Fernando Moreno, el hombre de 66 años golpeado brutalmente el domingo en un camino rural de la localidad madrileña de Camarma de Esteruelas, continúa hospitalizado en estado muy grave, mientras su familia pide ayuda ciudadana para detener al agresor o agresores. El hombre fue hallado malherido, con la cara y la cabeza amoratada y muy ensangrentada, sobre las 16.30 horas del día 29, tirado en un camino cercano a la depuradora municipal, a orillas de la M-119, por un ciclista que pasaba por allí, que llamó a los servicios de urgencias. El agredido, que llevaba poco tiempo jubilado, solía hacer esa ruta antes de comer.

Noticias relacionadas

Hasta el lugar acudió una ambulancia del Summa-112, cuyos sanitarios comprobaron que el hombre presentaba un traumatismo craneoencefálico severo y dificultad respiratoria, por lo que fue intubado y trasladado muy grave en una UVI al hospital de la Princesa de Madrid, donde hoy permanece en coma y con respiración asistida tras ser operado, han indicado a Europa Press fuentes sanitarias.

Agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Paracuellos del Jarama se encargan de la investigación de los hechos para identificar al autor o autores y el móvil de la violenta agresión y han dado varias batidas por la zona para recabar pistas, han informado a Europa Press fuentes de la Comandancia de Madrid. De momento, todas las hipótesis están abiertas, aunque podría descartarse la del robo, ya que el hombre tenía sus joyas con él, así como su reloj, móvil y cartera.

Ante lo extraño del caso, la familia de Fernando ha pedido a través de los medios de comunicación a la ciudadanía que se ponga en contacto con la Guardia Civil ante cualquier pista o indicio sobre lo sucedido. Según han explicado, perdieron la comunicación con su GPS sobre las 12.30 horas de ese día, posible momento de la agresión. Creen que el autor o autores emplearon algún objeto contundente como un bate o una barra de hierro fuerte vista la contundencia de las heridas.

La familia de la víctima espera tras su llamamiento que algún ciclista o persona que conozca la zona pueda aportar algún detalle o pista de lo sucedido. Además, consideran que se trata de un intento de homicidio, pero desconocen los motivos, ya que afirman que Fernando era "una persona amistosa y no tenía enemigos ni vicios".