Día de la Bicicleta

El deporte más practicado de España no es el ‘running’, es el ciclismo

La 'bici' duplica su popularidad en cinco años, según la encuesta de hábitos deportivos de los españoles.

Istock

Las calles españolas parecen llenas de corredores, pero el deporte que más ha crecido es otro y necesita pedales. Las sierras de la península reciben cada vez más ciclistas los fines de semana y las tiendas se multiplican por España, como indican los mejores datos disponibles en el país.

Alberto Domínguez tiene 34 años y es ciclista amateur. Todo empezó hace nueve años, cuando compró su primera bici con la única intención de disfrutar de su tiempo libre con amigos. Hoy Alberto participa en carreras ciclistas junto a un grupo de amigos una vez al mes. “No somos profesionales, sino unos ‘bikers’ más en el grueso del pelotón”, cuenta.

Este joven deportista no es el único que se ha aficionado a este deporte en los últimos años. Según se desprende de la Encuesta de Hábitos Deportivos en España 2015, elaborada por el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes, un 38,7% de la población que practica deporte prefiere el ciclismo frente a otras prácticas deportivas. Es casi el doble de los que lo practicaban hace cinco años, fecha de la anterior encuesta.

Diversión, relajación, satisfacción, evasión o el hecho de sentirse libre son algunas de las sensaciones que se despiertan al pedalear, como coinciden varios de los ciclistas aficionados consultados por EL ESPAÑOL. Salir a la montaña y notar esa sensación de libertad es lo que buscan cada vez más un mayor número de personas cuando se montan en la bici.

Ricardo Martín también se sube a las dos ruedas los fines de semana, preparado para explorar caminos y curvas que le hagan salir de la rutina. No es el único deporte que practica, pero sí el que más le gusta porque es un ejercicio “fácil en el que la exigencia la pones tú mismo, que desconecta del día a día y te hace sentir bien mental y físicamente”.

Otra de las razones que explican el auge de este deporte es su carácter aeróbico, completo y divertido. “La bici, a diferencia del running, te obliga a estar siempre alerta a los caminos que vas a tomar, lo que no lo hace tan aburrido”, dice al respecto Alberto. Como aficionado a las dos ruedas considera que buena parte del aumento del ciclismo amateur tiene origen en la llegada del duatlón y la existencia de circuitos mejor preparados. “Hace unos cinco años los circuitos de duatlón eran pocos, pequeños y cosa de los ciento y pocos que los practicaban. Ahora hay muchos circuitos muy bien preparados”, cuenta. En relación a esto, Alberto percibe que gente a la que antes le gustaba solo correr, o solo montar en bici, ahora encuentra en esto un aliciente doble.

“Creo que no hay más bikers, sino más runners que se han pasado al duatlón y, con ello, han elevado la cifra de deportistas que ahora salen a disfrutar de la bici”, opina sobre este ‘boom’ del ciclismo aficionado.

Crecimiento imparable

Salir a la calle y ver personas subidas a la bici es cada vez más frecuente. Pero, ¿qué supone esto en el ámbito empresarial y comercial del sector deportivo? La Asociación de Marcas y Bicicletas de España (AMBE), formada por fabricantes, importadores y distribuidores, es la encargada de elaborar un estudio de mercado sobre este sector.

Según dicho informe, en 2014 (último estudio publicado) el sector deportivo tenía distribuidas por España casi nueve mil tiendas. De éstas, casi un tercio de los comercios eran establecimientos especializados en ciclismo. Además, las tiendas especializadas en esta disciplina han crecido un 10% de un año a otro, suponiendo un mayor crecimiento que el experimentado en las tiendas multideporte.

Joypa Cycling es una de esas tiendas especializadas en productos de ciclismo que “nació de la pasión y dedicación por el ciclismo” como expresa su dueño, José Miguel Sánchez. Todo empezó delante de un ordenador intercambiando materiales, componentes y bicicletas entre ciclistas sin un fin económico. Hoy Joypa Cycling lleva tres años en marcha. “Prácticamente ha sido una continuidad a lo que venía haciendo durante más de 25 años”, explica acerca de por qué abrir una tienda especializada en este sector deportivo y no en otro.

