Un hombre de 72 años ha sido detenido en Pontevedra tras irse sin pagar de un restaurante en Nochevieja. Este cenó un menú a base de cigalas cocidas, centollo, chuleta de ternera, una copa de vino, tarta de Santiago y café. Además, los camareros se quejaron de la actitud del hombre: tuvo una conducta inadecuada en el local y llegó a tirarse al suelo. La factura ascendía a más de 40 euros. 

Noticias relacionadas

La Policía Local fue alertada sobre las 23:45, cuando los responsables del establecimiento hicieron la llamada de alerta. Explicaron a los agentes que el hombre había intentado dirigirse a la puerta de salida para irse sin pagar. Cuando le reprocharon su actitud, empezó a comportase como si estuviera borracho. Además, se tiró al suelo del local "llamando la atención de todos los clientes". Tal y como explicó la Policía, el hombre fue ayudado a incorporarse y se sentó en una silla, "ya que aparentaba estar en cierto estado de embriaguez". Cuando le preguntaron por qué no quería pagar la cena, alegó que no había consumido nada. También, el hombre aseguró que había llegado a Pontevedra en tren. 

Este no es el único altercado que se produjo en Nochevieja. En Meicende (La Coruña), un hombre murió debido a un golpe tras una pelea. El joven, de 31 años, se encontraba junto a su familia en un hotel de la localidad. Allí, en la zona de la discoteca, comenzó la discusión. Los hechos sucedieron sobre las seis de la mañana y los testigos lo describen como una verdadera "batalla campal". En Murcia, otro hombre falleció tras una pelea en una discoteca. El fallecido, de 30 años y nacionalidad ecuatoriana, perdió la vida tras ser apuñalado en los alrededores de la discoteca Ibiza, en la zona de las Atalayas. La Policía ya ha detenido al presunto autor de los hechos. 

El 112 registra un 46% más de incidencias en Nochevieja y Año Nuevo. Las tipologías más demandadas han sido las asistencias sanitarias (70 atenciones), la seguridad ciudadana (46), los incendios (13) y los accidentes de circulación (ocho).