PSOE

Sánchez: Rajoy e Iglesias forman "una gran coalición contra el cambio"

El líder socialista ha advertido de la importancia de unas generales en las que se elige "qué orientación le vamos a dar a nuestro país".

El candidato socialista juega al baloncesto antes del acto del PSOE

El candidato socialista juega al baloncesto antes del acto del PSOE

  1. PSOE
  2. Pedro Sánchez
  3. Elecciones
  4. Campaña electoral

El candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, ha achacado al presidente Mariano Rajoy y al líder de Podemos, Pablo Iglesias, haber constituido "una gran coalición contra el cambio" para impedir que fuera investido presidente tras las elecciones del pasado 20 de diciembre.

Sánchez ha definido los comicios del próximo 26 de junio como "un plebiscito" en el que se decide el modelo futuro de país, durante un mitin ante más de medio millar de personas celebrado en el polideportivo Son Cotoner de Palma y después de jugar una pachanga de baloncesto con el cabeza de lista del PSIB-PSOE al Congreso, Pere Joan Pons.

Sánchez ha advertido de la importancia de unas generales en las que no solo se elige quién va a dirigir el país "sino qué orientación le vamos a dar a nuestro país, algo que trasciende más allá de quitar a Mariano Rajoy para poner a otra persona".

Ha dicho que cuando oye mencionar "la gran coalición" piensa "en la gran coalición de Rajoy y la de Iglesias contra el cambio el pasado 20 de diciembre". "Tengo las ganas y la determinación de poner en marcha las soluciones", ha añadido, y ha pedido que "quien quiera cambios que lo haga sin intermediarios y apueste por el PSOE".

Medidas para Baleares

El candidato socialista ha prometido que si es presidente del Gobierno, Baleares tendrá un Régimen económico Especial, un REB como le ha pedido la presidenta del Govern, Francina Armengol, y también que habrá reforma del sistema de financiación autonómica, así como de la Constitución para "actualizar" las normas de convivencia territorial, "en clave federal para que Cataluña se sienta a gusto".

Sánchez considera que la respuesta a la situación que vive España la dará la socialdemocracia y ha recordado que sus antecesores en el PSOE aprobaron leyes como las de igualdad y dependencia y establecieron la educación pública y la sanidad universal, que ahora quiere introducir como derecho en la Constitución, para evitar recortes en el futuro.

Otros de sus compromisos son derogar la reforma laboral del PP para que haya subidas salariales, convenios colectivos y una ley de igualad salarial entre hombres y mujeres, así como derogar también la LOMCE para apostar por un modelo que prime la educación y la investigación, frente al del PP que considera "el paradigma de la mala educación".

Ha puesto como ejemplo al Govern que preside Armengol en Baleares desde hace un año (con los nacionalistas de MÉS y el apoyo de Podemos desde fuera del Ejecutivo), con el que ha dicho que hay más profesores en las aulas, se ha recuperado la sanidad universal y se ha creado una renta social.

Ingreso mínimo vital

Sánchez se ha comprometido a crear un ingreso mínimo vital para quienes no tienen acceso a ninguna prestación y a regenerar la vida democrática mediante un Gobierno de "la honradez intransigente", que aprobará leyes "que garanticen que todo lo robado se devuelva a las arcas públicas".

También ha mencionado el "recargo de solidaridad" para que las grandes fortunas ayuden a financiar el sistema de pensiones. De Rajoy ha repetido que lo considera "un presidente en B" que ha sido multado por la UE y que además preside "un partido que se ha financiado en B y tiene una contabilidad en B". "Que el 26 de junio no le salga gratis todo este Gobierno en B", ha pedido.

El mitin lo ha abierto el alcalde de Palma, José Hila, quien se ha referido al ministro de Hacienda: "No queremos saber nada más de (Cristóbal) Montoro, que lo quiten". El cabeza de lista del PSOE en Baleares, Pere Joan Pons, ha agradecido a Sánchez que entendiera el mensaje lanzado por las urnas el 20D y fuera "el único" que ha intentado un acuerdo.

Armengol ha dicho que el Govern batallará en Madrid para defender los derechos de Baleares y ha advertido de que "no será suficiente" si no hay un cambio de gobierno.

"Baleares necesita un Gobierno que diga sí a un régimen especial que nos compense la insularidad y a un sistema de financiación autonómica", ha reivindicado y ha asegurado que "el tándem Rajoy-Bauzá para estas islas ha sido nefasto".

Ha reivindicado un gobierno de izquierdas para que, la riqueza, en comunidades como Baleares que este año crecerá un 3,5 % "no quede en los bolsillos de los de siempre".