PSOE

César Luena: "La candidatura del PP es una lista B, de Bárcenas"

El número dos del PSOE augura la victoria de Sánchez. Ciudadanos, "la forma más segura de que el PP no abandone las instituciones".

Luena, este miércoles en el desangelado patio de la sede federal del PSOE.

Luena, este miércoles en el desangelado patio de la sede federal del PSOE.

César Luena (Bobadilla, La Rioja, 1980) siempre ha estado en política. Empezó como delegado de clase en octavo de EGB, siguió como concejal en su pueblo y después como parlamentario autonómico. Desde 2008 es diputado en el Congreso. Allí conoció a Pedro Sánchez, su trampolín a la primera y decisiva línea de la política. En julio del año pasado fue nombrado secretario de Organización del PSOE, el número dos de Sánchez, del que es el más ardiente defensor. "Soy un hombre de partido", reconoce con media sonrisa.

En vez de 16 meses, parece que hubiesen pasado muchos años. "El PSOE ahora es el partido con más poder institucional de España", dice recitando de memoria las cifras de alcaldes (3.000), diputaciones (20) y presidencias autonómicas en manos socialistas (siete).

Según él, ser secretario de Organización es casi un sacerdocio. Salvo por la castidad, compara su dedicación con la de los monjes cartujos, una fe que sólo aparcaría para dedicarse a la investigación o para dar clases de Historia, ciencia en la que es doctor. No hay políticos en su familia (su padre es molinero y su madre ama de casa) y en su pueblo aún le llaman el "trucha pequeño", en referencia a los peces de esta especie que abundan en el río Najerilla, donde Manuel Fraga pescó durante muchos años. Para desconectar, se entrega a la lectura, al cine y a la ironía, "la verdadera marca de la modernidad", según la definición de Cesare Pavese que leyó hace unas semanas en un artículo de Manuel Rivas.

Al igual que Sánchez, Luena se multiplica estos días asistiendo a actos en toda España. El lunes estuvo en Jaén, el martes en Santiago y este jueves en Mallorca. Ironías de la política: la intensa actividad les luce poco a los socialistas. En los dos grandes temas políticos de este mes, el recurso a la declaración secesionista del Parlament y la respuesta al yihadismo, el PSOE hace piña con el Gobierno.

¿En qué se diferencia la estrategia del PSOE de la del PP contra el yihadismo?

En esto, cuantas menos diferencias, mejor. ¿Por qué ha vencido España a ETA? Por la unidad de todos los demócratas. Venceremos al yihadismo por lo mismo. Las líneas rojas no las marca el PSOE sino las leyes internacionales.

¿Hay unidad en las fuerzas políticas españolas?

En parte la hemos propiciado nosotros. Lo primero que consiguió José Luis Rodríguez Zapatero en 2001 fue arrancarle un pacto al PP contra ETA. Lo que ha logrado Sánchez es un pacto contra el terrorismo yihadista. Hay unidad por la iniciativa y liderazgo de Pedro Sánchez. Pero la posición de otros, como Pablo Iglesias, es incomprensible.

Se está marcando un "no a la guerra" en toda regla.

Está mezclando churras con merinas. Aquí de lo que se trata es de una respuesta unitaria, coordinada y avalada por la legalidad internacional. Es lo que la sociedad europea comprende. Su posición es de tacticismo electoral, y eso es algo invalidado desde el principio.

François Hollande asegura que Francia y Europa están en guerra contra el yihadismo. ¿Lo comparte? ¿Mandaría el PSOE tropas a Siria?

Hollande lo ha definido como un acto de guerra, un acto exterior. Nosotros creemos que debe haber unidad para todo y que la respuesta se planteará dentro de la UE, amparada por la legalidad internacional.

Nadie se va olvidar del "Luis, sé fuerte, hacemos lo que poemos", o que el PP funcionó, supuestamente, como una factoría auténtica de corrupción

Tanto en cuanto al recurso ante el Constitucional como en la respuesta al yihadismo sus posiciones coinciden con las del PP. ¿Está eclipsando la responsabilidad su estrategia de campaña?

La responsabilidad no exime de la responsabilidad. Me explico: hay que defender la ley ante un disparate antidemocrático de una minoría. El PSOE tiene una alternativa y la conocen los españoles. Hay que responder con responsabilidad y con sentido de Estado ante la masacre de París. Pero quien crea que en España no hay ganas de votar para echar a Rajoy, se equivoca. Quien crea que por hacer lo que tiene que hacer un gobernante normal se olvida todo lo anormal que ha hecho en los últimos cuatro años, se equivoca. El Gobierno no puede hacer otra cosa.

