Un hombre de 44 años ha sido detenido por negligencia grave por haber provocado con su vehículo el incendio en la localidad madrileña de Valdepiélagos, que se extendió hasta Guadalajara y que ha dejado unas 900 hectáreas arrasadas.

Noticias relacionadas

Según han informado a Efe fuentes de la Comandancia de la Guardia Civil, una vez que el SEPRONA comprobó el origen del fuego -que comenzó al arder un vehículo en una carretera próxima a Valdepiélagos-, se procedió a la detención de su propietario ayer mismo, ya que el coche estaba en unas condiciones "pésimas" de mantenimiento.

El hombre fue detenido ayer por la tarde por negligencia grave, y tras prestar declaración, fue puesto en libertad a la espera de que sea llamado a declarar por el juez.

El fuego se originó sobre las once y media de la mañana de este sábado en el vehículo del detenido, que prendió el pasto al lado del asfalto y, a partir de ahí, se extendió por el campo de cereal.

Debido a la rápida evolución a las 15.30 horas se decidió desalojar la urbanización Lago del Jaral, en Guadalajara, y algo más tarde a los 80 vecinos de la urbanización El Frontal, en Madrid.

En esta última urbanización ardió una vivienda prefabricada y varios jardines de otras casas, aunque no hubo que lamentar heridos.

La mayor parte de las hectáreas quemadas son terreno agrícola, aunque hay parte de terreno forestal, y la mitad ha ardido en la Comunidad de Madrid y la otra mitad en Castilla-La Mancha.

En la extinción han trabajado seis helicópteros, unas doce dotaciones terrestres de bombero de Madrid y de Castilla-La Mancha y ha sido necesario pedir al Ministerio de Medio Ambiente el uso de dos hidroaviones.