Matías es un nombre masculino de origen hebreo que quiere decir 'regalo o don de Dios'. Hoy, en España, 15.365 hombres celebran su santo gracias a San Matías.

Este santo vivió durante el siglo primero y fue, según narran los Hechos de los Apóstoles, nombrado apóstol después de la muerte de Jesucristo, como sustituto de Judas Iscariote tras su suicidio. Es el único que no fue designado por Jesús, quien ya había ascendido a los cielos.

Como cuenta el Nuevo Testamento, fue discípulo de Jesús desde el primer momento, acompañando a los Doce en la vida y el misterio de Dios. Es nombrado en la Historia de la Iglesia, escrita por Eusebio de Cesarea, como uno de los Setenta.

La suerte quiso que fuese elegido él y no José Barsaba para entrar en el selecto grupo. Según la tradición, debía haber doce patriarcas para evangelizar a las doce tribus de Israel. Por ese motivo fue elegido para remplazar a Judas, a pesar de que tanto con la muerte de Santiago el Mayor como con la de Pablo de Tarso no se consideró ningún sustituto. Por lo tanto, se considera que ellos dos no finalizaron su apostolado.

Por orden de Santa Elena,sus restos fueron llevados a Tréveris, donde se venera su tumba. También se veneran sus reliquias en Padua, Roma y Lima. Es el patrón de los carniceros y de los arquitectos, y su fiesta se celebra de manera especial en Aragón y en Baleares el 24 de febrero.

Este y otros santos son celebrados durante el 14 de mayo:

San Abrúnculo de Langres

San Cartago de Lismore

Santa Enedina de Cerdeña

Santa María Mazzarello

San Máximo de Asia

San Miguel Garicoïts

San Poncio de Cimiez

San Eremberto de Tolouse

San Galo de Clermont

San Isidoro de Quío

Santa Justa de Cerdeña