ELECCIONES GENERALES

El PP forzará al PSOE a posicionarse en la lucha antiyihadista

Mariano Rajoy no quiere apoyar en solitario a Francia y quiere obligar a Pedro Sánchez a fijar su postura.

El líder del PP obligará a Pedro Sánchez a posicionarse ante Siria.

El líder del PP obligará a Pedro Sánchez a posicionarse ante Siria. Efe

No quieren cometer los errores del pasado. Doce años después, al Partido Popular todavía le persigue la sombra de la guerra de Irak y muchos de sus militantes y altos cargos entienden que una acción militar de las tropas españolas sobre Siria provocaría un coste tan alto que no se lo pueden permitir. Para evitar activar en solitario cualquier ayuda a Francia, el Ejecutivo pedirá el apoyo a los demás grupos parlamentarios y forzará al PSOE a respaldar cualquier postura a través del pacto antiyihadista que han firmado.

El presidente del Gobierno ha telefoneado este miércoles al líder del PSOE, Pedro Sánchez; al presidente de Ciudadanos, Albert Rivera; al de Podemos, Pablo Iglesias y a Íñigo Urkullu, presidente del PNV, para trasladarles que contará con todos ante "cualquier petición" en materia terrorista. Con este gesto, el PP quiere extrapolar a todas las fuerzas políticas posibles el pacto antiyihadista y busca el consenso antes de posicionar a España.

Tras la petición del presidente François Hollande de activar el artículo 47.2 del Tratado de la UE, Francia negociará la ayuda con cada Estado miembro, así que Mariano Rajoy no tendrá más remedio que pronunciarse a corto o medio plazo sobre si España enviará o no a las Fuerzas Armadas a atacar Siria, como reclama el país vecino.

Mientras el presidente del Gobierno evita mostrar una posición clara y firme sobre cuál es su postura, los dirigentes del PP han recibido la orden de no opinar sobre el asunto. El PSOE tampoco quiere adelantarse a los acontecimientos y prefieren no defender las posibles medidas que el Gobierno francés vaya a pedir a los socios europeos. "No estamos ni a favor ni en contra, pero no depende de nosotros, sino de lo que acuerde Mariano Rajoy con Francia y la postura del resto de la Unión Europea", defienden en privado.

Ferraz, como Génova, prefiere no anticipar su respuesta ante el conflicto y deja la pelota en el tejado de Pedro Sánchez. Es el secretario general el que hablará personalmente con Mariano Rajoy sobre cada uno de los pasos que el Ejecutivo dará en este terreno y será Pedro Sánchez quien decidirá la postura que tomará el PSOE cuando sea imposible retrasarlo más. La única postura que a día de hoy mantienen los socialistas es que la respuesta, sea cual sea, debe enmarcarse dentro de la "legalidad internacional", es decir, con el aval de la UE o de la OTAN.

El ministro del Interior ha sido un de los pocos que ha mostrado una postura algo más firme al respecto. Jorge Fernández Díaz reconoció que solo se daría una hipotética intervención de España en Siria si se cumplieran tres requisitos: que hubiera una cobertura internacional desde el punto de vista jurídico, legal y político, con un mandato de la ONU o de la UE; que así lo acordaran los "socios, amigos y aliados" de España y que lo ratificara el Parlamento. Con estas premisas, el PSOE no tendrá más remedio que retratarse si el PP convoca un Pleno para buscar apoyos.