Arte

Cómo rehabilitar un barrio pobre y ganar el premio Turner

El prestigioso galardón reconoce el proyecto realizado en Liverpool por el colectivo Assemble, formado por 16 jóvenes arquitectos.

Los miembros del colectivo Assemble

Los miembros del colectivo Assemble Assemble

  1. Arquitectura
  2. Premios arte
  3. Liverpool
  4. Arte contemporáneo
  5. Reino Unido

Son 16 jóvenes arquitectos y diseñadores. Todos tienen menos de 30 años y han generado juntos, a través del colectivo Assemble, un proyecto que acaba de alzarse con el premio más prestigioso de las artes plásticas del Reino Unido, el Turner. El proyecto ganador, Granby Four Streets, consiste en la rehabilitación con materiales reciclados diez viviendas que estaban a punto de ser derruidas en Liverpool (Inglaterra), un proceso en el que han colaborado con residente locales.

El proyecto eligió varias casas cuyo estado las había señalado como material de derribo en el distrito de Toxteth, uno de los barrios más depauperados de Liverpool. Había planes para echar abajo la zona, pero la acción del grupo de arquitectos, que formó el colectivo en 2010, logró frenarlos. La filosofía de Assemble parte del trabajo con materiales reciclables de la propia zona e involucrar a los vecinos en la regeneración de sus hogares. El galardón ha sido recibido como algo "sorprendente", según un portavoz del colectivo.

Según Lewis Jones, uno de los miembros del grupo, su propuesta es a la vez arte y trabajo social. “Son etiquetas que no reemplazan otros significados”, explico a Ap. "Para algunas personas es arte, pero también se ha provisto de hogares y se ha generado un contenido mediante este proyecto”. Para Claire Jackson, comisaria de la exposición mostrada en la galería Tramway -donde se entrega el galardón-, "esto muestra de verdad cómo el arte puede tener un impacto social real y suponer un cambio dentro de una comunidad".

Todos los miembros del colectivo recogieron el premio, dotado con 25.000 libras (34.700 euros) en una ceremonia en Glasgow. La cantante y guitarrista Kim Gordon, de la banda Sonic Youth, anunció los ganadores de un premio que entregan las galerías británicas Tate desde 1984 a artistas menores de 50 años afincados en las islas británicas.

Sin embargo, no es raro que el Turner genere controversia. Este año no ha sido una excepción. De entrada, es la segunda vez en toda su historia que el galardón no recae en un artista individual (la anterior fue el premio a Gilbert & George en 1986). Para The Telegraph la lista fue una "horrorosa sorpresa". "Ahí fuera hay artistas brillantes de menos de 50 años, pero los jueces no han sabido detectarlos", escribió un periodista de The Guardian tras conocerse los candidatos de este año. En cambio, para su compañera de publicación Dawn Foster, el galardón es “refrescante, dada la historia de un premio a menudo envuelto en polémica por sus ganadores, que algunos consideran frívolos o inaccesibles para aquellos que no pertenecen al mundo del arte”. The Times cree que las diferentes ideas presentadas "nunca había presentado mejor aspecto". Los finalistas del premio han sido tres artistas. La primera, Nicole Wermers, presentó una instalación formada por diez sillas con abrigos de piel sobre sus respaldos, Infrastruktur. Bonnie Camplin, la segunda de las artistas que han llegado a la selección final, indaga en las diferentes versiones d ella realidad con Military Industrial Complex, una instalación con monitores de televisión en los que se ven entrevistas con personas que hablan de diferentes teorías conspirativas, desde abducciones de aliens a secretos sobre el asesinato de Kennedy. La tercera pieza finalista es DOUG, una performance de la canadiense Janice Kerbel, que convierte en piezas musicales cantadas por seis intérpretes de ópera diferentes temas inspirados en catástrofes naturales.

Entre los galardonados con el premio en anteriores ocasiones están el siempre controvertido Damien Hirst y el artista y cineasta Steve McQueen.