Nadie se va a olvidar de la fractura social que han provocado los recortes y la mala gestión económica. Nadie se va a olvidar que con Rajoy hay peores datos económicos, más deuda, menos cotizantes a la Seguridad Social, menos protección frente al desempleo y que están en riesgo las pensiones. Nadie se va olvidar del "Luis, sé fuerte, hacemos lo que podemos"; que el PP funcionó, supuestamente, como una factoría auténtica de corrupción. Nadie se va a olvidar de que la Policía Nacional asaltó (entre comillas) la sede del PP y se encontraron los ordenadores machacados a martillazos. Tampoco de que el ministro del Interior recibió al supuesto delincuente Rodrigo Rato en su despacho a escondidas. A martillazos se puede acabar con los ordenadores de Génova y así romper su memoria. Con la memoria del fracaso de su gestión no podrán acabar a martillazos.

Y, sin embargo, casi ninguna encuesta los sitúa en cabeza en estimación de voto".

En la intención directa de voto, el que está por encima en todas las encuestas es el PSOE. También en los tres últimos estudios del CIS. Es el primero en intención, en fidelidad, en preferencia, en simpatía, y Pedro Sánchez es el líder mejor valorado de los del CIS.

El PSOE va a ser el primero en votos y en escaños y mejoraremos los datos actuales

¿Cree que pueden mantener los 110 diputados que el PSOE tiene ahora en el Congreso?

El PSOE va a ser el primero en votos y en escaños. No me atrevo a pronosticar el número de escaños, pero mejoraremos los datos actuales.

¿Ciudadanos es "la nueva derecha civilizada con la que se puede hablar" o son "las nuevas generaciones del PP"? Las dos son frases de Sánchez. Una hace tiempo y otra muy reciente.

El PSOE habla con todo el mundo, eso es algo reconocido. Hace un año, los españoles situaban a Albert Rivera y Ciudadanos en el 5,3, siendo 0 la izquierda y 10 la derecha. Ahora están en el 6,3. Ciudadanos y Rivera están a la derecha. Salvo en Andalucía, donde no había mayoría alternativa, han pactado con el PP. Defienden el contrato único, el copago y eso no es progresista. Rivera entronca su partido en la tradición de centro-liberal europeo, pero la primera vez que pudo pactó con una familia de extrema derecha, Libertas. Incluso su mano derecha, José Manuel Villegas, formaba parte de esa candidatura. Tienen poco pasado, pero el que tienen es inquietante. Ciudadanos habla de lo nuevo o lo viejo, pero están a la derecha. Podemos habla de arriba o abajo, pero están en la extrema izquierda y tienen un problema con la libertad en Venezuela, por ejemplo.

¿Votar a Ciudadanos es votar al PP?

De momento, votar a Ciudadanos ha sido la forma más segura de que el PP no abandone las instituciones.

¿Es consciente de que en su partido hay muchos que creen que el liderazgo de Sánchez habrá acabado si no gobierna?

No sé si son muchos o pocos, pero son minoritarios, muy minoritarios. El PSOE en lo que está es en ganar y gobernar. La cuestión interna es secundaria.

En su despacho apenas hay objetos personales. "Por si me tengo que ir mañana", dice.

En su despacho apenas hay objetos personales. "Por si me tengo que ir mañana", dice.

Uno de los barones del PSOE, el secretario general en Galcia, José Ramón Gómez Besteiro, está imputado por delitos como tráfico de influencias, cohecho, prevaricación y contra la ordenación del territorio por unas licencias para una urbanización. ¿Cree en su inocencia?

Sí.

¿Apoyaría el PSOE una candidatura a senador por designación autonómica? El mes que viene el Parlamento de Galicia tendrá que nombrar a un socialista, lo que permitiría a Besteiro ser aforado y que sea otro tribunal el que juzgue su caso.

En julio ya estaba casi fijada la fecha para que fuese senador y él renunció sin tener obligación. Me llamó y me dijo: "En estas circunstancias yo prefiero no optar al Senado". No sé lo que va a pasar en el futuro.

¿Es una decisión personal suya o cree que lo que hizo entonces debe mantenerse?

Es una decisión que tienen que tomar en el PSdeG y yo confío siempre en sus decisiones. Besteiro las toma pensando en Galicia, en el PSOE y después en él. Seguro que es la buena, como lo fue la de hace dos o tres meses.

¿Hay una doble vara de medir con Griñán y Chaves, muy presionados, frente a Besteiro, a quien se le mantiene la confianza?

Hemos defendido que las investigaciones lleguen hasta el final. Tenemos un código ético y dirigentes con altura de miras. Chaves y Griñán dieron paso atrás porque consideraban que iba a ser lo mejor para el proceso, el partido y ellos. Se lo agradezco. Gómez Besteiro tenía los votos para ser senador y renunció. La decisión que él tome la hará con el partido.

César Luena, en un momento de la entrevista.

César Luena, en un momento de la entrevista.