escándalo de OHL en México

Anticorrupción va tras la pista de OHL por su actividad en México

La Fiscalía Anticorrupción española lleva dos meses investigando a OHL por sus negocios de concesiones en México.

El presidente de OHL, Juan Miguel Villar Mir.

El presidente de OHL, Juan Miguel Villar Mir.

La Fiscalía Anticorrupción española lleva dos meses investigando a OHL por sus negocios en México. Así consta en una petición de información a la Procuraduría General de la República (PGR) al amparo de la ley de transparencia mexicana.

"La PGR, en el periodo comprendido entre el 1 de mayo y el 31 de octubre, recibió un sólo requerimiento por parte de la Fiscalía Anticorrupción Española (...) La petición de información se encuentra en trámite (...) y es relativa al caso del Grupo OHL (Obrascón Huarte Laín)", señala documento al que ha tenido acceso EL ESPAÑOL.

Portavoces de OHL insistieron en señalar esta mañana que la constructora no tiene constancia de ninguna investigación por parte de la Fiscalía. No obstante, según la autoridad mexicana, la fecha de petición de asistencia jurídica internacional es del 9 de octubre de 2015.

¿Qué investiga Anticorrupción?

La Procuraduría mexicana confirma, de esta manera, por escrito que la Fiscalía española le ha solicitado información sobre la constructora de Juan Miguel Villar Mir, que tiene una filial (OHL México) que cotiza en la bolsa de ese país y que está sometida a una investigación de la CNBV por presunto fraude a la Ley del Mercado de Valores del país por la contabilidad de sus activos en infraestructuras.

La investigación Anticorrupción se centra en otro asunto mucho más oscuro: una presunta trama en el país entre directivos de la constructora y funcionarios para conseguir contratos y adjudicaciones. El escándalo estalló el pasado mayo cuando se filtraron una serie de grabaciones entre responsables de OHL en México y la Administración del Estado de México, que acabó con la salida fulminante del responsable de la constructora Pablo Wallentin y un alto funcionario mexicano.

La inversión de OHL en México.

La inversión de OHL en México.

La dudas contables sobre OHL México

En el estado de México, que rodea la capital se Distrito Federal (DF), es donde se concentran sus principales infraestructuras en el país, conseguidas en los últimos años y que suponen ya la parte principal de su negocio en todo el mundo, sobre todo, en términos de rentabilidad.

El esquema financiero de rentabilidad garantizada -devolución de la inversión más un interés anual fijo de entre el 7% y 10%- ha sido puesto en cuestión en el país, donde la prensa ha dedicado una amplia cobertura a las prácticas de OHL. En concreto, el asunto ha saltado a la luz pública tras la continua revisión al alza de la política tarifas de los peajes de estas concesiones. OHL puede hacerlo en función si las cifras de tráfico de estas autopistas no alcanzan las proyección de la concesión. 

La CNBV, el supervisor bursátil equivalente a la CNMV española, lleva varios meses investigando las cuentas de la constructora por un presunto fraude de la Ley del Mercado de Valores. Según la interpretación del grupo de Villar Mir, las administraciones aztecas avalan su inversión de 5.000 millones de euros, en efectivo, si mañana decidiesen revocar estas concesiones o si no obtiene la rentabilidad esperada. Según la información ante el supervisor, OHL contabiliza como activo financiero con garantía de retorno inmediato esos 5.000 millones invertidos en las ocho infraestructuras que tiene en el país azteca, con el Circuito Mexiquense (Conmex), Autopista Urbana Norte, Viaducto Bicentenario o Vía Rápida