o receptor a algún letrado del despacho asignado para su defensa queden automáticamente eliminados.

Respecto de Jordi Pujol Ferrusola, la Fiscalía Anticorrupción tiene encima de la mesa la petición de Unión Progreso y Democracia (UPyD), que ejerce la acusación de la mano de su candidato Andrés Herzog, sobre su citación ante el Juzgado para fijar medidas cautelares, como su ingreso en prisión. El Ministerio Público tiene que informar a De la Mata sobre su postura de citarle de nuevo.

Correos sobre la querella al Andbank

En el caso de los tres hemanos Pujol Ferrsola imputados en la causa y de Gironés, también piden que se eliminen los correos enviados y recibidos por parte del letrado de Andorra que puso la querella en los juzgados del Principado contra el vicepresidente del Andbank, Oriol Ribas, por el delito de falsedad documental por la documentación remitida por la entidad a De la Mata a través de la comisión rogatoria requerida. La familia Pujol considera que el banco andorrano remitió la documentación relativa al clan de manera parcial y obviando datos relevantes para la investigación. Concretamente, sostienen que el Andbank no entregó al juez un documento en el que se explicaba las razones por las que el expresidente catalán reconocía en un manuscrito que una de las cuentas de su hijo mayor era suya. Según su defensa, esa maniobra se hizo para evitar que Gironés reclamara parte del dinero de su marido durante el proceso de divorcio y el banco no envió al juez los papales que confirman su versión.

Lo que remitió la entidad fue un manuscrito redactado por Jordi Pujol i Soley en el que reconocía que la cuenta en la que su hijo era titular realmente era suya y en caso de defunción todos los fondos debían ir destinados a su mujer, Marta Ferrusola, un documento redactado en 2001, cuando todavía era presidente de la Generalitat. Además, en ese documento aparece reflejado el número de cuenta escrito en letra, considerado por el juez De la Mata como la firma autorizada a través de la cual el ex dirigente de Convergencia podía autorizar movimientos en la cuenta.

En su escrito, Delso, presidente de Isolux Corsán, pide la eliminación de dichos correos para “salvaguardar sus derechos fundamentales, y en particular, su derecho a la intimidad personal y familiar, su derecho al secreto de las comunicaciones, así como su derecho de defensa y el derecho al secreto profesional que protege las comunicaciones entre los imputados y sus letrados”. Además, solicita que una vez se designen los correos en los que aparezca alguna de las palabras clave designadas por el instructor, tales 'mails' sólo sean leídos por el magistrado y por su defensa para determinar si guardan relación con la causa. Sólo una vez hecha esta operación, entonces podrán incorporarse a la causa.