El Español
Economía
|
Talento 36

Sabor británico, corazón gallego: así es 'Hera Cider', la sidra artesana hecha en Vigo

Celso y Javier son dos amigos que comenzaron su aventura hace escasos meses y han logrado fabricar un producto con manzana 100% natural que está conquistando a los vigueses
Hera Cider se fabrica en Vigo a partir de manzana natural
Cedida
Hera Cider se fabrica en Vigo a partir de manzana natural

Hera Cider nace de la maestría de Javier Costa, que fabrica cerveza artesana desde hace más de una década, y el conocimiento del producto de Celso Gómez, que quería traer la sidra británica a Galicia. Amantes de los sabores nuevos y de la aventura, se lanzaron a la creación de una marca de sidra artesana a finales de 2020.

Todo empieza con la pasión de Celso por la sidra, principalmente la que fabrican los británicos o los nórdicos. "Son sabores más dulces, no tan ácidos como la asturiana, y en muchas ocasiones más fuertes", cuenta. Se inspiran gracias a los viajes de este socio a Reino Unido y a su gusto por "probarlo todo: allí donde nos digan que tienen una marca de sidra, probamos".

A veces, confiesa, no les gusta, pero muchas otras han dado con un sabor interesante y han apostado por él. "Hemos hecho muchísimas pruebas, llevábamos meses fabricando y probando antes de 'lanzarnos', queríamos sacar al mercado algo que supiéramos que iba a gustar".

100% manzana, 100% rock&roll

El proceso tuvo varias fases, "la primera fue saber si éramos capaces de fabricar algo exclusivamente a base de manzana, después tendríamos que buscar un sabor". Así nació su primera receta, Original, que lleva manzana y stevia para endulzar. "Queríamos partir de una graduación con un poco de 'rock&roll' y por eso tiene 8,5º".

Sabores de 'Hera Cider'

Este primer sabor, que aclaran que no es tan fuerte como aparenta, nace con la idea de diferenciarse de otras sidras que ya hay en el mercado español, más suaves y con menos graduación. "Tiene un estilo semiseco inspirado en una cider de Reino Unido", dice Celso.

Una vez superada la fase de búsqueda y producción de ese primer sabor, le dieron un nombre que hace homenaje a la perra de Celso, que murió hace algo más de un año. "Mi compañero, Javier, fabrica una cerveza que se llama Roybeer por su perro: yo quise hacer lo mismo con mi Hera, que además es un nombre genial para una sidra con potencia".

Desde entonces han creado otros dos sabores, Hard y Supernatural, que se diferencian en la graduación y el proceso de elaboración. "La Supernatural también es 100% manzana y lleva azúcar, está inspirada en una sidra belga llamada Blumers que tiene un toque de caramelo".

La Hard, cuenta Celso, es su 'plan B'. "El problema de trabajar con fruta natural es que no siempre hay manzanas en el mercado, por lo que necesitábamos crear un producto que se pudiese fabricar todo el año a base de concentrado: si no hay manzanas, la producción no se para".

El lanzamiento

El día de Nochebuena de 2020 Celso y Javier lanzaron su página web, después de recibir el aval y el apoyo de su grupo de amigos, que fueron los primeros en probar la sidra. La imagen de marca, la web, las etiquetas y prácticamente todo lo que rodea a Hera Cider nace de la colaboración de este grupo de amigos.

La euforia de la Navidad y la buena acogida del producto hicieron que surgiese la magia en cuanto se puso a la venta: "agotamos la producción en un día, una partida de 250 botellas en una jornada". Habla de que en un primer momento se pusieron como meta vender 300 botellas al mes "para tener beneficios", ahora están vendiendo 150 botellas cada viernes solo en hostelería.

https://www.instagram.com/p/CJBYyVYjNxq/

Celso cuenta que el verdadero secreto reside en que es un producto que está encajando muy bien en el público cervecero, "además de que está fresquita, dulcita y baja muy bien". Su fabricación, desde el inicio hasta el fin artesana, también resulta muy atractiva para la clientela. "La gente está empezando a apreciar el producto de cercanía, se nota que el público tiene ganas de consumir local", comentan.

Así, empezaron vendiendo a pequeñas tiendas delicatessen de la ciudad de Vigo y cada día añaden un nuevo punto de venta en su página web. También venden en hostelería, donde están viendo multiplicado su éxito teniendo que reponer incluso en domingo. "Repartimos los viernes y ya nos han llamado más de una vez para pedir más cajas, a la gente le está gustando y están agotando existencias enseguida".

"Estamos creciendo a base de ventas"

Celso cuenta que están encantados con la acogida que está teniendo el producto en Vigo y en Redondela, donde están vendiéndolo por el momento. "Estamos creciendo a base de ventas y nos hemos dado cuenta de que esto no tiene fondo: si fabricamos hoy 2.000 botellas, mañana vendemos 2.000 botellas".

Su primer objetivo, el de vender 300 unidades al mes, hace tiempo que se quedó atrás. "La semana pasada fabricamos mil y pico botellas", dice Celso, que reconoce que no se imaginaban que fuesen a triunfar de esta manera en solo cinco meses.

Por el momento, el "creador" sigue siendo su compañero Javier, mientras que él se considera el 'chico de los recados'. "Somos dos amigos con una aventura, no creímos que nos fuésemos a convertir en CEO ni cofunder ni nada de eso tan guay que se dice: queríamos que la gente disfrutase de algo que nos encanta fabricar y es lo que estamos haciendo".

Ahora buscan nuevos sabores para el verano, inspirados en la sidra británica, "diferente a lo que encontramos en los supermercados y muy refrescante". Celso habla de que será distinto a los toques de "fresa, melocotón y esas cosas que acercan la sidra al refresco... y hasta aquí puedo leer": tendremos que esperar al verano para disfrutar de una nueva Hera Cider fresquita en una terraza.

¡Síguenos en Facebook!
Economía