Mal olor. Es lo que salía de una habitación de la pensión Vianesa, situada en el número 1 de la Calle Montero Calvo (Valladolid). Por ello, otros inquilinos del modesto hospedaje alertaron a los servicios de emergencias de que algo había ocurrido. Fue cuando este domingo por la noche los agentes del Cuerpo Nacional de Policía se trasladaron al edifico con el fin de entrar en aquel cuarto situado en la primera planta. Al abrir la puerta, la sorpresa: hallaron en su interior a la inquilina fallecida. Tenía 41 años y llevaba muerta entre "siete y diez días".

Noticias relacionadas

Nadie sabía quién eran o qué hacía. Ni si quiera el resto de inquilinos de la pensión con los que algunas vez había coincido en las zonas comunes. "Llevaba dos meses en su cuarto, y la verdad es que hacía días que no la veíamos y pensamos que se había ido", han explicado al diario El Norte de Castilla, que avanza la noticia.

De hecho, este mismo medio explica que una pareja de inquilinos consultada cuenta que "era una mujer joven, que durante un tiempo estuvo con un hombre y, la verdad es que hacía poca vida con nosotros y tampoco sabía cómo se llamaba". La mujer fallecida era una auténtica desconocida por lo que sus vecinos de hostal no detectaron que algo había pasado hasta que empezó a haber un mal olor. 

La Policía Nacional busca a los familiares de la mujer fallecida para que se hagan cargo de sus restos.

Según han confirmado fuentes de la investigación al diario El Norte de Castilla, el posterior examen forense que se le ha practicado a la fallecida determina que la inquilina de 41 años había muerto una semana antes por causas naturales. Ahora los agentes de la Policía Nacional tratan de encontrar a algún familiar para que se haga cargo de sus restos.

Un asunto que, a priori, no se ha conseguido, ya que la mujer era poco conocida por sus vecinos de pensión. Otra inquilina, por ejemplo, explicaba al citado medio castellanoleonés que "la habíamos visto alguna vez, pocas, y tampoco sabíamos nada más de su vida". En todo caso, la Policía Nacional ya la ha podido identificar y, mientras busca a los allegados de la fallecida, los restos de la mujer reposan en el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Valladolid.