El Español
Cultura
|
Conoce Vigo

Algunas de las joyas arquitectónicas de Vigo que merece la pena visitar

Es sabido por todos que han sido muchos los grandes edificios históricos demolidos en la ciudad olívica, sin embargo, aún se puede levantar la vista y apreciar algunas de las imponentes arquitecturas que permanecen en Vigo
Edificio Simeón, Chalet El Pilar y Edificio Bonín en Vigo.
Edificio Simeón, Chalet El Pilar y Edificio Bonín en Vigo.

Aunque no son pocos los edificios que se demolieron en la ciudad olívica debido a la falta de una normativa municipal que protegiera las edificaciones históricas, aun queda algún resquicio de lo que fue el Vigo de comienzos de los años XX, con grandes edificios con arquitecturas privilegiadas. Si uno levanta la vista caminando por las calles, podrá observar las maravillosas joyas que aún quedan intactas.

El estilo modernista, las edificaciones monumentales y las decoraciones afrancesadas destacan sobre las construcciones grises, dando a Vigo un aire glamuroso que despierta la nostalgia de algunos, que no pueden evitar pensar en lo que pudo haber sido.

Chalet El Pilar

Chalé "El Pilar" en la calle López Mora.

Este curioso edificio de estilo modernista en la calle López Mora, antigua casa da Xuventude, tiene actualmente más de 100 años. El chalet El Pilar fue construído en 1913 por el arquitecto José Franco Montes para ser la vivienda de Camilo Teijeiro Martín.

En su momento, la conocida como "Casa das bruxas" formaba parte de una zona privilegiada de la ciudad, arbolada y con vistas a la playa, donde se situaban las casas de las familias más acomodadas. El edificio es propiedad del Concello de Vigo y albergó la Casa da Xuventude hasta el año 2017.

Edificio Mülder

Edificio Mülder en el cruce de Montero Ríos con Pablo Morillo.

El edificio Mülder, obra del arquitecto Manuel Gómez Román, es el ejemplo perfecto de estilo modernista en la ciudad olívica. Promovido por Enrique Mülder Palmer, un hombre holandés afincado en Vigo del que se sabe muy poco pero que tenía gran presencia en el ámbito comercial de la ciudad.

Construído en el 1910, el edificio llama la atención por su solemnidad y sus formas redondeadas pero, si algo destaca sobre el resto es su cúpula con forma de huevo, adornada con placas brillantes. Actualmente está a la venta por un valor de 2.925.000 euros

Teatro cine Fraga

El Teatro Cine Fraga en la calle Uruguay.

Construído en el año 1948 por el arquitecto Luis Gutiérrez Soto, el famoso Teatro Cine Fraga es una joya olvidada de la ciudad. Isaac Fraga Penedo, productor y empresario cinematográfico que gestionaba la mayoría de las salas gallegas, propuso el proyecto del cine más majestuoso de Galicia.

Aquella propuesta incorporaba elementos de la arquitectura histórica gallega, como el barroco compostelano. Desgraciadamente, a pesar de su gran tamaño y su localización privilegiada en pleno centro de Vigo, su proyecto de rehabilitación está en pausa desde el año 2007, convirtiéndolo en uno de los edificios más desaprovechados de la ciudad.

Teatro García Barbón - Afundación

El Teatro Afundación en la calle Policarpo Sanz.

El conocido como Teatro García Barbón es uno de esos edificios que son un símbolo de la ciudad. El edificio actual data de 1927 y es obra del gran arquitecto gallego Antonio Palacios. Anteriormente en el solar estaba el Teatro Rosalía de Castro, pero en 1910 desapareció debido a un incendio.

El estilo arquitectónico neobarroco del edificio se cataloga dentro de la corriente modernista que primaba a principios del siglo pasado. El tejado del teatro está decorado con dos estatuas ecuestres del escultor Juan Oliveira Viéitez. El edificio es propiedad de Abanca, de ahí su nombre actual: Teatro Afundación.

Monasterio de la Visitación de las Salesas Reales

El Monasterio de la Visitación en la calle Coutadas.

Siguiendo con las obras de Antonio Palacios en Vigo está el Monasterio de la Visitación de las Salesas Reales en el barrio de Teis. Este imponente edificio de 1942 es uno de los grandes desconocidos de la ciudad al encontrarse semioculto entre las callejuelas de Vigo.

Según su arquitecto, su estilo regionalista y recupera ciertas trazas de la arquitectura gallega tradicional de la edad media. Construido en granito y con fachada de piedra sin pulir, este curioso lugar acoge a las monjas de la orden de las salesas reales, una comunidad de clausura.

Edificio Pardo Labarta

Edificio Pardo Labarta en la Puerta del Sol.