En los tres años de funcionamiento de la tienda, José Miguel ha visto crecer las ventas y los nuevos clientes de una manera sostenible. “El uso de la bicicleta ha sufrido algunos cambios que son dignos de mención”, comenta. “Ver personas de 35 años en adelante con bicicletas de 3.000 €, vestimentas y accesorios profesionales con una disciplina en entrenamientos y comidas era impensable hace 15 o 20 años y ahora es algo deseado y buscado por la mayoría”.

El aumento de eventos deportivos de carácter popular, como las marchas cicloturistas o los triatlones amateur, ha contribuido en buena medida al crecimiento del ciclismo aficionado. José Miguel es ejemplo de ello: “Yo, que nací de la competición a temprana edad, pienso que ha contribuido mucho el que la oferta de eventos deportivos populares hayan crecido al infinito respecto a aquellos años”. Desde su punto de vista, el que montaba en bici hace 20 años se le veía como un loco, mientras que ahora son personas deseadas y envidiadas que quieren “encontrar ese Contador o Valverde que llevan dentro”. Este apasionado del ciclismo piensa que ya no es cosa de ver a Perico o a Indurain a través del televisor. “Se trata de subir los Lagos de Covadonga o Calar Alto con tu bicicleta... Tenemos una oferta muy amplia para poder practicar e imitar a los grandes de este deporte y antes eso no existía”, concluye.

Más gasto que en fútbol

El auge de este deporte a nivel amateaur también se deja sentir en términos económicos. 1.354,5 millones es el importe en ventas del mercado del ciclismo registrado en 2014, según el estudio elaborado por AMBE. Esto representa el 23,07% del total de artículos deportivos vendidos durante el año:  la mayor cifra de ventas entre todas las disciplinas, situándose incluso por delante de deportes tan populares como el fútbol.

En cuanto al número de unidades vendidas, ese año se comercializaron en España más de un millón de bicicletas, experimentando un aumento de más del 5% respecto al año anterior. “En las ventas del sector de la bicicleta llevamos muchos años viendo crecimientos continuos, incluso en los años más duros de la crisis económica hemos seguido creciendo”, explica Carlos Núñez, Secretario General de AMBE.

Con un 40,96%, las cadenas especializadas se llevan la palma en ventas de bicicletas. Le siguen las cadenas multideporte y, en último lugar, los grandes almacenes. Desde El Corte Inglés aseguran que en la actualidad el ciclismo vive buenos momentos: “Hemos comprobado un aumento de las ventas de bicicletas y productos relacionados. Es, además, un deporte que ha superado a otros en número de aficionados, lo cual también se refleja en las ventas de material”.

Según el estudio realizado por AMBE, las bicicletas de montaña son las preferidas por los ciclistas. Cientos de miles de personas salen cada fin de semana a montar en bici por caminos rurales, montes y vías pecuarias, necesitando este tipo de bicicletas, como puede verse en el siguiente gráfico.

“La bicicleta de montaña fue una gran revolución de los 80 que permitió que la bicicleta se adentrara por senderos y paisajes antes desconocidos”, comenta Núñez. “Además una bicicleta de montaña permite también desplazarse por carreteras, caminos asfaltados y, por la ciudad, por todo tipo de vías”, afirma el Secretario General de AMBE.

Más allá del ámbito comercial, Núñez considera que el ciclismo tiene un gran componente de diversión, tanto en solitario como en grupo. “Montar en bici nos retrotrae a todos a nuestra infancia y nos provoca felicidad”, comenta. Para Núñez además “es un deporte de superación de tus propias barreras, de tus propias metas y eso provoca un efecto ‘adictivo’”, expresa. Un ejercicio que aporta competitividad con la finalidad de superar tus retos: “Personalmente me hace sentir bien cada vez que salgo. Me relaja todo el día”, concluye.