El Español
Actualidad
|
Galicia

¿Por qué está haciendo tan mal tiempo en Galicia este verano?

Pese a que nos encontremos bajo la influencia de una borrasca, pronto volverán los días soleados
Dos viandantes intentando esquivar la lluvia en pleno julio
Sara Gil
Dos viandantes intentando esquivar la lluvia en pleno julio

Este verano no está cumpliendo con los expectativas. La mayoría de los gallegos nos despertamos día tras día con un manto de nubes por encima de nuestra cabeza, algunos días con lluvia, otros sin ella y otros sale un poco el sol.

Teniendo en cuenta como suele ser el verano en Galicia meteorológicamente hablando, deberíamos de tener días soleados y calor por estas fechas, pero no es así. ¿Por qué sucede esto?

Pues bien, es fácil de explicar. Según nos cuenta Alberto Romero, de MeteoGalicia, esto se debe a que el anticiclón que normalmente nos trae el buen tiempo no está en las Azores como tal, si no al sur de estas. Esta es la razón por la que el calor llega al resto de España, pero no a nosotros. "El anticiclón al sur de Azores permite que al aire caliente del continente africano se cuele por Andalucía, Murcia, Comunidad Valencia e incluso suba hasta Aragón", sentencia el meteorólogo.

Presiones bajas y falta de viento

Por lo tanto, la costa y la parte norte de Galicia se están viendo influenciadas por una borrasca que viene del Atlántico norte, con mucha nube. De hecho, esta semana pudimos observar como toda la costa estaba cubierta de nubes. Unas nubes que llegaban desde Lisboa hasta casi País Vasco. "Esto sucede porque prácticamente toda la superficie de mar está bastante fría, sobre todo la zona de las Rías Baixas, y contrasta con la masa de aire cálida en tierra", constata Romero. Esta mezcla de agua fría con aire cálido forma las brumas que estamos viendo esta semana. Según nos cuenta el meteorólogo, la falta de viento del nordés es lo que hace que estas brumas se estancaran en nuestra costa, en vez de disiparse rápidamente.

El sol se cuela por el Barrio de San Pedro, en Santiago de Compostela

"La primera y la segunda quincena de mayo fueron muy estables, no nos podemos olvidar de eso", comenta el meteorólogo. Venimos de un mes de mayo con altas temperaturas y un junio soleado, dentro de lo normal.

De todos modos, las temperaturas que estamos teniendo no son tan diferentes a las que suele haber por estas épocas. La temperatura media en la ciudad de A Coruña en julio es de 21,9 grados centígrados. Las temperaturas están más o menos en las mismos dígitos. "Lo inusual sería que, por ejemplo, en Coruña y Ferrol alcanzaran los 27 grados", declara Alberto Romero. Lo que mosquea sobre todo a los gallegos son esas nubes estancadas que no dejan que salga el sol.

Diferentes veranos

"Si hablamos de toda Galicia, la provincia de Ourense tuvo este mes muchísimo días con cielos despejados y con altas temperaturas, superiores a los 30 grados", comenta el meteorólogo.

Alberto nos dice que este verano tenemos que hablar de dos galicias: la de interior y la de costa. "No es lo mismo hablar del tiempo que hace en Ourense o Ribadavia, que el que hace en Laxe o Ponteceso", asegura.

Panorámica de Ribadavia
Ribadavia en un día con sol

Esta diferencia se puede notar incluso entre Santiago y A Coruña. A escasos 60 kilómetros de distancia, la climatología fue muy distinta durante este mes de julio.

Las nubes dejarán salir al sol

La próxima semana será más cambiante. "Para lunes y martes esperamos días de cielos cubiertos en el norte, más despejados al sur", explica Alberto. La tendencia a partir del miércoles es que el cielo vaya recuperando el azul y vaya saliendo poco a poco el sol.

La predicción es esta porque el anticiclón que está al sur de las Azores está comenzando a subir. Por lo tanto, hará que las borrascas se vayan y, por fin, disfrutemos de ese sol de verano que tanto nos está costando volver a ver.

¡Síguenos en Facebook!
Actualidad