EDUCACIÓN

El PP utiliza la concertada como “cortina de humo” para tapar el fiasco de la Lomce

Los populares se unen a las denuncias de la plataforma 'Concertados', que afirma que Podemos y PSOE quieren acabar con este modelo. 

Mariano Rajoy conversa con representantes de la educación concertada

Mariano Rajoy conversa con representantes de la educación concertada EFE

  1. Educación
  2. PP Partido Popular
  3. PSOE
  4. Podemos
  5. LOMCE

La Educación se colará en la campaña de las elecciones generales del 26-J. Un tema que en anteriores ocasiones ha sido relegado a los últimos minutos o al olvido en los mítines y debates cobrará relevancia en las próximas semanas, pero no como reclaman la mayoría de grandes partidos, sino con una polémica “artificial y electoralista” en torno al papel de la Educación concertada en España.

La situación prendió cuando la Generalitat de Valencia (PSOE-Compromís) eliminó el distrito único de escolarización para garantizar el derecho a la “educación en igualdad de condiciones”. Su consejero educativo, Vicent Marzà, anunció una nueva baremación en la que desaparecen puntos determinados por los propios centros educativos: “Con los mismos criterios de escolarización para todos se garantiza que no sean los centros los que escojan a las familias, sino que las familias elijan los colegios”.

Fue entonces cuando la concertada asumió esta decisión como un “ataque” directo contra ella y contra los 8 millones de alumnos que están matriculados en colegios e institutos concertados: uno de cada cuatro en España. La plataforma en torno a la que están organizados para defender “la libertad de elección” desde hace un año, ‘Concertados’, alertó de que la mecha prendida en Valencia puede extenderse a otras comunidades autónomas y el Partido Popular compró su discurso.

Empezó la precampaña y la plana mayor de los populares, con Mariano Rajoy a la cabeza, se plantó en Valencia para defender la libertad de cada familia, como efectivamente se recoge en el artículo 27 de la Constitución, de elegir el tipo de centro educativo. Se reunieron con la Mesa por la Educación en Libertad, una plataforma que aglutina tanto a padres como centros, para abordar la problemática. Pero, ¿es real el problema denunciado o es un asunto electoralista?

"ES UNA ESTRATEGIA ELECTORALISTA"

Según los datos de la Consejería de Educación valenciana, el saldo de aulas concertadas que se perderán el próximo curso es tan sólo dos -abren 22 en Primaria y cierran 20-. Para contextualizar, remiten a que en 2012 en Andalucía se perdieron 60 clases en toda la región y entonces el gesto pasó “totalmente desapercibido”.

“Es una estrategia del Partido Popular totalmente electoralista y además muy irresponsable porque está generando un gran temor en las familias de forma infundada”. Quien hace estas declaraciones a EL ESPAÑOL es Rafael Simancas, responsable de Educación del PSOE, que recuerda durante la conversación en varias ocasiones que fueron los socialistas quienes inventaron la concertada en España: “La implantamos para llegar donde la pública no llegaba”.

Simancas defiende la decisión de Valencia porque, en su opinión, se ajusta a la ley y no hace más que seguir las líneas generales de todo el territorio: la apertura o el cierre de aulas concertadas se hace en función del ratio profesor/alumno. “Es todo artificial porque la normativa no se ha cambiado”. Y asegura que las familias deben estar tranquilas porque “todos los niños que están escolarizados en la concertada seguirán en ella hasta el final de la etapa educativa”. “No se cerrarán aulas de forma arbitraria”, apostilla.

El responsable de Educación socialista dice que este debate está empañando “el fracaso” de la ley para la mejora de la calidad educativa (Lomce), aprobada gracias a la mayoría absoluta del PP en la X Legislatura, que es, a su juicio, lo que debería centrar la campaña.

"LA EDUCACIÓN NO DEBE SER UN ARMA ARROJADIZA"

“Una cortina de humo”. Así ha calificado la polémica una de las responsables en materia educativa de Podemos Cecilia Salazar. Se reunió este lunes con ‘Concertados”, quienes le expusieron sus preocupaciones, y les trasladó su apuesta por una Educación pública “lo mejor posible”, pero que no tratará de “eliminar ni cerrar” centros concertados.

“No se trata de hacer la competencia entre un modelo y otro, pero el objetivo es que ninguna familia decida trasladar a su hijos de un centro público a otro concertado porque la calidad en el primero no sea la óptima”, explica Salazar.

Para la política, también maestra, de Podemos, “todo esto tiene que ver con la campaña” y consultada por cuál debería ser uno de los temas que vertebren la campaña, responde que el Pacto Educativo. “Nos obliga en consenso. Nunca hemos estado en mejor situación que ahora para sentarnos a debatirlo”.

Fuentes del PP consultadas también explican que un Pacto por la Educación debería centrar esta campaña. Afirman que la Lomce “no es mala” pero reconocen que no tuvieron “habilidad para pactarla e implantarla”. Un punto que, sin embargo, no quieren que sea utilizado como “arma arrojadiza” en un tema tan “delicado” como es la Educación.