El Edificio Pardo Labarta es otro de los símbolos de la ciudad de Vigo, obra de Jenaro de la Fuente. Promovido por Eduardo Pardo Labarta, un rico comerciante que buscaba embellecer la Puerta del Sol a través de varios edificios semejantes.

El edificio recuerda al estilo parisino, ya que parte de un esquema clásico francés. Con gran cantidad de decoraciones sin resultar recargado, la construcción modernista de 1911 representa a la más cuidada y bella arquitectura viguesa de los años veinte.

Edificio de Camilo y Benigno Fernández

El edificio de Camilo y Benigno Fernández en la calle Urzaiz.

Los hermanos Camilo y Benigno Fernández encargaron el diseño de este monumental edificio en piedra al conocido arquitecto Jenaro de la Fuente. Buscaban un estilo modernista similar al del Edificio Pardo Labarta, por lo que ambos son muy parecidos.

En su fachada sobresalen los maravillosos ventanales y balcones en hierro y se encuentra en una de las principales arterias de la ciudad, la calle Urzáiz.

Edificio Bonín

El edificio Bonín en la calle Arenal y esquina de calle Oporto.

También de Jenaro de la Fuente, el edificio Bonín es otra de las grandes representaciones del modernismo vigués. Fue promovido por Manuel Rodríguez Rodríguez, y su nombre procede del de la mujer del mismo, Ángela Bonín, de origen italiano.

Como detalle curioso, algunos aseguran que el diseño de esta construcción nació de la rivalidad de Jenaro de la Fuente con Michel Pacewicz. El arquitecto francés, de origen polaco, acababa de construir el Hotel Moderno, un edificio monumental con un estilo muy semejante. El edificio Bonín podría haber sido un intento de competir por parte del arquitecto gallego.

El proyecto inicial contemplaba continuar por la calle Oporto, pero quedó sin completar debido a la muerte de su propietario.

Iglesia de Santiago de Vigo

La Iglesia de Santiago de Vigo en la calle García Barbón.

La Iglesia de Santiago de Vigo fue construida a finales del siglo XIX con la intención de dotar a la ciudad de un nuevo templo religioso en un momento de buena capacidad económica gracias a la situación industrial y portuaria. El autor del proyecto fue Manuel Felipe Quintana.

Pese a la buena economía que da comienzo a la construcción, la obra se paraliza en diversas ocasiones debido a justo lo contrario, haciendo que no se de por terminada hasta 1907. El estilo de la iglesia es neogótico.

Edificio del antiguo Banco Pastor

El Edificio del Banco Pastor entre las calles Policarpo Sanz y Colón.

Este monumental edificio diseñado por Manuel Gómez Román estaba denominado en un principio como el "Edificio del Banco de Vigo". El proyecto empezó en 1919 y se finalizó en 1923. Se considera la obra más ambiciosa del arquitecto gallego.

En dos años, el emblemático edificio cumplirá 100 años, actualmente, debido a la adhesión del Banco Pastor al Santander, es propiedad del segundo. Recientemente han terminado sus labores de rehabilitación, devolviéndole al edificio su majestuosidad inicial.

Casa de Pedro Román

La casa de Pedro Román en las calles de Fermín Penzol y de Joaquín Yáñez.

En este interesante edificio se encuentra actualmente la Biblioteca pública de Vigo "Juan Compañel". La casa de Pedro Román es un ejemplo claro de la arquitectura ecléctica de Vigo a finales del siglo XIX.

Es una obra de Jenaro de la Fuente para Pedro Román, con la intención de que la planta alta se emplease como casino, un detalle muy irónico teniendo en cuenta el uso que se le está dando en la actualidad. El edificio es conocido popularmente por algunos como "Edificio Ferro" por haber acogido durante muchos años los Almacenes del mismo nombre.

Edificio Simeón

El Edificio Simeón en la Puerta del Sol.

Otra de las joyas de la arquitectura de estilo modernista de Vigo es el Edificio Simeón en plena Puerta del Sol. La finalidad del edificio era acoger a los almacenes de la casa comercial Viuda e Hijos de Simeón García. La obra fue finalizada por Manuel Gómez Román pero en un inicio se le encargó a su hermano Benito, que falleció durante el proceso.

Destaca su estilo afrancesado y su maravilloso techo terminado en una cúpula.

Desde Treintayseis rescatamos el vídeo del año 2012 de Cristian Freire Macías, en el que hace un recorrido por Vigo recreando de manera virtual la imagen que tendría la ciudad si se hubiesen mantenido los edificios que han sido demolidos. Desde luego, de una forma u otra invita a la reflexión, a la par que recuerda la importancia de cuidar el patrimonio actual.

¡Síguenos en Facebook!
Cultura