Nobel de la Paz

Nobel de la Paz a los arquitectos de la democracia en Túnez

El Cuarteto de Diálogo Nacional ha llevado a este país a la única transición democrática de la Primavera Árabe que sigue en marcha. 

Los líderes del Cuarteto del Diálogo en 2013.

Los líderes del Cuarteto del Diálogo en 2013.

El Cuarteto de Diálogo Nacional de Túnez, establecido tras la revolución de comienzos de la década, ha sido el elegido este año para recibir el Premio Nobel de La Paz. “El Comité Noruego del Nobel ha decidido que el Premio Nobel de la Paz de 2015 debe ser concedido al Cuarteto de Diálogo Nacional de Túnez por su contribución decisiva a la construcción de una democracia plural tras la Revolución de los Jazmines de 2011”, ha afirmado la portavoz del comité responsable de conceder el galardón.

Túnez es el único país de la Primavera Árabe que continúa en el carril hacia la democracia. 

El Cuarteto se formó en el verano de 2013 en un momento de intensa crisis política para el país, ya que la transición democrática iniciada con el derrocamiento del régimen de Ben Ali peligraba debido a asesinatos políticos y la agitación que reinaba en la sociedad tunecina.

El Cuarteto de Diálogo Nacional compone cuatro organizaciones civiles: la Unión General Tunecina del Trabajo, la Confederación Tunecina de Industria, el Comercio y las Manufacturas, la Liga Tunecina de Derechos Humanos y la Orden Nacional de Abogados de Túnez. “El Cuarteto ejerció su papel como mediador y fuerza impulsora para el avance del desarrollo democrático en Túnez con gran autoridad moral. El Premio Nobel de la Paz se otorga al Cuarteto, no a las organizaciones individuales”, ha dicho el comité noruego.

El año pasado, el país celebró elecciones pacíficas gracias a los esfuerzos del Cuarteto. El grupo de organizaciones también logró la ratificación de una nueva constitución. Túnez, sin embargo, es todavía inestable y sufre estallidos espontáneos de violencia como el ataque al Museo Nacional del Bardo de este verano.

Ante una pregunta de la prensa sobre si el premio constituye un mensaje al mundo árabe, la portavoz del comité ha respondido: "Esperamos que inspire a la gente a ver que es posible trabajar juntos, que movimientos islámicos y seculares lo han logrado con la ayuda de la sociedad civil en Túnez".