Un agente de la Guardia Civil ha resultado herido por arma de fuego esta madrugada en la playa de Arinaga, en el municipio de Agüimes (Gran Canaria), cuando realizaba tareas de vigilancia y fue disparado con un revólver por un hombre al que intentó identificar, ha informado el instituto armado.

El agente, de 42 años, tiene una herida grave en un muslo y está ingresado en el Hospital Universitario Insular de Gran Canaria.

El presunto autor de los disparos es un hombre de unos 1,70 metros de altura aproximadamente que todavía no ha podido ser detenido