El pasado 8 de febrero, Tere, una enfermera del centro de salud Ronda Histórica, sufrió un robo en la sala donde dejan sus objetos personales. Lo sustraído fue su bolso, donde la mujer guardaba varias pertenencias, entre ellas las llaves de su coche. Los ladrones se llevaron el vehículo del parking del centro sanitario. Pasados unos días, ha aparecido en un lugar alejado y calcinado

Noticias relacionadas

El Sindicato de Enfermería de Sevilla (SATSE) ha alertado del peligro que sufren los sanitarios día a día en su puesto de trabajo. En el último año, solamente en la ciudad andaluza, se han producido 398 agresiones; el triple que en el 2016. "En los puntos de Urgencia no hay ninguna medida de seguridad", explica Reyes Zabala, secretaria provincial, a EL ESPAÑOL. "Nuestro trabajo es cercano y empático, por lo que la primera medida a tomar tendrá que ser concienciar a la población", aclara. Por ello, debe haber un cambio en la actitud de los usuarios y, aun así, habrá que tomar medidas de seguridad "aunque nos pese". 

Los hechos ocurrieron el pasado sábado, cuando varias personas -todavía no saben si se trata de pacientes- accedieron a un lugar restringido. En la sala se encuentran varias taquillas donde el personal guarda sus objetos personales. Los ladrones se llevaron el bolso de Tere, que ese día estaba colgado de una percha. En el mismo, encontraron las llaves de su coche y en el aparcamiento localizaron el vehículo. Al día siguiente, apareció totalmente calcinado a unos kilómetros del centro sanitario, en una zona poco frecuentada

"Que tuviera la cartera en el bolso me preocupó, aunque no mucho; tenía toda la documentación en el bolsillo", ha explicado Tere. "Un compañero me preguntó si llevaba ahí también las llaves del coche y cuando no las encontré, entré en pánico y llamé al seguro", apunta la enfermera. "El domingo me llamó la Policía para decirme que había aparecido totalmente calcinado", apostilla. Respecto a si saben la identidad de los ladrones, Tere ha explicado que se puede tratar de pacientes de cualquier centro o de personas que entraron solamente con ese fin. 

Desde SATSE piden que se incrementen las medidas de seguridad en los puntos de urgencia de sus centros. "Para el Sindicato este suceso tiene especial gravedad, ya que los delincuentes accedieron por una zona prohibida hasta otra reservada", apuntan. Además, han exigido que se tomen las medidas necesarias de seguridad. Estas deben contar con la presencia de guardias de seguridad, cámaras, así como la dotación de puertas, cerraduras y alarmas en la zonas de personal. 

También, han reclamado a la Administración sanitaria que se implique en el asesoramiento profesional, jurídico y psicológico de la profesional afectada por este grave suceso.